Violencia y desigualdad, la magia de los Pueblos Mágicos

Reproducir

Violencia y desigualdad la ´magia´de los Pueblos Mágicos

Por: Susana Rodríguez. Foto: SECTUR. Fecha: 22 enero, 2024

El programa federal Pueblos Mágicos creado en el año 2001, ha acentuado dos problemáticas a las ciudades o localidades que han recibido tal nombramiento: la división y enfrentamiento entre quienes merecen los beneficios y quienes no; así como la fetichización de prácticas tradicionales e identitarias para complacer a los visitantes.

En entrevista con el investigador Carlos Alberto Crespo Sánchez, del Instituto de Investigación y Estudios de las Ciudades (INCiudades) del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD) de la Universidad de Guadalajara, critica los “criterios de calidad” no escritos que determinan quienes son dignos y quienes no de obtener el beneficio económico de vivir en un pueblo mágico.

En su análisis surgen preguntas: ¿Quiénes son realmente los beneficiarios?, ¿Desde dónde se determina que son ellos y no otros? y ¿Por qué en muchos casos quedan fuera del beneficio justo quienes le dieron la “magia” al pueblo?

Fuera comercio informal en Tlaquepaque

El 19 de diciembre 2023 los comerciantes establecidos del centro histórico de San Pedro Tlaquepaque, hicieron público un comunicado en el cual solicitaban a la autoridad municipal retirar a todos los informales del centro por el mal aspecto de daban a las personas visitantes, entre otros motivos.

Respecto a esta iniciativa que pudiera replicarse en otras ciudades que también son Pueblos Mágicos el académico de INCiudades, cuestionó la división y “selectividad” de quien debiera ser beneficiario y quien no de la denominación, en términos económicos.

“Lo que pasó en Tlaquepaque muestra que la denominación vino a traer una transformación del sitio donde la inversión del capital -promovida por la denominación- ha aislado de los beneficios a una buena cantidad de prestadores de servicios turísticos y comerciantes que no entran dentro de los planes que tiene el proyecto al impulso turístico”

Dentro de la denominación justo quedan fuera comerciantes y artesanos en la informalidad, que en muchos casos fue la parte que le dio el toque de mágico a la ciudad, apunta.

Entre un gran comerciante con una inversión de capital que aporta sus impuestos y un pequeño artesano que aprovecha la calle para vender sus productos como una forma de vida no hay posibilidad de competencia.

El investigador precisó que la crítica es específicamente hacia la desigualdad de oportunidades existentes, no hacía el turismo como una fuente de economía y mucho menos es una especie de xenofobia, como muchas voces han querido hacer ver.

Lo que se exige es un piso parejo para el desarrollo.

“Estamos a favor del intercambio social, pero un intercambio social en igualdad de circunstancias, no un intercambio que condene a las sociedades locales a tener que diluir todo aquello que los vuelve personas, grupo social identificado y apropiado con el entorno”.
Un bien cultural fetichizado

A 22 años de haber iniciado el programa Pueblos Mágicos, las transformaciones en los entornos y en las tradiciones son evidentes. Y es que ofrecer “experiencias significativas” a las y los visitantes tiene un costo.

Para Carlos Alberto Crespo, el proceso de fetichizar un bien cultural -como los que destacan a estos espacios- conlleva a que posiblemente la esencia del acto o la práctica que le daba identidad al lugar y su población, pase a convertirse más en un producto o una escenografía.

Muchas veces se trata de prácticas vinculadas a usos, costumbres y tradiciones convertidas en un producto replicado con el fin de venderla los 365 días del año. Esto tiende a transformar la relación que las personas locales tienen con esas prácticas que pueden incluso estar centradas en una cosmovisión del mundo, agregó el investigador.

En términos subjetivos esta fue y sigue siendo una de las preocupaciones principales, que las tradiciones esenciales de los pueblos se vuelvan una escenografía.

El “Mexican curious”

Cuando las identidades se vuelven productos promovidos para atraer el turismo lamentablemente la población las empieza a entender como formas de subsistencia y no de existencia.

Hay una gran diferencia entre ver estas tradiciones y formas de vida como esencia existencial a verlo como medio de subsistencia.

Para el especialista esta crítica no está relacionada con la manera en que cada grupo social elije asumir y transferir su identidad al otro, sino en la imposición externa de esa evolución identitaria.

“La transformación es parte de todas las culturas, sin embargo habría que cuestionar una transformación impuesta regida por el poder del capital que presiona y obliga a transformar una tradición como producto”, agregó.

