Reubicar, el único remedio de Educación Jalisco al acoso sexual

Reproducir

Reubicar, el único remedio de Educación Jalisco al acoso sexual

Las primeras instrucciones que recibió Mayra al llegar a la secundaria para ser subdirectora, no fueron profesionales o administrativas, sino de cómo interactuar íntimamente con su superior.

Fue el jueves 30 de septiembre de 2021 cuando, Mayra Ayón Suárez en su primer día de trabajo en la Secundaria General 125 «Francisco Quintanilla” del turno matutino, en Tlajomulco de Zúñiga comenzó a vivir acoso sexual y laboral de su jefe.

En la denuncia de Mayra en proceso de investigación, el agresor señalado fue “reubicado físicamente al nivel de secundarias”, dice la ficha informativa de la SEJ, sin dar más datos.

La profesora buscó a Perimetral tras interponer su denuncia para amplificar su caso y aquí te lo contamos.

Una denuncia más entre varias

Después de varios intentos por frenar la situación, Mayra Ayón Suárez informó a sus superiores de lo que estaba pasando.

Solicitó una inspección en marzo de este año, que derivó en la separación del cargo del agresor, el director Humberto «N». Esto fue el 28 de abril de 2022.

La denuncia formal ante la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ), la presentó el 16 de junio pasado.

Si hubo separación del cargo es por lo establecido en el Protocolo Cero.

Esta es una estrategia del Gobierno del Estado de Jalisco para prevenir, atender, sancionar y erradicar los casos de acoso y hostigamiento sexual en la administración pública.

Pero de acuerdo a una ficha informativa de Educación Jalisco, de las 22 denuncias de acoso y hostigamiento sexual a personal docente, en los recientes cuatro años, solo han resuelto dos.

En estos dos casos, las sanciones – impugnadas en tribunal- fueron una pena de 30 días sin goce de sueldo.

Las sanciones cambian dependiendo de la gravedad del caso como se establece en la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

Un ascenso que derivó en acoso

Después de trabajar por 21 años en la Universidad de Guadalajara, Mayra Ayón tuvo la oportunidad de ser subdirectora de una secundaria. Para evitar una situación de estrés laboral decidió renunciar a la universidad.

Ella iniciaba su trabajo como subdirectora de la Secundaria General número 125, el primero de octubre de 2021, pero se presentó antes como una cortesía.

El director Humberto «N» la recibió y le comentó cuáles serían sus funciones.

Hablaron de la escuela y él le expresó una petición que la dejó contrariada.

El director le dijo que necesitaba “a la mujer y a la subdirectora”, así lo contó a Perimetral en entrevista.

A lo largo de las reuniones diarias que tenían en la oficina, se dieron otras situaciones: él cerraba su oficina con seguro, le pedía que lo abrazara, le diera un beso en la mejilla sin cubrebocas y que todos los días se despidiera antes de marcharse.

Entonces ya desde ahí empiezan comentarios que considero que no eran propios y eran muy personales… decía muchas cosas en doble sentido que no eran claras así como de me gustas o quiero contigo, pero estaba implícito en lo que decía. Desde ahí empieza esta parte de un acoso hacia mi persona, desde el primer momento.

Para evitar los encuentros a solas con el director, Mayra se organizaba para salir de la escuela antes de que el personal administrativo y docente se retirara.

En una ocasión la subdirectora se fue sin despedirse «como debía” y al día siguiente, el acosador se lo hizo notar.

La presión se acumuló, explotó y por primera ocasión pidió ayuda.

Primera denuncia: no frenó el acoso

Luego de casi dos meses de una situación continua de acoso, Mayra Ayón decidió hablar de lo que sucedía con María de la Luz González, secretaria administrativa de la escuela; se ofreció a intervenir.

En una reunión de tres, Mayra habló sobre los comportamientos de acoso que la incomodaban.

Dije, sí, usted me pide que le dé beso, me pide que lo despida de abrazo, le dije me encierra en su oficina, le dije a mí eso no me parece bien, eso no está bien, yo me siento muy incómoda, yo no tengo por qué tener muestras de afecto con usted.

Describe que el agresor dijo sentirse «avergonzado» porque se habían confundido las cosas y se comprometió a cesar cualquier acción afectiva o comentarios incómodos. 

Te sugerimos escuchar Le pasó a Daniela, le puede pasar a otras

Pero a los pocos meses después, después de las vacaciones de invierno en 2021, de nuevo volvió el acoso sexual, pero en la oficina de ella.

Para arreglar los temas de trabajo, él tomaba una silla la ponía pegada al lado derecho de la maestra para que sus piernas rozaran.

Él solía tomarla de la mano o ponerla sobre la de ella y usaba diminutivos al hablarle, por lo que optó por subir la queja al Inspector de Zona 16, Federico González Ochoa.

O me agarraban la mano, yo tenía siempre mis manos abajo, me agarraba una mano y me la ponía encima del escritorio y me la frotaba, me decía mamita todo va a estar bien, vamos por buen camino, estás haciendo muy bien tu trabajo, siempre era como revolver la parte laboral y lo que yo hacía con la otra parte… fue cuando yo opté por comentarlo con mi inspector.
Segunda denuncia: SEJ le pide pruebas

A Mayra le pidieron pruebas y no le dieron avances de la investigación, entonces por pura intuición fue personalmente a presionar. La atendió Raúl Parra, del área de Secundarias Generales

Justo al cuestionar a la SEJ sobre que desconocía los avances en la investigación, le explicaron que el mecanismo para dar información solo era presencial.

