La niñez en el lápiz de Quino

Promotora y gestora cultural especialista en pedagogía y cultura para la niñez; fue directora del Museo El Globo en Guadalajara y responsable de la transformación conceptual y física del recinto; es ciclista en tacones y madre todo el tiempo.

La complejidad de la niñez en el lápiz de Quino.

Los sentidos sociales, políticos y culturales de la niñez fueron virtuosamente comprendidos por Quino, un autor que recientemente entregó su traje material para fundirse con el infinito recuerdo cercano de las personas que lo admiramos por lo acertado, sarcástico y entrañable de los personajes que nacieron de su talento. 

Y es que con un ingenioso humor pudo comunicar desde las actitudes cotidianas de la niñez, profundas tradiciones culturales que acunan a toda una sociedad desde sus años más iniciales.

La niñez dibujada por Quino, no solo a través de los personajes que integran el universo de Mafalda, su más célebre creación, sino cada niño y niña que salieron de su imaginación, observación y vivencias, es una niñez compleja, no idealizada, incómoda, subversiva y crítica. 

Quino pone foco al adultocentrismo de quienes dejaron de entender su propia niñez, de quien ejerce los valores familiares alineados al ecosistema social de una época que podría ser cualquier actualidad, persiguiendo las aspiraciones de cualquier adulto: seguridad económica, doméstica, prevalencia de los privilegios y mantener el estatus quo que le favorece. 

Por otro lado, Quino presenta una niñez que se va empoderando gradualmente, descubriendo que su voz es un canal para hacerse visible. Una niñez que es la representación gráfica de las opresiones que ejercen en ella la Familia, la Escuela y el Estado. 

Quino implica que la niñez tiene una relevancia fundamental en la construcción social y cultural de una sociedad que necesita reconocer a la niñez como partícipe de las decisiones que le involucran, una niñez que reclama también autonomía, más allá del sentido proteccionista y asistencial que se le otorga. 

Los personajes creados por quino en sus innumerables tiras y viñetas, eran niños y niñas que representaban el despertar de enfoques educativos y culturales que les reconocían un protagonismo absoluto de sus procesos de desarrollo. 

La niñez que Quino representó, es la mima niñez que encontraron Loris Malaguzzi y Francesco Tonucci, en Italia; Rosa Sensat, en España; Emmi Pikler, en Hungría, Magda Gerver, en Estados Unidos; Gabilondo Soler y José Gordillo, en México, entre muchos otros promotores de Cultura para la niñez y educadores. 

Mucho que agradecerles, a cada una de estas personas que, por ellas, las que seguimos trabajando a favor de la niñez caminamos en hombros de gigantes.

Deja tus comentarios

Relacionados