Sustos, corajes o brujería; así conciben la causa de diabetes indígenas tsotsiles y tseltales de Chiapas

Un trabajo realizado acerca de cómo perciben los indígenas tsotsiles y tseltales de la entidad reveló, en su mayoría, creen que la diabetes es consecuencia de “los corajes”, además, también responsabilizan a trabajos de brujería de dicho padecimiento

Por: Adriana Santos

Chiapas.- De acuerdo al Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), en México, desde el año 2000, la diabetes mellitus se ha posicionado como la primera causa de muerte entre las mujeres y la segunda entre los hombres. En 2010, esta enfermedad causó cerca de 83,000 muertes en el país.

Esta enfermedad es un padecimiento que se caracteriza porque el azúcar, llamada también glucosa, en la sangre se encuentra en un nivel elevado. Esto se debe a que el cuerpo no produce o no utiliza adecuadamente la insulina, una hormona que ayuda a que las células transformen la glucosa (que proviene de los alimentos) en energía.

Es así como, sin la suficiente insulina, la glucosa se mantiene en la sangre por mayor tiempo y ello puede llevar a tener mayores complicaciones de salud, aumentando el riesgo de cardiopatías y accidentes cerebrovasculares, además de que, a largo plazo, puede causar ceguera, insuficiencia renal o incluso amputaciones por lesiones que se ocasionan en los pies.

Según Marta Menjívar Iraheta, investigadora del departamento de Biología de la Facultad de Química (FQ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dicho padecimiento es la principal causa de muerte en los municipios indígenas del país, por lo que es considerada una enfermedad letal.

«Las expectativas de la Secretaría de Salud (SS) no son alentadoras, pues los fallecimientos por esta dolencia —que suele agravarse con la obesidad, cuya tasa nacional es de hasta 70 por ciento— son recurrentes. Preocupa saber que 80 mil sujetos morirán en los siguientes años por este trastorno o por padecimientos cardíacos derivados”, expone Menjívar Iraheta.

Enrique Eroza Solana, investigador en el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, en conjunto con Rubén Muñoz Martínez, investigador titular en el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología, llevaron a cabo la investigación “Alimentación y diabetes, un pequeño gran dilema: El caso de los tzotziles y tzeltales de Los Altos de Chiapas”.

En dicho trabajo, entrevistaron a personas originarias de comunidades tsotsiles y tseltales, quienes padecen diabetes, así como a sus familiares, para conocer las causalidades de la misma, los síntomas iniciales, las dietas y la resistencia a ellas, así como sus discrepancias con la medicina, ya que, para ellos, la diabetes adquiere un nuevo significado, vinculado a eventos históricos de sus comunidades.

“El consumo de productos industriales ha alcanzado tanto a quienes se han enriquecido, como a quienes se han empobrecido, pues lejos de acceder a una alimentación saludable, los primeros mantienen los mismos patrones de consumo que sus contrapartes” señalan los investigadores.

A través de la recopilación de 36 casos, 19 hombres y 17 mujeres tsotsiles y tseltales, quienes padecen diabetes mellitus tipo 2, con una edad promedio de entre 34 a 66 años, se identificó la relación la relación de la diabetes con el consumo de bebidas y comestibles.

“Las personas entrevistadas identifican la ingesta de bebidas y comestibles como causal de diabetes desde distintas ópticas. Algunas concuerdan con el discurso médico, mientras que otras parten de visiones socioculturales y experiencias personales que confieren a las causas significados más amplios y complejos. Ocasionalmente, esta ingesta se refiere como hábito perdurable, no siempre problemático, aunque desconcertante al ser señalado como causal” añaden.

Hay quienes conectan las causas del desarrollo del padecimiento con emociones vividas antes del inicio de los síntomas. El consumo masculino de alcohol se expresa como una gran causal. Ello, al parecer, responde a una mayor permisibilidad de convivencia en espacios extra domésticos, como el trabajo y la iglesia, por ejemplo.

Algunos testimonios, sobre todo en hombres, sugieren que el consumo de alcohol tiene lugar mayormente en ámbitos de interacción que lo propician, incluidos procesos de socialización familiar.

Te invitamos a continuar leyendo la nota en el sitio de Chiapas Paralelo:

https://www.chiapasparalelo.com/noticias/chiapas/2020/08/sustos-corajes-o-brujeria-asi-conciben-la-causa-de-la-diabetes-indigenas-tsotsiles-y-tseltales-de-chiapas/

Chiapas Paralelo es un portal donde encontrarás noticias, análisis e información, obtenidos a través del ejercicio de un periodismo transparente y profesional. En Chiapas Paralelo encontrarás la otra versión de los sucesos, la que responde a los intereses de hombres y mujeres que desean vivir en un mejor país, y contribuir a su desarrollo.

Deja tus comentarios

Relacionados