Entonces creo que falta mucha atención en el seguimiento y también en prevenir situaciones como esta, si tanto se preocupa la Secretaría porque tengamos un consejo técnico cada fin de mes para atender la parte académica en el plantel, porque no se atiende también la necesidad de tener este tipo de atenciones, como personal.

El inspector lejos de aplicar un procedimiento que le diera la sensación de seguridad a la víctima o se hacía lo correcto, el funcionario convocó a una reunión con ella, el director y la representación sindical, el primero de abril de este año.

En esta reunión le alertaron al maestro Humberto «N», que la subdirectora lo estaba acusando de acoso sexual y era una situación que «prevalecía».

Él eligió abstenerse de hacer algún comentario al respecto y de nuevo puso distancia a la subdirectora.

28 días después, el Inspector de la Zona 16 fue a la secundaria en Tlajomulco, e informó al director que quedaba separado de su cargo mientras se hacían las investigaciones por la denuncia de acoso sexual y laboral, de acuerdo al Protocolo Cero.  

Sindicato: fuego amigo

A partir de ese momento ella se quedó en la escuela como encargada de despacho, sin el nombramiento de directora.

Me pasa a mí el inspector a la oficina, me doy cuenta del motivo de su visita… y entonces me dijo hacemos de su conocimiento que a partir de este momento el director ya no va a estar en funciones, yo ni siquiera sabía que existía un Protocolo Cero hasta ese momento me entero.

Luego de informarle al director que sería retirado de su cargo, Mayra Ayón contó que un integrante del sindicato la buscó para proponerle llegar a un acuerdo y evitar afectar al maestro. 

Me dice oye Mayra cómo ves si hacemos esto?, yo le dije, no, porque a mí me pasó y no voy a desmentir lo que sí dije, porque sí sucedió… yo no quisiera afectar al maestro en la parte laboral, pero en la parte de mi denuncia no me voy a desdecir.

Además de proponerle un mecanismo de resolución al margen de lo que dictan los protocolos aprobados en diversas instancias del Estado mexicano, Mayra no ha recibido ningún tipo de apoyo, acompañamiento o asesoría legal de la representación sindical.    

Nunca se llevó a cabo una reunión, nunca me han dado la cara para decirme, él es trabajador, tú eres trabajadora te creemos, es cuando tú dices estás solo cuando presentas una denuncia.

Ante el temor de la situación el 2 de mayo de 2022, Mayra Ayón decidió presentar una denuncia en el Centro de Justicia para las Mujeres por el delito de hostigamiento sexual; ello quedó establecido en la carpeta de investigación 31917/2022.

También presentó una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Giraron órdenes de protección, recibió un dispositivo que emite alertas, el llamado Pulso de Vida.

De prejuicios y señalamientos

Lo que inició como un ascenso prometedor, ha sido una experiencia abrumadora en el espacio laboral con las y los compañeros de trabajo y un cambio total de la dinámica de vida; así lo reflexiona durante la entrevista.

…Desde ese día vivo con miedo, todo el tiempo tengo que estar alerta y sobre todo cada que veo un coche parecido al del maestro me pongo muy nerviosa porque no sé si es él… ir a la escuela sola, me asusta.

A partir de que el maestro fue separado de sus funciones, ella se quedó a cargo de la escuela y del equipo de trabajo. Sus responsabilidades y funciones aumentaron de forma significativa, pero no su remuneración.

Y se ha visto expuesta también el estigma de parte de algunos compañeros laborales.   

Hay quienes creen que exageró, que debió haberse quedado callada, incluso hay quienes dudan de la veracidad de su dicho o consideran que ella fue la responsable.

A decir de Mayra Ayón, lo único positivo de esta experiencia fue el respaldo que recibió de las madres de familia y las alumnas.

Varias mamás se acercaron conmigo a decirme maestra que bueno que se atrevió a denunciar, yo le creo, empiezo a recibir muestras de solidaridad de madres de familia, de algunas alumnas… no solamente me pasaba a mí.

Mayra decidió contactar a Perimetral para contar su historia y visibilizar lo que está atravesando.

En medio de la valentía y desgaste que esto le ha provocado con firmeza ella solo quiere no ser prejuzgada y que cesen las conductas de acoso en espacios educativos.

Foto: Alejandra Leyva. Fecha de publicación: 22 de agosto 2022.

Este periodismo es independiente en lo editorial y financiero. Estamos comprometidas a publicar contenidos éticos, novedosos, críticos y con un enfoque de derechos humanos.

Sé parte de la audiencia activa que sostiene este medio y sus proyectos. Aunque el acceso a nuestro sitio web se mantendrá abierto sin costo, puedes gratificar y reconocer a quién consideres oportuno:

Por favor déjanos conocer tus opiniones sobre lo que leíste o escuchaste ¿Es #PeriodismoParaUsarse?.

También puedes hacer una donación (monetaria o en especie) a la Asociación Civil, vía perimetral.press@gmail.com

Periodista que recién incursiona en publicaciones independientes y en organizaciones civiles. Escribo gozosa para Perimetral.

Relacionados

Del dato al relato
Gratificaciones PerimitralGRATIFICACIONES