La Oreja verde. El Rey está desnudo

Niñez jugando

Promotora y gestora cultural especialista en pedagogía y cultura para la niñez; fue directora del Museo El Globo en Guadalajara y responsable de la transformación conceptual y física del recinto; es ciclista en tacones y madre todo el tiempo.

*Te sugerimos usar audífonos*

En Italia, España y Argentina existen consejos de la niñez. En tu municipio ¿los hay? Susana del Pilar inicia un recorrido por sencillas formas de ser aliados de la niñez; en la primera de hoy, se centra en cómo facilitar la comprensión y toma de decisiones.

Música: Iraida Noriega – Guerrero; System Crew – Leitmovit.
Producción: Jade Ramírez.

El Rey está desnudo. Propuestas para ser adultos aliados de la niñez.

Como lo había anunciado en mi anterior colaboración para Perimetral, en esta y subsecuentes ocasiones expondré algunas propuestas que los niños y las niñas consultados, hace más de 20 años, en diversas ciudades para el proyecto La Ciudad de Los Niños, cuyas expresiones se plasmaron en el libro de Francesco Tonucci “Cuando los niños dicen ¡Basta!”.

Estas expresiones considero que son altamente vigentes en este, nuestro estado de realidad. Con el propósito de amplificar la voz de la niñez y apreciar el peso político de sus manifestaciones, se crearon hace más de 30 años los consejos de la niñez, primero en la ciudad de Fano y luego en Roma y muchas municipalidades italianas más, experiencia que luego se replicó en España y Argentina, principalmente.

De esa experiencia, Tonucci rescata la voz y como emisario de la niñez, nos comparte la seriedad de estos ejercicios participativos para que los adultos escuchemos y busquemos la manera de asumir en nuestra vida diaria y hacer de nuestro entorno, un sitio donde la niñez encuentre motivos para crecer en el ejercicio de sus plenos derechos, en beneficio de todos. Para la niñez existe solo el presente y sus propuestas reflejan sus necesidades inmediatas, las que le son urgentes.

En los ejercicios de participación y debido a nuestra tradición escolarizante, se suele encontrar que niñas y niños buscan dar la respuesta correcta, lo que se espera escuchar de ellas y ellos, por eso, escuchar a la niñez requiere de esfuerzos sensibles que les propicie razonar sobre las cosas que conocen directamente que forman parte de su vida. Es importante implicarlos en los problemas donde sí tienen algo que decir, sin prisas y sin temor a equivocarse.

Deben sentirse escuchados y también deben conocer los resultados de estos ejercicios, para lo cual los adultos tienen que ser responsables en documentar, interpretar y comunicar el proceso de estos ejercicios participativos y ponerlos a su alcance.

Puede que las propuestas de la niñez parezcan triviales o expresiones del sentido común, pues cuando las escuchamos nos hacen resonancia con anhelos de nuestra propia niñez; pero lo valioso es la escucha sensible, sobre todo, para que los adultos, que tenemos el poder de decidir, los recursos y los medios, cambiemos algo en nuestras familias, las instituciones y las ciudades, y podamos hacer posible que la niñez despliegue su presente, lo viva y haga con ello un mejor sendero donde transitar a un futuro en mejores condiciones.

Vaya esta entrega como corolario de la voz de la niñez que escucharemos en las próximas semanas. Preparen su mejor oreja verde. ¡Hasta la próxima!

Deja tus comentarios

Relacionados