Buscar

Una búsqueda llena de omisiones, el caso de Jesús Moctezuma

Reproducir

Cuando Jesús Moctezuma Rentería desapareció, nadie ayudó a su madre Yuridia Rentería, a buscarlo.

Casi un año después, las instituciones encargadas de la búsqueda de personas en México siguen sin acompañar a la familia en la búsqueda y durante el proceso se han registrado serias irregularidades. 

Jesús Moctezuma y su familia son de Guerrero y trabajan en los campos agrícolas de cultivo de tomate en Jalisco y Sinaloa, uno de los trabajos más precarizados y riesgosos en México.

Además de que esas dos entidades son parte del listado nacional con mayor número de personas desaparecidas. 

Una familia en un Lagos «ajeno»

Para Yuridia Rentería la búsqueda de su hijo ha sido particularmente difícil. Jesús desapareció el 27 de octubre del 2020, cuando la familia se encontraba trabajando en el Lagos de Moreno, un lugar desconocido para las Moctezuma Rentería.

Yuridia recorrió las comunidades de Lagos de Moreno sin conocerlas. No tuvo una red de apoyo que le ayudara a buscar o alguien de confianza a quien pedirle ayuda. 

El dinero se acabó pronto y tras semanas de búsqueda a pie, la familia tuvo que abandonar Lagos de Moreno para viajar hacia Guerrero.

Los más de 700 kilómetros entre el municipio jalisciense y la casa de las Rentería Moctezuma son una barrera que imposibilita que Yuridia acudir con frecuencia a la Fiscalía de Jalisco en Lagos de Moreno.

Ahí presentó la denuncia por desaparición y está radicada la carpeta de investigación.

El caso de Jesús es acompañado por el equipo del Observatorio de Violencia Social y de Género de Aguascalientes (OVSGA). 

Una pista perdida en el camino

El 23 de julio de este año, Yuridia recibió una noticia que hizo que el corazón le saltara: habían visto a un muchacho parecido a Jesús en un mercado de Chilpancingo, Guerrero.

No supo qué hacer. El OVSGA gestionó el acompañamiento de la Comisión de Búsqueda de Guerrero para que Yuridia fuera al mercado a buscar. 

Y aunque el viaje se hizo, ni Yuridia ni el representante de la Comisión de Búsqueda de Guerrero que viajó con ella, Natividad Vladimir, vieron al muchacho que podría ser Jesús, muchos menos hablar con él; pero el funcionario público determinó que había sido localizado. 

“Como usted se percató el día que se le llevó al lugar donde se encuentra su hijo. No se trata de una persona no localizada, él se encuentra ahí por voluntad propia».

«Usted tendría que esperarlo y platicar con él. La Comisión Estatal ya no podría intervenir porque su hijo ya es una persona adulta y que se está ganando la vida por sus propios medios”, le mandó Natividad Vladimir por mensaje a Yuridia Rentería. 

¿Cómo saben que es Jesús? Si nadie habló con él

La señora Yuridia narró que dieron dos vueltas en camioneta por el mercado y los de la Comisión de Búsqueda de Guerrero le preguntaron a un muchacho que si había visto a Jesús, le enseñaron una foto, el muchacho dijo que no sabía.

«Yo como madre reconozco a mi hijo, pero no hay fotos, no hay nada. Ellos dijeron que con eso ya era como si lo hubiéramos encontrado»

«Pero si no me dieron ninguna prueba ni siquiera yo lo miré. No es normal, mi hijo la verdad nunca se quedaba así muy incomunicado, buscaba la forma de comunicarse, no es un comportamiento normal que esté allí y no nos haya hablado”, dice Yuridia. 

Mariana Ávila Montejano, integrante del OVSGA y acompañante de Yuridia Rentería en la búsqueda de su hijo, cuenta que solicitó a la Comisión de Búsqueda de Guerrero información sobre la supuesta localización de Jesús, pero no existe ningún registro.  

Un hallazgo que no resuelve

Lo que para la Comisión de Búsqueda de Guerrero fue un hallazgo, para Yuridia no lo es. Ella y su familia ahora están en los campos de cultivo de Sinaloa, pero le ha pedido a familiares ir a buscar al mercado de Chilpancingo. Nadie ha logrado ver a Jesús o al muchacho que se le parece. 

Por ahora, en la investigación está pendiente la revisión a la sábana de llamadas y la georeferencia del celular de Jesús, la confronta e investigación de la localización en algún centro de detención como ceresos, anexos u hospitales. 

Ninguna de esta información se le fue proporcionada a la señora Yuridia ni al OVSGA, dice Ávila Montejano. 

A casi un año de la desaparición de Jesús, a Yuridia pocas veces le levantan el teléfono en la Fiscalía de Jalisco.

La Comisión de Búsqueda de ese estado tampoco le informa sobre avances o procesos de búsqueda para su hijo.

Con las autoridades de búsqueda de Guerrero perdió la esperanza de que busquen a su hijo. Ella la pasa buscando noticias sobre muchachos jóvenes localizados en Jalisco y en estados cercanos, con la esperanza de encontrar a Jesús entre las fotos. 

*Este texto es de libre difusión. Pertenece al proyecto periodístico Observatorio Digital, que forma parte del Observatorio de Violencia Social y de Género de Aguascalientes. Escribimos sobre derechos humanos y acceso a la justicia y la verdad. Este material puede ser reproducido citando a la persona autora y al portal del Observatorio Digital. 

Foto: Yuridia Rentería Fecha de publicación: 1 de octubre de 2021

** En Perimetral estamos comprometidas a mantener la línea periodística de los contenidos, con ética y enfoque de derechos humanos.

¿Te gusta lo que escuchas y lees? ¿Te sirve?

Sé parte de la audiencia activa que sostiene este proyecto de largo aliento.

Haz tu donación monetaria en cuenta BBVA; escríbenos a [email protected] **

Susana Rodríguez
+ posts

Periodista que recién incursiona en publicaciones independientes y en organizaciones civiles. Escribo gozosa para el Observatorio Digital de Violencias y ahora en Perimetral.

Periodista que recién incursiona en publicaciones independientes y en organizaciones civiles. Escribo gozosa para el Observatorio Digital de Violencias y ahora en Perimetral.

Deja tus comentarios

Relacionados

Historias que no venden