“…Y también viceversa”. El bono democrático de la 4T y Artículo19

Nos acercamos a los tres años del triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador que lo llevó a ser presidente de México; es el candidato más votado de la historia con el 53.19% unos 30 millones 113 mil 483 votos. Llega con un claro bono democrático.

Sin duda, ese bono democrático lo legitimaba para que su movimiento la Cuarta Transformación, generara los cambios necesarios que permitieran la inclusión de la mayoría de la población en las decisiones desde una perspectiva antineoliberal y combatir la pobreza, la corrupción y la impunidad.

Te puede interesar: Más de 100 organizaciones y medios respaldan a Artículo 19.

No haré un análisis de las decisiones tomadas en esos rubros, pero sí quiero resaltar que el hartazgo de la mayoría por la inseguridad, las violencias, los despojos, el desempleo y la pobreza, sumado al desencanto en los partidos políticos que de manera permanente traicionaron las voluntades populares, fue lo que ayudó a que el opositor incorruptible gobernara este país.

No puedo obviar que su gobierno se ha enfrentado a innumerables diques generados por los intereses económicos de toda índole creados por décadas, especialmente por la corrupción e impunidad de sus antecesores, creo que nadie en su sano juicio lo puede negar.

Pero hay desaciertos

Me voy a referir a sus declaraciones del 31 de marzo pasado, donde hizo alusión a la organización Artículo 19, no sin antes señalar la importancia de las organizaciones civiles en la defensa de los derechos humanos en un país como el nuestro.

Salvo algunas excepciones, las organizaciones de defensa de derechos humanos no están o no deben estar diseñadas para encabezar movimientos sociales ni para suplir la voz de las víctimas individuales ni colectivas, están para acompañar, defender y visibilizar sus luchas, siempre con su autorización y su anuencia.

Te puede interesar: Postura del consejo consultivo de Artículo 19 ante los comentarios del presidente López Obrador.

 Es verdad que en nuestro país no hay un movimiento fuerte de derechos humanos, en medio de la peor tragedia en los últimos quince años, que hemos vivido en todo México.

Pero eso no les quita mérito a las organizaciones denominadas de la sociedad civil, quienes en la mayoría de las veces han trabajado con quienes les han dado su confianza, en solitario.

Es importante resaltar cómo durante los últimos treinta años han surgido diversas organizaciones en las regiones del país, que trabajan temas de mujeres; medio ambiente; niñez y juventudes; personas privadas de libertad; tortura; desaparición forzada; migración y muchos más.

La mayor inspiración de quienes las integran es la indignación por quienes sufren el autoritarismo, el abuso del poder, la corrupción y la consecuente impunidad.

Han sido las organizaciones las que han hecho llegar ante los organismos de las Organizaciones de los Estados Americanos (OEA) y de las Naciones Unidas (ONU), respectivamente, las situaciones de violaciones generalizadas y sistemáticas que ocurren en México.

Incluso, han llevado al Estado mexicano ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos para ser juzgado por sus arteros crímenes, cuyas sentencias condenatorias han incidido en cambios importantes en materia de derechos humanos.

Esas sentencias son obligatorias para todas las autoridades de todos los niveles de gobierno.

Desde luego no todas las organizaciones de derechos humanos gozan de una carga ética reconocida, pero no es el caso de Artículo 19, la cual goza de un prestigio nacional e internacional por su trabajo en pro de la libertad de expresión y la defensa de los y las periodistas en México y Centroamérica, y a la que el presidente López Obrador hizo alusión en su conferencia mañanera.

Artículo 19 es una organización emblemática en nuestro país que ha denunciado permanentemente la situación de violencia que sufren quienes ejercen el periodismo y la libertad de expresión, como son las desapariciones forzadas y por particulares, asesinatos, encarcelamientos, amenazas, hostigamientos y censura, incluyendo el exilio.

Te puede interesar: Distorsión: el discurso contra la realidad (Informe anual 2020)

Desde mi perspectiva, el bono democrático con el que llegó Andrés Manuel López Obrador, ahora enmudece al atacar a una organización que le ha abonado a uno de los pilares fundamentales de toda democracia: la libertad de expresión y el derecho a la información.

Foto: Artículo 19. Fecha de publicación: 7 de abril 2021.

* En Perimetral estamos comprometidas a mantener la línea periodística de los contenidos, con ética y enfoque de derechos humanos.

¿Te gusta lo que escuchas y lees? ¿Te sirve?

Sé parte de la audiencia activa que sostiene este proyecto de largo aliento. Haz tu donación monetaria a través de [email protected] **

Abogado, defensor de derechos humanos y profesor universitario.

Deja tus comentarios

Relacionados