Buscar

La pandemia del Covid-19, un nuevo reto para las comunidades indígenas

Irma Chávez, mujer rarámuri e ingeniera en Ecología, señala que la contingencia sanitaria es también una oportunidad para retomar la alimentación y medicina tradicional

Por: Jaime Armendáriz 

Chihuahua.- Los pueblos indígenas han sabido salir adelante durante miles de años a muchos retos, y ahora no será la excepción ante la pandemia del Covid-19, que cada vez se acerca más a los lugares más remotos del estado de Chihuahua.

Esa es la reflexión que hace Irma Chávez, una mujer rarámuri, ingeniera en Ecología, que se ha dedicado a ser promotora cultural y es colaboradora en el programa Chihuahua crece contigo. Para ella, la contingencia sanitaria es también una oportunidad para retomar la alimentación y medicina tradicional.

Por ejemplo, la sequía de años recientes, agravado durante este 2020, no permitió buenas cosechas de frijol ni de maíz, productos primordiales para las personas de las comunidades. Sin embargo lo poco que se dio da pie a hacer trueques entre los habitantes para sobrellevar la situación, explica.  

 “El Covid si va a afectar, pero tampoco es que nos vayamos a quedar sin nada”, platicó durante un conversatorio organizado por Raíchali para analizar el impacto del coronavirus en la sierra Tarahumara.

Aparte el virus, que hoy tiene paralizado al mundo, se ve diferente desde la cosmovisión indígena, pues en las comunidades se han enfrentado a otras enfermedades graves y más letales y salieron adelante. Un factor importante es que lo espiritual y la conexión del ser humano con la madre naturaleza permiten tener una mayor confianza para enfrentar los problemas.

“Muchas enfermedades del ser humano tienen que ver con la salud mental y la tranquilidad en su vida. Cuando uno ‘se pierde’, llegan enfermedades, y si estamos felices, firmes en esta tierra, vamos a salir adelante”, platica Irma.

Ella ha realizado trabajos en Choreachi, una comunidad localizada en la sierra de Chihuahua, justo en el municipio de Guadalupe y Calvo, donde la pandemia se enfrentará junto a otros males que los aquejan: la inseguridad, desnutrición y demás condiciones adversas.

Durante varias generaciones se han curado con medicina tradicional. La propia abuela de Irma era partera en la comunidad y por eso lamenta que poco a poco esos conocimientos se vayan perdiendo.

Un derecho a medias para acceder a tratamientos alópatas

Aún y cuando las comunidades tienen el derecho del acceso a la medicina alópata, no resulta tan fácil recibir la atención, ya sea por la lejanía de los centros de salud, por la forma en la cual se les atiende sin tomar en cuenta sus usos y costumbres, y recientemente por la cancelación de citas de seguimiento debido a la ocupación hospitalaria por los casos Covid-19.

Elvira Luna, mujer rarámuri, es enfermera en hospital covid-19 de Chihuahua y es parte esencial en la atención a las personas de las comunidades indígenas, particularmente por la traducción entre paciente y personal médico. Ahí ha visto como la atención se ha disminuido para ese sector debido a la emergencia que se enfrenta para combatir la pandemia.

Continúa leyendo esta nota en el sitio de Raíchali:

Este periodismo es independiente en lo editorial y financiero. Estamos comprometidas a publicar contenidos éticos, novedosos, críticos y con un enfoque de derechos humanos.

Sé parte de la audiencia activa que sostiene este medio y sus proyectos. Aunque el acceso a nuestro sitio web se mantendrá abierto sin costo, puedes gratificar y reconocer a quién consideres oportuno:

Por favor déjanos conocer tus opiniones sobre lo que leíste o escuchaste ¿Es #PeriodismoParaUsarse?.

También puedes hacer una donación (monetaria o en especie) a la Asociación Civil, vía [email protected]

Raíchali
Web | + posts

Raíchali es un medio independencia de Chihuahua. Su nombre proviene del significado en rarámuri de "palabra" porque centra su información en contar historias y sucesos que tienen que ver con los pueblos indígenas y las problemáticas del campo.

Raíchali es un medio independencia de Chihuahua. Su nombre proviene del significado en rarámuri de "palabra" porque centra su información en contar historias y sucesos que tienen que ver con los pueblos indígenas y las problemáticas del campo.

Deja tus comentarios

Quizá te pueda interesar