Del dicho al hecho…Los estragos de la pandemia.

Gestor Cultural de a pie dedicado al diseño, ejecución y evaluación de proyectos culturales en comunidades y organizaciones.

Foto: Oidp

Columna de opinión sobre los estragos de la pandemia, mirados desde la gestión cultural, los barrios y las prácticas comunitarias.

*Te sugerimos usar audífonos*

Producción: Jade Ramírez

Al mal tiempo, buena cara

Cuando las cosas se complican, lo más conveniente es enfrentarlas con la mejor actitud, y eso fue lo que hice en el año 2020; pero a pesar de encarar con actitud las diferentes situaciones fue complicado ser optimista; cada que pretendía ser positivo ante los hechos sucedidos particularmente los relacionados con la pandemia, me sorprendía la vida con una situación lamentable.

En mi comunidad, Tesistan, específicamente en la cuadra donde vivo no hubo persona que pudiera librar los hechos marcados por el COVID-19, por ejemplo: ajustes a la economía familiar, modificación a la dinámica cotidiana en el trabajo, despido de trabajadores a causa de la escasa venta en los negocios, la muerte de algunos conocidos o familiares a causa del virus, cómo la estresante impartición de clases en línea que afecto y afecta a los alumnos, padres y profesores. 

Me pudiera quejar de todo lo que paso por causa de la pandemia como de la insconciencia de algunos líderes, pero no me engancharé por ahora en esa discusión; lo que quiero proponerte es visualizar y enfocar nuestra energía en reconstruir   algunos de los estragos que ha dejado la pandemia. 

“Al que madruga Dios le ayuda”  es un refrán popular que resalta la importancia de levantarse con el ánimo y la energía de dar lo mejor de sí mismos, ser proactivos y no dejarse llevar por el desánimo o caer en actos irresponsables.                                                                                                         

Ahora toca reconstruir    lo que está en nuestras manos y pueda aportar beneficio a nuestras familias, barrios, colonias y comunidades; por ese motivo sugiero trabajar en cuatro áreas importantes de nuestra vida, la primera de ella es la salud, seguida de la educación y la cultura para terminar con la economía familiar, para cada una de ellas necesitamos trabajar una acción y propósito específico.

Para la salud podría ser el fortalecer nuestro cuerpo buscando en el barrio o colonia algunos espacios y lugares para hacer ejercicio, además de cocinar alimentos que nutran nuestro cuerpo.

En el caso de la cultura, identificar y conocer la historia de los espacios más importantes de nuestra colonia o barrio, además compartir con otras comunidades la importancia de dichos lugares.

Por el lado de la educación aprender a manejar con más eficiencia los ordenadores, leer, escuchar música y estudiar algún oficio que de apoyo a la economía familiar.

El propósito principal sería pasar del dicho al hecho y activarnos colectivamente con las personas más cercanas a nosotros para buscar cada día el reconstruir entre todos los vecinos, colonos o ciudadanos los estragos que dejo esta pandemia ¡Manos a la obra! 

* En Perimetral estamos comprometidas a mantener la línea periodística de los contenidos, con ética y enfoque de derechos humanos.

¿Te gusta lo que escuchas y lees? ¿Te sirve?

Sé parte de la audiencia activa que sostiene este proyecto de largo aliento. Haz tu donación monetaria a través de perimetral.press@gmail.com **

Deja tus comentarios

1 comment
  • Considero que el haber pensado en crear este espacio con enfoque de derechos humanos era urgente, y me motivo bastante el haberlo escuchado, me generó esa energia para hacerme más consciente de que tengo que aprovechar a diario mi energía, para reconstruir mi cuerpo y mente, aún que haya malos tiempos darle buena cara, pero siempre con esa actitud positiva.
    Y con la visión de seguir haciendo, creando la mejor versión de mi….

    Gracias a Joel Marcelino por estar presente y darnos a conocer su estrategia para resolver con la mejor actitud los estragos que estamos viviendo en esta pandemia, por sembrar en la conciencia del que escucha perimetral, que si existen maneras de reconstruir nuestro día a día, con disciplina, confianza y enfoque en lo positivo.

Relacionados