Abogada feminista en Vallarta bajo acoso y perseguida

Reproducir

Abogada feminista en Vallarta bajo acoso y perseguida

“Si esto me pasó a mí, que soy una figura reconocida que tiene contactos y conoce los procedimiento, ¿Qué le espera a una mujer víctima de violencia que viene con todo el temor y carente de herramientas a poner una denuncia a la fiscalía?», cuestiona muy molesta la abogada y defensora de derechos humanos Sandra Quiñones. 

Perimetral la busca porque a principios de junio la coordinadora del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (Cladem) en Jalisco, sufrió un intento de privación de la libertad afuera de la Fiscalía Regional de Puerto Vallarta.

Te sugerimos leer Falla fiscalía en investigar a pederasta, el gobierno administra el problema en redes sociales y la menor es revictimizada

La abogada Sandra acompaña denuncias penales sobre violencia y conoce de cerca la ineficacia e indolencia de las autoridades en materia de justicia en Jalisco.

Y ahora le tocó ser la víctima.

Para Sandra Quiñones, la perspectiva de género en Jalisco es sólo un discurso y supuestos millones de pesos, que no se reflejan en inseguridad que atraviesan las mujeres. 

Un riesgo anunciado

Donde se ubica la Fiscalía Regional en Puerto Vallarta, el Centro de Justicia para las Mujeres y los Juzgados de Oralidad, es una zona señalada por la abogada y otra activistas como «un espacio peligroso para las mujeres», según lo describe:

Ni las autoridades de hace años ni las de ahora hicieron caso de esas voces que les advirtieron que esta era una zona donde las mujeres no podían sentirse seguras.

Esta inseguridad del espacio disminuye las posibilidades de que las mujeres denuncien los delitos de los cuales son víctimas, lo cual de por sí ya es complicado de lograr. 

Con la frustración que ha implicado para Sandra Quiñones proveerse de protección, aseguró que el Estado no puede decir que le preocupan las mujeres.

Esto puede interesarte Nadie explica por qué desaparecen a las mujeres en Jalisco

“Me cambió la vida por completo”

Desde el día de la agresión Sandra padece estrés postraumático, no ha dejado su trabajo pero entrar a la Fiscalía la altera.

Está en un acompañamiento terapéutico, pero aún así se despierta por las noches.

La fiscalía y funcionarios de primer nivel en el estado de Jalisco, con los que Sandra ha hablado para pedirles ayuda, denuncia que textualmente la cuestionan “De que se preocupa, si al final no le pasó nada”.

La defensora está integrada al Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

Si tocan a una respondemos todas

Organizaciones civiles en México y a nivel internacional han expresado solidaridad y respaldo a su trabajo y situación que enfrenta.

Para Sandra Quiñones, sin duda este es un episodio muy fuerte en su vida, pero que no la va a detener porque su lucha ha estado puesta en lograr que las niñas y mujeres puedan tener una vida sin miedo.

También puedes leer Front Line Defenders alerta: en riesgo opositora a Presa Milpillas

Fotos: Sandra Quiñones. Fecha de publicación 22 de junio de 2022

Este periodismo es independiente en lo editorial y financiero. Estamos comprometidas a publicar contenidos éticos, novedosos, críticos y con un enfoque de derechos humanos.

Sé parte de la audiencia activa que sostiene este medio y sus proyectos. Aunque el acceso a nuestro sitio web se mantendrá abierto sin costo, puedes gratificar y reconocer a quién consideres oportuno:

Por favor déjanos conocer tus opiniones sobre lo que leíste o escuchaste ¿Es #PeriodismoParaUsarse?.

También puedes hacer una donación (monetaria o en especie) a la Asociación Civil, vía perimetral.press@gmail.com

Susana Rodríguez
+ posts

Periodista que recién incursiona en publicaciones independientes y en organizaciones civiles. Escribo gozosa para el Observatorio Digital de Violencias y ahora en Perimetral.

Periodista que recién incursiona en publicaciones independientes y en organizaciones civiles. Escribo gozosa para el Observatorio Digital de Violencias y ahora en Perimetral.

Deja tus comentarios

Relacionados

Historias que no venden
Gratificaciones PerimitralGRATIFICACIONES