Mujer y agroecologista, el relevo en Semarnat

María Luisa Albores es la nueva secretaria de Medio Ambiente, en sustitución de Víctor Toledo. Con menos cartas académicas entre los ambientalistas, la ingeniera agrónoma que hasta ayer dirigió la Secretaría de Bienestar es una defensora de la agricultura orgánica y el trabajo territorial

Texto: Daniela Pastrana y Reyna Haydé Ramírez
Fotos: Duilio Rodríguez

Ciudad de México.- La política ambiental del país cambió de encargado pero no de línea. María Luisa Albores, la nueva responsable de Medio Ambiente, es una defensora de los modelos de agroecología, en los que ha trabajado toda su vida.

Este miércoles, el presidente Andrés Manuel López Obrador oficializó los cambios en su gabinete: Albores, quien hasta ayer fue secretaria de Bienestar, pasará a la secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en sustitución de Víctor Manuel Toledo, quien renunció después de que 15 meses en el cargo, por motivos de salud y en medio de una fuerte tensión dentro del gabinete por su oposición al uso de agroquímicos.

“Está fuertísimo el lobby de las embajadas con el tema del glifosato”, relató un integrante del equipo de Toledo.

Albores González no tiene empacho en decir que los fertilizantes sintéticos y plaguicidas “no son buenos”. Pero tampoco está peleada con usarlos en una transición a un modelo de agricultura más sustentable.

En los 21 meses que estuvo en la Secretaría de Bienestar, operó los cambios institucionales y la estrategia territorial para quitar intermediarios y eliminar el uso electoral de los programas sociales. “Aguantó todas las presiones de organizaciones gremiales y legisladores que insistían en ser gestores de programas”, dice uno de sus colaboradores.

Sobre todo, hizo una apuesta fuerte por la organización comunitaria, “no para conseguir cosas sino exigir derechos” y por la integración de programas de distintas dependencias desde un enfoque de equilibrio entre personas, comunidades y medio ambiente.

Su nombramiento cierra la pinza de una estrategia territorial que implica a varias dependencias, desde una secretaría que cruza todos los programas sociales pero que hasta ahora ha sido más bien técnica. Ahora, sus mayores retos serán los megaproyectos de desarrollo – que ella ayudó a combatir en la sierra norte de Puebla- y las presiones de la agroindustria para temas como el de los fertilizantes.

A su cargo estarán también 8 instancias sectorizadas: la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente; las comisiones nacionales de Agua, Áreas Naturales Protegidas, Biodiversidad y Forestal, además de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, y los institutos de Ecología y Cambio Climático y de Tecnología del Agua.

María Luisa Albores, la nueva responsable de Medio Ambiente.

En la Secretaría de Bienestar, Albores González deja pendiente, entre otras cosas, el diagnóstico para llegar a los 7 millones de personas que viven en comunidades más alejadas, y el registro natal de personas sin actas de nacimiento.

Su lugar será ocupado por Javier May, quien hasta ayer fue el subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional de la misma secretaría, y quien estaba a cargo de uno de los programas estelares del gobierno: Sembrando Vida. Se prevé que la subsecretaría sea suprimida, como otras 10 subsecretarías que fueron canceladas por el plan de austeridad.

Te invitamos a continuar leyendo esta nota en el sitio de Pie de Página:

En Pie de Página nos importa la información que tiene que ver con la gente, que explica las causas y consecuencias de las decisiones de los grupos de poder en su vida cotidiana, pero que también abre espacios para la reflexión, la búsqueda de soluciones y la vinculación con los mecanismos de cambio.

Deja tus comentarios

Relacionados

El agua que nadie ve

Las aguas subterráneas son casi invisibles; si a eso se le suma una clasificación poco clara de los usos que se les da al ser concesionadas y la...