Trabajan a medias plantas de aguas residuales en Poncitlán

La única planta de tratamiento que trabaja al 70% es la de Mezcala pero su sistema de drenajes presenta problemas y provoca escurrimientos al Lago de Chapala

Por: Manuel Jacobo

Mezcala, Jalisco.- Pese que el municipio de Poncitlán cuenta con 66 centros poblacionales de los cuales los más grandes son la cabecera municipal, Cuitzeo, San Pedro Itzicán, Mezcala, Santa Cruz el Grande y San Juan Tecomatlán, este municipio ribereño apenas cuenta con seis plantas de tratamiento de las cuales solo cuatro funcionan -y lo más grave es que estas trabajan a medias- y dos están en desuso.

Lo que significa que ni siquiera las poblaciones más grandes tienen la posibilidad de limpiar sus aguas negras antes de enviarlas ya sea al Lago de Chapala o bien al río Santiago.

Planta de tratamiento ubicada a un costado del Malecón de Mezcala.

Para ejemplificar el problema: la cabecera municipal de Poncitlán, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) generados en 2010,  contaba con 13 mil 581 habitantes, lo que representa un 28.1 por ciento de la población de este municipio. A pesar de ser el centro de población más grande del municipio, su única planta de tratamiento nunca funcionó y sus desechos los recibe el río Santiago.

Cuitzeo cuenta con una planta de tratamiento que solo da un servicio al 10 por ciento de su capacidad para los 5 mil 603 habitantes, es decir el 11.6 por ciento de la población del municipio. Según la respuesta vía transparencia generada bajo el expediente 2103/2020/398, la planta actualmente se encuentra en reparación.

San Pedro Itzicán es una población conocida por tener uno de los índices más altos de enfermos renales en Jalisco y a nivel nacional. A pesar de eso, tiene una planta de tratamiento, la cual trabaja solo al 40 por ciento de su capacidad, Sin embargo, los barrios de Agua Caliente, Chalpicote y La peña no cuentan con el servicio de drenaje, lo que hace que sus aguas negras lleguen directo al Lago de Chapala.


La única planta de tratamiento que trabaja a mayor capacidad es la de Mezcala, pues se encuentra trabajando a un 70 por ciento actualmente. A pesar de tratar mayor cantidad de aguas residuales, el problema sigue siendo grave.

De los nueve barrios que conforman Mezcala, tres no tienen ningún servicio de drenaje: La Cuesta, El Cerrito y Ojo de Agua. Sus aguas residuales llegan directamente al Lago de Chapala.

Como si eso no bastara, en los barrios más céntricos y que tienen servicio de drenaje, también existen problemas constantes, como por ejemplo taponamientos que hacen que las aguas residuales escurran al vaso lacustre sin tratar. Es decir, ni con la planta de tratamiento de mayor capacidad se asegura que se traten las aguas.

Un ejemplo claro es lo que provocó la casa de matanza en Mezcala, pues desde el primero de octubre del 2020 dejó de estar en funciones. El inspector de Ganadería Raúl Castellanos Franco, indicó que el motivo de su cierre se debió a que “había muchos problemas con el drenaje y el agua potable y, con esas condiciones nos se puede trabajar”.

Esta problemática había sido denunciada en repetidas ocasiones por los habitantes, pues el escurrimiento de aguas negras no solo da un mal aspecto a la comunidad con vocación turística, sino que supone un grave problema a la salud de los vecinos.

Tal como sucedió sobre la calle Reforma –a un costado del malecón. Desde el mes de julio aquí se presentó una fuga en el drenaje con escurrimientos de aguas negras al Lago de Chapala. Sin embargo, hasta el momento sigue sin solucionarse pese a que Radio Chicharra lo dio a conocer desde el 11 de septiembre.

Escurrimiento de aguas negras al Lago de Chapala debido a problemas en sistema de drenajes en Mezcala.

La otra planta de tratamiento que tiene el municipio de Poncitlán se ubica en el poblado de San Juan Tecomatlán, pero esta trabaja al 40 por ciento de su capacidad, eso según los datos ofrecidos por el director de Agua Potable y Alcantarillado, Marco Galio Delgadillo García.

Por otra parte San Jacinto cuenta con una planta de tratamiento pero esta no func iona, dejando la población completamente sin servicio de tratamiento. Actualmente el director de Agua Potable y Alcantarillado, Marco Galio Delgadillo no tiene registros de cuando dejó de funcionar.

De las seis plantas de aguas residuales con las que cuenta el municipio de Poncitlán, solo cuatro están funcionando y ninguna de ellas está tratando adecuadamente las aguas residuales de las comunidades.

Manuel Jacobo estudió periodismo en el Centro Universitario de la Ciénega; ejerce el periodismo local desde 2009. Actualmente trabaja en Semanario Laguna

Deja tus comentarios

Relacionados