Buscar

Quien consulta a la niñez debe escuchar y respetar su verdadera voz: Susana del Pilar, niñezóloga

Reproducir

¿Qué buscan realmente los adultos cuando le preguntan algo a una niña o niño? ¿Esperan su propia voz, esa que puede llegar a disgustar o una respuesta dentro de los parámetros de lo adulto?

La Comisión Estatal de Derechos Humanos de la Ciudad de México realizó la consulta #CaminitodelaEscuela para conocer la opinión de las niñas y niños a su vuelta a la escuela, después del confinamiento por la pandemia.

En el Estado de Jalisco según la consulta, ocho de cada diez niñas y niños respondieron que querían volver a las clases presenciales.

Aunque para la niñezóloga, Susana del Pilar Flores Sandoval, autora de la columna La Oreja verde, el instrumento es sólo una simulación, pues responde a las necesidades adultocéntricas.

Agregó que hay evidencias de espacios donde niñas y niños se les permite convivir en libertad y sus respuestas son diferentes a la de las consultas institucionales.

El mundo adulto le ofrece a la niñez pocas posibilidades de desarrollarse, pareciera que sólo la escuela, tal y como se conoce desde hace dos siglos, es el sitio para el aprendizaje y la recreación; la experta afirma que no es así.

Te sugerimos: Escuelas implementan proyectos pilotos en Oaxaca

Y el problema es que con la pandemia por la covid_19, todo lo volvieron, los políticos y funcionarios, muy estricto. A esto se suma, como dice Susana del Pilar a que en las escuelas del modelo antiguo, la niñez solo convive con lo de su edad.

La pandemia inentendible: el trabalenguas

El documento de la consulta Caminito de la Escuela que elaboró la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México y se aplicó en el resto de las entidades, asegura que la niñez y adolescencia estaba «preparada y consciente para regresar a la escuela en la nueva normalidad.»

Esto cuestiona Flores Sandoval, quien fundó Raíz y Fronda, pedagogía del bosque en Los Colomos en Guadalajara.

Susana del Pilar se define aliada de la niñez, desde su propia experiencia como gestora cultural, como directora del Museo El Globo y desde los incontable aprendizajes adquiridos en Italia bajo formación con enfoque pedagógico.

También es maestra en una escuela pública de la Secretaría de Educación Jalisco y su experiencia es otra.

De entrada el sistema escolar desacreditó la experiencia de aprendizaje durante la pandemia y programó varias semanas de regularización, lo que amino la vivencia y conocimientos que niñas y niños han adquirido en el encierro.

Esta regularización se imparte sin un diagnóstico real de los avances y retrocesos y sin acompañamiento psicológico para entender y contener los procesos emocionales vividos por la niñez durante el confinamiento, es lo que critica Susana del Pilar.

La crisis derivada de la pandemia era una oportunidad para que el sistema educativo nacional resignificara sus esquemas y métodos ya obsoletos.

Sin embargo, a decir de la especialista, la niñez volvió a las escuelas a vivir más de lo mismo y aprender a ignorar sus emociones pues ese rubro no está en el esquema de retorno a la vida escolarizada.

Te puede interesar escuchar La Oreja verde, vivir a lo grande

Familias en busca del tesoro perdido

Hay todavía madres y padres jóvenes que buscan el sistema tradicional escolarizado, pero en la experiencia de Susana del Pilar también hay otros desencantados que quieren que sus hijas e hijos, vivan algo distinto.

Son quienes han comprobado que una certificación no se convierte en el éxito laboral, ni asegura un empleo, ni un ingreso digno.

En medio de la pandemia, el Gobierno de Zapopan organizó el Congreso Internacional de Niñez “Cuidemos sus sonrisas” al que fue invitado el niñólogo, Francesco Tonucci quien desde la perspectiva de Susana del Pilar fue desaprovechado por las autoridades.

Seamos “Raíz y Fronda”

Lo que le falta a las consultas tradicionales para la niñez y adolescencia es dejar de hacerles preguntas y sólo escucharles con atención e interés.

Y justo en medio de este interés por generar alternativas sanas de aprendizaje para niñas y niños, Susana del Pilar comenzó un proyecto hace aproximadamente un año basado en la pedagogía del Bosque. ¿Cómo funciona? ello lo explica.

En el proyecto “Raíz y Fronda” no hay prisa por aprender, todo sucede a su debido tiempo.

Incluso en el proceso, las guías se han sorprendido de la rapidez con la que niñas y niños adquieren conocimiento, incluso antes de lo previsto por el sistema escolarizado.

Ellas y ellos conviven en un ambiente de horizontalidad, no solamente con otros de su edad, sino con cualquiera que se suma a este proceso de aprendizaje libre, como lo contó a Perimetral Flores Sandoval.

 

A través de un registro documental y fotográfico, las y los niños visibilizan sus avances, sus experiencias de aprendizaje y apropiación del mundo y se ven a sí mismos.

Es una experiencia, que se convierte en algo profundo y para siempre, en medio de un pleno goce y felicidad de todos los días.

Foto: Susana del Pilar Flores Sandoval / Archivo. Fecha de publicación: 17 de septiembre 2021.

** En Perimetral estamos comprometidas a mantener la línea periodística de los contenidos, con ética y enfoque de derechos humanos.

¿Te gusta lo que escuchas y lees? ¿Te sirve?

Sé parte de la audiencia activa que sostiene este proyecto de largo aliento.

Haz tu donación monetaria cuenta BBVA; escríbenos a [email protected] **

Susana Rodríguez
+ posts

Periodista que recién incursiona en publicaciones independientes y en organizaciones civiles. Escribo gozosa para el Observatorio Digital de Violencias y ahora en Perimetral.

Periodista que recién incursiona en publicaciones independientes y en organizaciones civiles. Escribo gozosa para el Observatorio Digital de Violencias y ahora en Perimetral.

Deja tus comentarios

Relacionados

Del dato al relato