Terror crece en Guanajuato en medio de crisis política: sicarios asesinan a 26 personas en Anexo de Irapuato

Cuando arrecia la polémica entre el presidente de la República y el gobernador, por los malos resultados de la seguridad y la permanencia de los mismos funcionarios en la FGE y la SSP, se produce el mayor episodio de violencia de la historia reciente

Por: POPLab

En la peor matanza ocurrida en medio de la cruenta violencia desatada entre grupos delincuenciales en el estado, al menos 26 internos fueron asesinados y otras siete personas quedaron heridas, dos de ellas de gravedad.

A plena luz del día, hombres fuertemente armados llegaron en una camioneta roja, irrumpieron en el lugar, acostaron a algunos de los internos en el piso, otros en colchones y les dispararon.

Es la cuarta ocasión en que se perpetran ataques a este tipo de centros de rehabilitación en Irapuato en siete meses.

El anexo “Recuperando mi vida” se ubica en la calle Privada Guanajuato, en la colonia Arandas. Poco después de las 5 de la tarde de este miércoles, según un reporte de corporaciones policiacas, los vecinos escucharon una sucesión de disparos, por lo que llamaron al 911.

Detrás de unas cintas de precaución se mantienen familiares con un devastador semblante colmado de lágrimas, ante la incertidumbre de saber si su ser querido está vivo o fue uno de los ejecutados. Nadie tiene una respuesta.

Foto: POPLab.

La masacre motivó al gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, quien se ha mantenido renuente a hablar de la inseguridad y la violencia que priva en la entidad desde el inicio del sexenio, dedicara tres tuits y una publicación en Facebook para condenar los hechos. La respuesta de los usuarios en las redes sociales fue exigir resultados, sin echar culpas entre la competencia estatal y federal.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Irapuato, el anexo operaba de manera clandestina, al no contar con los permisos municipales.

Hace apenas unos días, el secretario de Seguridad Pública, Alvar Cabeza de Vaca, declaró en una reunión con legisladores que ha sido la falta de regulación desde las autoridades locales que los llamados anexos se han convertido en “semilleros de la delincuencia organizada”. La postura fue mal recibida por asociaciones de este tipo de establecimientos que se quejaron de la “criminalización” proveniente de la autoridad.

Cuatro ataques en siete meses

La tarde de este miércoles, sicarios entraron violentamente a la casa, sometieron a todas las personas que se encontraban en el interior; aparentemente las obligaron a tirarse boca abajo en el piso y allí las acribillaron, para después escapar.

Inicialmente los reportes indicaban que había más de una docena de personas heridas.

Sin embargo, al arribar corporaciones federales, estatales y policías municipales, confirmaron que 24 de los internos habían muerto.

Ambulancias de Irapuato y municipios vecinos como Abasolo y Salamanca fueron llamadas para trasladar a los heridos a recibir atención médica a diversos hospitales.

El pasado 6 de junio, en la calle Eratzicutzio de esta misma ciudad, en otro ataque al anexo “Empezando una nueva vida” 10 personas fueron asesinadas.

Este mismo centro se ubicaba anteriormente en la colonia Progresiva del Jaral, en esta misma ciudad, donde a principios de febrero fue también objeto de una agresión a cargo de un comando de civiles armados, que incluso lanzaron granadas e incendiaron otras viviendas de esa calle.

El 5 de diciembre, encapuchados entraron también con lujo de violencia en un centro similar ubicado en la colonia Los Reyes y privaron de su libertad a 23 de los internos, que tras ser interrogados por integrantes de un grupo delictivo, fueron liberados horas después.

Foto: POPLab.

Anexos, semillero de delincuentes: Alvar

La irregularidad en la que operan los anexos de Guanajuato y la falta de regulación por parte de las autoridades estatales y municipales han convertido estos centros en “semilleros de delincuentes”, aseguró el secretario de Seguridad Pública del Estado, Alvar Cabeza de Vaca Appendini.

Apenas el viernes, en una mesa de trabajo con los diputados locales, el funcionario estatal señaló que son los propios grupos criminales los que operan los anexos para que sirvan de asilo para delincuentes.

Sin mencionar cifras, dijo que se tienen detectados los anexos que funcionan para resguardar durante la noche a integrantes de grupos criminales que durante el día comenten sus “fechorías”.

“Algunos anexos se han convertido en semillero de delincuencia organizada, se sabe por algunos casos, que no comentaré con nombre, que pertenecen a la delincuencia. Van y cometen sus fechorías y luego el lugar de resguardo es el propio anexo, por eso el grupo rival va y ataca en los anexos”.

Irapuato es el municipio donde en los últimos siete meses se han registrado cuatro ataques en anexos.

Alvar Cabeza de Vaca. Foto: Archivo.

Para el secretario de Seguridad Pública hace falta que se regule por parte de las autoridades municipales y estatales la operación de los centros.

“La mejor solución a los anexos es que todos trabajen conforme a la ley, que cuenten con su permiso municipal de desarrollo urbano, que estén dentro de cierta zona, que haya conocimiento y autorización por parte de la Secretaría de Salud, que se conozcan sus protocolos porque nadie puede inventarse un protocolo. Saber a quién se está tratando, los nombres de las personas, quién las llevó”.

Alvar Cabeza de Vaca manifestó que se han hecho revisiones en coordinación con la Secretaría de Gobierno, la Procuraduría de Justicia del Estado, la Guardia Nacional y la Sedena.

El resultado del diagnóstico es que “muchos no cuentan con los permisos” municipales y estatales, incluso tendrían que haber sido clausurados ya por las autoridades locales.