Habló el investigador por ejemplo del fenómeno global de la apropiación cultural donde grandes capitales extranjeros han hecho uso de prácticas muy propias de comunidades para comercializarlas, sin ningún apuro.

Caros al visitante, empobrecidos a locales

En Jalisco hay 12 localidades que poseen la denominación de pueblo mágico: Tapalpa, Tequila, Mazamitla, San Sebastián del Oeste, Lagos de Moreno, Mascota, Talpa de Allende, San Pedro Tlaquepaque, Ajijic, Cocula, Sayula y Temacapulín.

Estos tres municipios recibieron la denominación en 2023

La magia trajo consigo a muchas de estas ciudades el encarecimiento de la vivienda, los servicios y productos básicos para la vida. Lo cual ha implicado, por una parte, que el acceso a los derechos fundamentales de la población local se complique. Y por otro lado, relega -en términos territoriales- a la población a las periferias.

No hay documentos o cifras certeras que hablen al cien por ciento de este fenómeno, pero existen muchas voces en las ciudades que lo han dejado saber a partir de sus propias experiencias.

“Si el aumento en el valor del suelo implica un aumento en el predial, implica un aumento en el costo de la renta, evidentemente habrá desplazados”, específico Carlos Alberto.

Mazamitla: mágico y caro

Una de las 12 ciudades en Jalisco denominada Pueblo Mágico es Mazamitla, hay 14 mil 43 habitantes, está ubicado en la región sureste del estado.

De acuerdo al Instituto de Información Estadística y Geográfica de Jalisco (IIEG), Mazamitla durante 2021 y 2022 ocupó el tercer lugar de incidencia delictiva.

En entrevista de Perimetral con María José Orozco Magaña, coordinadora de Pueblos Mágicos en el municipio comentó que los beneficios del nombramiento son muchos, cuando había recursos en el programa se hicieron muchas obras, la mayoría de ellas para embellecer el centro de la ciudad y algunos lugares considerados emblemáticos.

Otros beneficios que ella enumeró fue estar dentro de las listas de pueblos mágicos en las redes sociales y páginas de internet lo que se traduce en visitantes e ingresos.

Los principales beneficiarios son los prestadores de servicios turísticos considerando a los pequeños productores, comerciantes y artesanos.

“Les hemos dado la oportunidad cuando hay más afluencia de turismo, de repente no tanto que estén en sus mercaditos, si no que salgan afuera para que la gente los conozca más, así se les ha impulsado para que también reciban un beneficio”, agregó.

Las personas locales en Mazamitla para vacacionar prefieren ir a zonas de playa u otras ciudades, aunque también hay quienes por diversas razones no pueden salir del pueblo y buscan disfrutar de los lugares atractivos del propio municipio.

Como habitante de Mazamitla ella es consciente de que a partir del nombramiento la dinámica de vida cambió por completo, su infraestructura, la afluencia de visitantes, el incremento de construcción de cabañas para alojamiento.

Aunque la búsqueda del programa de Pueblos Mágicos es que Mazamitla sea un pueblo vivible y visitable, la realidad es que sí se ha encarecido la vida, tanto de la vivienda como de los productos básicos.

Encarecimiento de terrenos por demanda
Foto: Municipio San Sebastián del Oeste

Las personas que visitan San Sebastián del Oeste terminan por comprar un terreno o casa para quedarse, eso pareciera muy “mágico”, aunque para quienes son originarios de este lugar no lo es tanto.

Este gusto por vivir entre la sierra ha provocado el encarecimiento de la tierra y la escasez de agua.

En entrevista con Estela Aguirre Mendoza, encargada de la dirección de Turismo del municipio compartió los pros y contras que ha traído a San Sebastián el programa de Pueblos Mágicos.

Sin duda ha implicado un crecimiento en el desarrollo turístico, mayores ingresos y generación de empleos; inversión en infraestructura en las zonas consideradas atractivas para el turismo, como los edificios históricos y proyección a nivel nacional e internacional.

Sólo que estos beneficios han tenido un costo para la población local- por ejemplo- la confrontación entre comerciantes formales y vendedores ambulantes. Si bien hay muchos apoyos de gobierno del estado y en su momento del programa de Pueblos Mágicos, a los que no tenían acceso los comerciantes informales por falta de documentos, aún así las inconformidades prevalecen.

Otra modificación en la dinámica, que tiene también sus beneficios y perjuicios es que el día que hay mayor cantidad de visitantes son los domingos, esto provoca un caos vial y entorpece algunas de las actividades de las personas que viven en la ciudad, compartió Estela.

