Permanencia, lo que más apura a madres trabajadoras

Foto: Especial

El modelo actual de vida no está diseñado para que una mujer trabaje y sea madre al mismo tiempo o lo disfrute; lo que más preocupa a las madres trabajadoras es la permanencia en un puesto.

Es lo que Parvada Estrategias Comunitarias resuelve con el proyecto Maternidad, trabajo y familia: un modelo para abatir la doble jornada y generar empresas familiarmente responsables.

La posición desigual que enfrentan las madres trabajadoras se debe a que algunas veces los empleos no permiten horarios flexibles y tampoco brindan condiciones dignas. 

Parvada Estrategias Comunitarias contó a Perimetral cómo elaboraron el diagnóstico y finalmente diseñaron un modelo para que las empresas instalen soluciones con las que puedan ejercer sus derechos las mujeres. 

Ana Farías es la directora de Parvada y explicó la metodología. 

“Primero, conseguir información básica de las empresas para que el modelo fuera un modelo que sí pudieran utilizar. Luego, en un segundo momento, fueron 43 participantes de este formulario que trabajan en gobierno, iniciativa privada y universidades. Teníamos ya un borrador, lo que hicimos fue presentarles ese borrador y después pedirles que nos plantearan sobre cuál había sido su experiencia”.

Pocas empresas de Jalisco están certificadas con la NOM R-025

Las empresas que participaron mostraron interés en el tema porque buscan la certificación de la Norma Mexicana NMX-R-025 en igualdad laboral, así como de salud y seguridad laboral. 

Te puede interesar: Despido en la pandemia: empleo formal o no, se violan derechos.

La Norma Mexicana NMX-R-025 está pensada para favorecer el desarrollo integral de las y los trabajadores incorporando la perspectiva de género, igualdad salarial, no discriminación en procesos, así como realizar acciones de corresponsabilidad entre la vida laboral, familiar y personal de las personas empleadas.  

“Porque existe una certificación de la NOM 025. Hay muy pocas empresas que tienen esta certificación en Jalisco, pero al menos existe el conocimiento, también existe conocimiento de otra NOM que tiene que ver con seguridad y salud laboral que acaba de entrar en vigor, entonces las empresas tienen que transitar a tener modelos de atención”. 

Reclutamiento, permanencia y crecimiento son las partes en las que se divide el manual que Parvada Estrategias de Comunitarias lleva a oficinas de gobierno, empresas y universidades, objetos de estudio del proyecto que realizaron con apoyo de la Secretaría de Igualdad Sustantiva.

Los hombres, incluidos en el estudio

¿Por qué pensar en los hombres? Ana Farías explicó que no tiene sentido seguir aplazando que asuman las responsabilidades de paternidad.

“Siempre pensamos en términos de que es un modelo para madres trabajadoras, pero que, si incorporas a los hombres en ciertas medidas, pueden ayudar a que ellos hagan su parte de la chamba. Que las empresas faciliten eso y entonces que para las mujeres sea menos pesado. Esto fue algo que pensamos, que es un modelo para madres, pero tendría que funcionar para todo el mundo que tenga personas a su cargo y dejar de pretender que porque los hombres se deslindan automáticamente de estas prácticas no son su responsabilidad también”.

Destacó que el modelo para abatir la doble jornada y generar empresas familiarmente responsables, cumple con 15 de los 19 criterios que vienen en la Norma Mexicana NMX-R-025, que trata sobre la igualdad laboral y no discriminación.

Acoso, una violencia que viven todas las trabajadoras

El proyecto se amplió su enfoque a violencias que experimentan no solo las que son madres sino las demás mujeres también: acoso.

Por lo que se agregó un protocolo para prevenir y atender violencia en el espacio de trabajo para quejas formales e informales.

“Muchas veces las empresas no piensan que tienen situaciones de acoso, discriminación y violencia porque nadie denuncia, pero la realidad es que nadie denuncia porque hay desincentivos para denunciar. Entonces lo que hace este modelo es manejar quejas formales e informales. Quejas informales para cuando son cosas de una vez no se queda en tu expediente y el propósito es conciliar que no se repita el acto, mientras eso suceda y la falta se menor no va a estar en el expediente de nadie y una como mujer a la que le pasó piensa, bueno, ya no me la van a hacer de tos porque no estoy perjudicando a la otra persona. Que eso es una cosa que pasa mucho y es horrible, pero es un hecho, la gente piensa, si le afecto a la persona que me está haciendo algo, a mí, me va a ir peor. Entonces, al tener este doble esquema de quejas formales e informales no se asienta en el expediente y se supone ya no se repita, claro que si se repite pues ya se va por la vía formal”. 

Estudió la licenciatura de Periodismo en el Centro Universitario del Sur, de la Universidad de Guadalajara.

Deja tus comentarios

1 comment

Relacionados