Además, afirmó que existen otros centros donde los mayores de edad son recluidos en contra de su voluntad, lo que se traduce en un delito por privación ilegal de la libertad.

También se pronuncia el fiscal

El fiscal general del estado, Carlos Zamarripa Aguirre, volvió a publicar vía Twitter despuós de un silencio de casi dos meses. Este es el primer mensaje que envía desde el 6 de abril, cuando habló sobre la donación de su sueldo por la contingencia de COVID-19.

Sólo querían que sus hijos salieran de las drogas

Hace 11 días Leticia ingresó al anexo “Buscando el Camino a Mi Recuperación” a su hijo Juan Alfredo, de 24 años de edad, porque estaba tomando, ayer por la noche acudió al lugar para sacarlo pero al trabajar de noche llegó cuando el encargado se retiraba y le pidió que regresa este miércoles.

Como trabaja de noche, después de dormir un poco, esta tarde se dirigió al anexo, pero en su trayecto fue cuando atacaron el lugar.

“Cuando venía sucedió todo… ya venía por él, vine ayer en la noche, pero el dueño iba de prisa y me dijo venga mañana porque ahorita ya voy de salida, y como en mi trabajo ando de noche, (dije) vengo mañana cuando me despierte, y cuando venia paso todo”. Hasta esta tarde desconocía el estado de salud de su hijo.

Familias de las víctimas de la masacre.

Roberto Carlos Saucedo, de 22 años, originario de Irapuato, suma tres meses internado en el anexo, luego que acudió con Guadalupe, su madre, para pedir ayuda para salir de las drogas. Faltaba un mes para que saliera.

“Iba cumplir tres meses mi hijo, (lo metí) por andar en las drogas, él mismo me pidió que lo ayudara, que lo anexaran y lo traje aquí. A mí me recomendaron el anexo” dijo sin recodar el nombre del mismo. Tras el ataque estuvo detrás del cerco esperando saber si su hijo estaba vivo.

“Yo quiero que me digan si está vivo, si son de los que llevaron al hospital para irlo a buscar, quiero saber, que se nos aclare todo esto”. Sin embargo, poco después se enteró que su hijo era una de las víctimas mortales.

Alejandro González de 20 años de edad ingresó al centro de rehabilitación hace tres meses porque “andaba mal” explicó su hermana, quien esperaba entre las decenas de familias conocer el estado de salud de su hermano.

“Guanajuato, con tantos problemas y tan poco Gobernador”

El pronunciamiento del gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo sobre los hechos ocurridos hoy en Irapuato es inusual. Tal vez por eso la respuesta de usuarios de redes sociales, tanto guanajuatenses como ciudadanos de otras partes, se han volcado a exigir la participación del mandatario estatal en las juntas de seguridad organizadas por el gobierno federal (a las que Diego abiertamente ha declarado no asistir), así como para exigir la renuncia de su fiscal o su secretario de Seguridad. O incluso, entregar la suya propia.

También le echan en cara haber despreciado antes la colaboración con el gobierno federal y ahora, venir a pedirla.

Estos son algunos de los comentarios:

Si de verdad te dolieran ya hubieras quitado al inútil de Carlos Zamarripa”

Y si empiezas con asistir a las juntas de seguridad… digo, hay algunos “temitas” de seguridad en el Edo. que igual y pueden ser comentados en dichas juntas…o qué entiendes por coordinación”.

Señor Gobernador, ¿sí se da cuenta que se ve muy mal que diga que es necesaria la coordinación con las autoridades federales, pero cuando lo invitan a las juntas de seguridad no va?”

Y hasta cuándo seguirá con su mismo secretario de seguridad y su procurador que ni en esta ni en la otra administración han servido para nada más que para que creciera está mafia, ya basta de vernos la cara a los ciudadanos.”

Comienza por asistir a las juntas de seguridad y dejar tu orgullo político y tu “campaña” de hacer todo lo contrario al presidente. Eso no te hace mejor que él, te hace igual a él.”

Mi estimado gobernador Diego, por favor cambie la estrategia. Y así como lo expone, aminore el calvario de los familiares de las víctimas con la pronta entrega de los cuerpos y apoyo para los sepelios. Y por favor ponga a su gabinete de seguridad a trabajar!”

Urgente Gobernador ayudar a esclarecer los hechos violentos y no solo lo que paso en irpuato sabe a mi hermano lo mataron hace dos meses de el cual no nos han dicho absolutamente nada y ni siquiera han investigado que por la pandemia mi hermano no era delincuente ni de ni un cartel ni de problema alguno. Justicia por favor.”

Hubo alguien que mencionó su temor porque su esposo es policía y cuando fue a recogerlo después de su turno, se regresó sola porque los mandaron a operativo. Los agentes de las diferentes corporaciones de seguridad que han sido asesinados este año en el estado rondan ya la cincuentena.

Si no le ayuda el peje. Llame a Estados Unidos por ayuda.”

Pero no entendemos, porque los dejan libres para siguen matando jóvenes?, Sr. Gobernador es urgente acabar con esto ya no se vive en el Estado, se existe y con pánico. Cambio de gente en su gabinete d seguridad.”

Da mucho coraje e impotencia que únicamente trates de dar condolencias a las familias tras este tipo de actos impunes en lugar de tomar medidas para restablecer la seguridad en Guanajuato. Los guanajuatences estamos hartos de que la inseguridad no pare. NO NECESITAMOS PALABRAS, OCUPAMOS RESULTADOS YA!”

Laboratorio de periodismo y opinión publica desde Guanajuato, México.

Deja tus comentarios

Relacionados