Escribo porque existo: a mis amores

Reproducir

Escribo porque existo: a mis amores

Por: Lina Ramos. Ilustración: Imgur. Publicación: 7 noviembre 2022

Me pasa bastante seguido que recuerdo alguna persona especial para mi y enseguida recuerdo a otra y a otra. Los recuerdos se entremezclan hasta formar una especie de recuerdo en conjunto, una sensación en conjunto, una experiencia en conjunto.

Si pensamos que lo normal es que la mente solo se organice en orden cronológico, lo que planteo podría no tener sentido aparente, pero la memoria es más compleja de lo que parece: básicamente la memoria se divide en dos grandes grupos, el de corto y largo plazo.

A cualquiera de las dos le antecede la memoria sensorial que es la que los sentidos recogen del exterior, pero solo permanece milésimas de segundo, hasta que las interpretamos para integrarse a otro tipo de
memoria.

La memoria de corto plazo también es llamada memoria de trabajo, es la que nos permite atender una tarea en el presente.

Por último tenemos la memoria a largo plazo, la cual puede ser inconsciente, que almacena habilidades; y consciente que tiene que ver con los datos que sabemos del mundo en general y con la autobiográfica, que sí es la cronológica.

Colección de recueros y reflexiones

Cuando integro mis historias de amor en una especie de una única interpretación, estoy organizando mi información de manera semántica, es decir, como datos acumulados, más allá de la conciencia autobiográfica.

Así es como voy construyendo la idea de lo que quiero en una relación, a través de las relaciones que viven en mi.

Te puede interesar leer la anterior Escribo porque existo: adiós para siempre

Recuerdo los errores que he cometido y cómo por ellos he aprendido que es importante estar cerca de mi misma para pedir lo que necesito y para saber retirarme a tiempo cuando eso que quiero no se me da.

He aprendido a validar mi incomodidad cuando la otra persona hace o dice algo que me ofende, todavía no se como reaccionar, pero sigo aprendiendo.

Mi piel tiene marcas de placer por todos lados y eso hace que invoque a todos mis amores de una vez, porque creo que esa es una de las características principales de un amor, que ese deseo y cariño que alguna vez sintieron por mí, sobreviva inmortal en las profundidades de mi identidad.

Revisitar para agradecer

Desde aquella persona que una vez en una fiesta me iluminó el alma con
una conversación, un beso y una caricia, pero que después se arrepintió, hasta aquella gran mujer que estuvo conmigo dos años, construyendo complicidad, intimidad y autoconocimiento.

Desde la caricia más torpe a la más experimentada, todas conforman mi
arquitectura y construyen la brújula que indica mi camino.

Mis amores han sido personas muy interesantes, personas cultas llenas de conocimiento.

A AV. le agradezco su profunda admiración por la música, el anime y el kpop, esa fascinación me atravesó y anida en mi corazón, deseosa de encontrarse de nuevo a alguien que me haga sentir la turista más afortunada en alguna convención asiática.

De C.: aprendí que lo que se siente muchas veces es más importante que lo que se ve, aprendí que la psicología tiene muchas más caras de las que parece y que la versión académica no siempre es la más confiable, aprendí en carne propia que el tiempo es relativo y que el cuerpo guarda
memoria que mi mente no tiene la capacidad de acceder.

A S. gracias por enseñarme que el placer no lo detiene el cuidado, gracias por enseñarme tu manera de proteger lo que es sagrado para ti y perdón por no haber sabido recibir tu inmensidad, gracias por tus ideales y
tu trabajo inquebrantable.

Con Y… gracias por revivir el amor que habita en mi, por pasar horas hablando en una mesa sin percatarnos de que todo mundo ya se había levantado y gracias por permitirte conocerte a través de mi.

A S. gracias por confiar en una extraña, por devolverme un poco la esperanza y por acurrucarte conmigo.

¿Cuántos tipos de memoria hay aquí?

Si te concentras en alguna experiencia o en alguna idea como la que desarrollo aquí ¿recorrerías el camino que yo plantee o sería diferente?

“La memoria es el único paraíso del que no podemos ser expulsados”, dice Jean Paul Sarte.

Yo te recomiendo habitar tu memoria, es tuya, y si tienes suerte estará contigo siempre.

**Lina es consultora vocacional y terapeuta. Si quieres contactarla, escribe a perimetral.press@gmail.com

Este periodismo es independiente en lo editorial y financiero. Estamos comprometidas a publicar contenidos éticos, novedosos, críticos y con un enfoque de derechos humanos.

Sé parte de la audiencia activa que sostiene este medio y sus proyectos. Aunque el acceso a nuestro sitio web se mantendrá abierto sin costo, puedes gratificar y reconocer a quién consideres oportuno:

Por favor déjanos conocer tus opiniones sobre lo que leíste o escuchaste ¿Es #PeriodismoParaUsarse?.

También puedes hacer una donación (monetaria o en especie) a la Asociación Civil, vía perimetral.press@gmail.com

+ posts

Psicóloga, feminista y actriz.

Psicóloga, feminista y actriz.

Relacionados

Opinión
Gratificaciones PerimitralGRATIFICACIONES