Solo con terapias CECOVIM no bajará la violencia machista

Reproducir

Solo con terapias CECOVIM no bajará la violencia machista

Por: Susana Rodríguez. Foto: Archivo Publicación: 7/11/2022

La cultura machista en violentadores denunciados judicialmente, no se revierte con 16 o 32 sesiones de dos horas, donde la mayoría son condicionados a ir a terapia, por la Fiscalía del Estado de Jalisco.

A partir de una denuncia en su contra, por la violencia que ejercieron en casa, contra la familia o una mujer, en teoría, quienes tienen órdenes de alejamiento, son redireccionados a terapia, pero no es suficiente, así lo explican terapeuta y colectivos vs machismo.

En Perimetral, antes de que se diera el informe final de los Centros Especializados para la Erradicación de las Conductas Violentas hacia las Mujeres (CECOVIM) de la secretaria de Igualdad Sustantiva, por transparencia, detectamos inconsistencias.

En el documento de transparencia, la Secretaría de Igualdad respondió que sobre el tema de masculinidades contó con los servicios de la organización ProSociedad- Desarrollo Humano de Jalisco SC quienes en su página de internet se anuncian como una agencia de desarrollo especializado en el fortalecimiento y sostenibilidad de organizaciones, no menciona nada sobre masculinidades.

Incluye además una lista de personas contratadas para impartir los talleres, de manera posterior solicitamos una entrevista a la secretaría para hablar sobre la especialización en el tema de masculinidades de quienes brindan esta formación y no obtuvimos respuesta.

A la par, surgen desde la sociedad civil cuestionamientos a la aplicación de un presupuesto y los resultados entregados como reflejo de este recurso.

Estrategia atómica

El modelo CECOVIM es una estrategia de la secretaría de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres, que comenzó en funciones en junio de 2017.

En cinco años se registraron en terapias a 671 hombres, el 85% de ellos fueron por “obligación” a los talleres.

Sólo la mitad, concluyeron el proceso de reeducación. 

Para la mayoría de los hombres su formación correctiva fue de 4 meses y sólo en algunos casos fue de 8 meses.

La obligatoriedad de los talleres deja mucho que desear de las posibilidades de transformación en un hombre, dijo en entrevista la psicóloga Natalia Ivereck, integrante del grupo Psicólogas Feministas.

Problema profundo tratado superficialmente

Las reflexiones y cuestionamientos de las masculinidades surgieron del movimiento feminista, señalando las opresiones permitidas por los roles preestablecidos.

Se avanza diseccionando las masculinidades tóxicas, entendiendo formas no violentas.

Justo es un proceso largo como lo explica Adrián del colectivo Dejar de Chingar.

Una vez que un hombre comienza con este proceso, debe estar consciente que la transformación es constante y se vuelve un acto colectivo.

A diferencia de los talleres en CECOVIM, que se vuelven cuotas de horarios para que sea retirada lo punitivo «de ir a terapia.»

Desde la experiencia del colectivo Dejar de Chingar, asistir a un taller de reeducación no es garantía de nada.

¿Cómo se evalúa a facilitadores?

Este medio solicitó durante cinco meses, entrevista grabada con la titular de la dependencia de reciente creación, la SISEMH, Paola Lazo. Nunca accedió.

El medio pidió una vocería e incluso con la subsecretaría María Elena García, para conocer detalles del funcionamiento de los Centros Especializados para Erradicar las Conductas Violentas hacia las Mujeres, pero no se dió respuesta o cita, ni explicación de por qué no.

De los once personas contratadas, de las cuales cinco permanecieron del 2020 al 2022, no hay evidencia pública de experiencia, formación académica, tipo de metodología de trabajo.

Solo con terapias CECOVIM no bajará la violencia machista, porque afuera incluso el sistema judicial es violento.

O como señala la terapeuta Natalia Ivereck, si los facilitadores de los talleres no son hombres que estén resueltos en su propia masculinidad, hay poca garantía que esté funcionando el programa.

Y las instituciones en general siguen siendo discriminatorias, machistas y violentas en su atención.

Indispensable otro enfoque

La violencia machista es una problemática compleja, inmersa en las instituciones y en la sociedad, histórica que responde beneficia al modelo económico donde los roles de género están preestablecidos.

Por lo tanto, coinciden a quienes consultamos, no es una enfermedad y no se “cura” con talleres.

Para Natalia Ivereck hay dos aspectos que esta “formación de reeducación” debería considerar.

Una es que los agresores acudan con una o varias mujeres de su familia, pues desde su perspectiva el cambio debe entenderse desde las relaciones y el origen.

El otro tema es que más allá del manejo de las emociones, es indispensable que los hombres, hagan consciencia de sus relaciones de poder y privilegio.

Para el colectivo Dejar de Chingar, es indispensable que se entienda el proceso como un ejercicio colectivo, no lineal que dura “toda la vida”.

Estrategia gubernamental sin seguimiento

A partir de los indicadores que se incluyeron como parte del informe de CECOVIM desde la experiencia de las organizaciones, la institución se quedó corta.

No basta con una encuesta de entrada y de salida de los hombres participantes.

Para Natalia Ivereck, el hecho de que solo cinco mujeres víctimas hayan respondido al seguimiento de sus agresores, debe ser un indicador importante.

Tras darles a conocer detalles del documento que Igualdad Sustantiva envío a la prensa, se mencionan las siguientes recomendaciones de seguimiento, con el entorno sobre si hubo o no, modificación en los comportamientos machistas.

Desmontar el machismo duele

Lo explica el colectivo, pues no existe edad para cuestionarse el machismo, pero hay hombres que inician procesos de deconstrucción sólo para vender una apariencia y siguen siendo “machos encubiertos”.

Antes de invertir en estrategias enfocadas a las masculinidades, deben escucharse las voces de las mujeres en Jalisco, con quienes el Estado tiene una deuda, dijo Natalia Ivereck.

Este periodismo es independiente en lo editorial y financiero. Estamos comprometidas a publicar contenidos éticos, novedosos, críticos y con un enfoque de derechos humanos.

Sé parte de la audiencia activa que sostiene este medio y sus proyectos. Aunque el acceso a nuestro sitio web se mantendrá abierto sin costo, puedes gratificar y reconocer a quién consideres oportuno:

Por favor déjanos conocer tus opiniones sobre lo que leíste o escuchaste ¿Es #PeriodismoParaUsarse?.

También puedes hacer una donación (monetaria o en especie) a la Asociación Civil, vía perimetral.press@gmail.com

Periodista que recién incursiona en publicaciones independientes y en organizaciones civiles. Escribo gozosa para Perimetral.

Relacionados

Del dato al relato
Gratificaciones PerimitralGRATIFICACIONES