¡Y que soporten! crónica de la resistencia Trans

Reproducir

¡Y que soporten! crónica de la resistencia Trans

La equipa de Podtrans, el laboratorio de periodismo y comunicación con las disidencias sexuales que hizo Perimetral, nos trae el paso a paso de la marcha del Orgullo 2022, en Guadalajara.

En los últimos 25 años las marchas del orgullo gay, se han centrado en la homosexualidad, la fiesta, brillantina y arcoiris.

Pero poco a poco cada junio el arcoiris ha tenido que ser incluyente, no con la diversidad, sino la disidencia, incluso con el dolor cuando marchan familias de mujeres trans desaparecidas.

Zafiro Dessiré, mujer Trans que canta rolas en la calle con su guitarra y sobrevivió a un episodio de transfobia en el parque Rojo, fue coleccionando momentos de su primera marcha de visibilización en Guadalajara:

Pérdida buscando a las amigas, pero cantando

Aide caminó sola casi toda la marcha. Realmente es complicado por la cantidad de personas que se han sumado a las marchas cada junio, encontrar a alguien.

Según datos reportados por agentes de vialidad, alrededor de 15 mil personas encontraron bajo el lema: “yo también soy familia”.

Marcha con niñez y el festival musical, lejos del centro

La caminata fue de La Minerva a la plaza Liberación. Este año no tuvo presencia de partidos políticos, pero si se integró un contingente de la Universidad de Guadalajara encabezado por el rector general, Ricardo Villanueva Lomelí.

Te sugerimos escuchar Orgullo doble: wixarika y gay

Juno inició su transición hace poco tiempo. Ella atrapó las miradas con su personalidad salida de un comic en blanco y negro. Aquí su video.

Mi primera marcha, ya como mujer Trans

Fue un día especialmente caluroso, mucho tráfico y gente; gente que se puede identificar bastante bien que nos acompañan en el viaje hacia el mismo destino, ya sea en su vestimenta, maquillaje o accesorios dejan ver que van hacia el mismo punto y con el mismo objetivo: visibilizar, hacer conciencia, marchar.

Ya en el punto de inicio de la marcha, en la glorieta La Minerva, se comienza a ver a lo lejos las banderas, de todas las distintas orientaciones e identidades haciéndose visibles.

Llegar con el contingente te hace sentir en un ambiente muy amigable que te da una sensación de libertad, donde puedes desenvolverte sin miedo; todes son y dejan a les demás ser.

Al ser mi primera marcha no sabía exactamente qué hacer. De haber estado sola es probable que fuera una experiencia bastante diferente, pero tenía a mis amigas de apoyo.

Juno, Fernanda y Sara fueron con las primeras que comencé esta primera marcha en vida de mujer trans, y al final se integraron Aide y Ariadna; tuvieron que caminar entre la gente para encontrarnos y fue divertido.

Quizá te interesa leer Vivir trans* en México

Festividad…y duelos

Pude ver cómo se preparan para salir los distintos grupos, empresas, asociaciones y carros alegóricos, cada uno con un ambiente distinto: unos más alegres con tambores y canciones y otros más serios representando pérdidas.

Hubo un lugar especial y acordonado muy impactante, pues llevaban vacíos reservado para personas desaparecidas o que ya no están entre nosotras.

Al principio nos integramos con el grupo de Impulo Trans y su batucada cantando ¡Aquí está la resistencia trans e intersex!, poco a poco nos fuimos separando y quedando atrás por toda la gente que había y quedamos con otres cantando.

Le gritábamos a la gente que nos veía desde sus balcones ¡Ese del balcón también es maricon! y pidiendo besos.

Lo que me llamó la atención fueron las porras con las letras del acrónimo LGBTIQA+ en el grito de todas.

Una marcha amorosa, solidaria

Al marchar con toda la gente vas viendo distintas cosas, unas que te alegran y otras que no tanto; fue bello ver personas dando besos gratis, mamás dando abrazos para aquellas personas que fueron rechazadas por sus familias y familias con sus hijes enseñándoles a respetar la diversidad.

Hubo carteles que decían Mi amor no mata, tu homofobia si ó Bisexual porque mi mamá me dijo que comiera de todo.

Entre las partes que me entristecieron, fue el contingente de personas desaparecidas, una pareja marchando por les hijes que no tuvieron y quieren que las nuevas generaciones sí logren adoptar sin problemas legales.

De esta experiencia me llevo cosas muy bonitas y en la siguiente marcha quiero gritar, bailar y hacerme más visible de lo que me hice en esta, porque… aquí estoy y no me voy.

Texto: Natalia. La crónica en su totalidad corresponde a Juno, Aide y Zafiro.

Foto: Aide. Fecha de publicación: 5 de junio 2022

Este periodismo es independiente en lo editorial y financiero. Estamos comprometidas a publicar contenidos éticos, novedosos, críticos y con un enfoque de derechos humanos.

Sé parte de la audiencia activa que sostiene este medio y sus proyectos. Aunque el acceso a nuestro sitio web se mantendrá abierto sin costo, puedes gratificar y reconocer a quién consideres oportuno:

Por favor déjanos conocer tus opiniones sobre lo que leíste o escuchaste ¿Es #PeriodismoParaUsarse?.

También puedes hacer una donación (monetaria o en especie) a la Asociación Civil, vía perimetral.press@gmail.com

Perimetral
Web | + posts

PERIMETRAL #PeriodismoParaUsarse, hace periodismo de investigación con enfoque de derechos huamnos; somos también una red de medios independientes que dan cobertura a la agenda social, política y cultural en el estado de Jalisco.

PERIMETRAL #PeriodismoParaUsarse, hace periodismo de investigación con enfoque de derechos huamnos; somos también una red de medios independientes que dan cobertura a la agenda social, política y cultural en el estado de Jalisco.

Deja tus comentarios

Relacionados

Historias que no venden
Gratificaciones PerimitralGRATIFICACIONES