Comentó que las temporadas altas de turismo en este municipio son: enero por las fiestas patronales, abril, septiembre y noviembre; las temporadas bajas: mayo, junio y octubre.

El incremento en la cantidad de visitantes ha implicado mayor demanda de los servicios y el agua principalmente ya no es suficiente, ese es un cambio que no les favoreció en nada, comentó la funcionaria municipal.

Pueblos Mágicos de Jalisco: violencia y desaparición

En la presentación del micrositio Red Lupa, del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia A.C. (IMDHD) la organización habló del resultado de una evaluación en los estados sobre la desaparición de personas, Jalisco está entre las tres primeras entidades con un problema grave de desaparición.

Tamaulipas y el Estado de México son las otras dos entidades.

El pasado 6 de enero -en el centro de Mazamitla- un desfile de vehículos rotulados del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) entregaron regalos y dulces a niñas y niños, sin que elementos de la policía municipal, ni de la Guardia Nacional interviniera.

La coordinadora de Pueblos Mágicos en Mazamitla compartió que en 2022 la situación se tornó compleja para la ciudad por la presencia el crimen organizado, lo que implicó una baja en la afluencia de visitantes que perjudicó a los prestadores de servicios turísticos y comerciantes.

En Lagos de Moreno, el pasado 11 de agosto de 2023 ocurrió una desaparición masiva de cinco jóvenes: Roberto Olmeda Cuéllar, Diego Lara Santoyo, Uriel Galván González, Jaime Martínez Miranda y Dante Cedillo Hernández.

Este hecho recordó la desaparición masiva ocurrida el 7 de julio de 2013 de los jóvenes Ángel de Jesús Rodríguez Hernández, Daniel Armando Espinosa Hernández, Eduardo Isaías Ramírez Hernández, José Gerardo Aguilar Martínez, Cristian Ávila Cardona, Marco Antonio Ramírez Cárdenas  y Rodrigo Espinosa Aguayo.

Ellos desaparecieron y posteriormente los encontraron sin vida en una finca rumbo al camino de La Sauceda conocida como ‘La ley del monte’, a la cual le llamaron ‘La ley de la verdad’, documentada por Cuadrante 7.

San Pedro Tlaquepaque es uno de los municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara, ocupa el cuarto lugar en desapariciones con mil 148 personas de acuerdo al Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RPDNO).

Dignificar a la población, ese debe ser el beneficio

De acuerdo a los lineamientos oficiales para que las localidades incorporadas al programa mantengan su nombramiento deben cumplir con ciertos indicadores de evaluación de desempeño y criterios de certificación del programa. Los requisitos a cumplir son:  institucionales y de gobierno; patrimonio y sustentabilidad; económico y social y de turismo.

Para el investigador de la Universidad de Guadalajara, es esencial que los pueblos mágicos retribuyan una vida digna a la población, ahí es donde puede medirse el efecto del programa. No tiene cabida que haya pueblos mágicos que tienen tasas medias o altas de falta de acceso a servicios básicos, población empobrecida marginal o expuestos a altos índices de violencia.

En la gestión del programa de pueblos mágicos, en los municipios tendrían que estar involucradas las dependencias vinculadas con el beneficio social, económico y educativo.

“No se pueden desligar los aspectos culturales con el desarrollo humano y social de la población tendrán que existir estrategias que los una, para medirlos”, agregó el investigador.

Cuando el gobierno federal destinó recursos para el programa hasta 2019, normalmente el capital fue destinado para reformar áreas urbanas diseñadas para el disfrute del turismo de alto poder adquisitivo y sectores que también tienen potencial turístico quedan relegados, argumentó Carlos Alberto Crespo.

Este periodismo es independiente en lo editorial y financiero. Estamos comprometidas a publicar contenidos éticos, novedosos, críticos y con un enfoque de derechos humanos.

Sé parte de la audiencia activa que sostiene este medio y sus proyectos. Aunque el acceso a nuestro sitio web se mantendrá abierto sin costo, puedes gratificar y reconocer a quién consideres oportuno:

Por favor déjanos conocer tus opiniones sobre lo que leíste o escuchaste ¿Es #PeriodismoParaUsarse?.

También puedes hacer una donación (monetaria o en especie) a la Asociación Civil, vía perimetral.press@gmail.com

Periodista que recién incursiona en publicaciones independientes y en organizaciones civiles. Escribo gozosa para Perimetral.

Relacionados

Del dato al relato
Gratificaciones PerimitralGRATIFICACIONES