Buscar

Pipas, la opción desigual ante el desabasto de agua

Reproducir

Están por cumplirse dos semanas de desabasto en los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (Siapa) a la población en el Área Metropolitana de Guadalajara tras anunciar el cierre de compuertas en la presa Calderón. Mucho se ha especulado sobre el desabasto de agua pero en el cotidiano la opción de recargar algibes con pipas, ha resultado la opción más desigual.

213 colonias son las principales afectadas por la determinación de cerrar compuertas en la presa Calderón, pero no es lo mismo vivir en Guadalajara o Zapopan, que en Tonalá y Tlaquepaque; en Balcones Santa María llevan 19 días que no cuentan con el servicio de agua y la solución que afirmó la Coordinación de Gestión Integral del Agua, dependencia estatal, no ha funcionado como lo explica Elda Luna.

“Se implementará un programa de servicio de pipas gratuitas, que estarán a disposición de todos los usuarios que se vean afectados con esta situación a fin de que puedan cargar sus cisternas y aljibes y cuenten con el servicio”. Es lo que se puede leer en el comunicado del SIAPA pero sin los detalles que complicarían  

«Sólo sabíamos que no iba a haber agua en ciertas colonias y entre ellas podría estar balcones, pero nunca sabíamos exactamente desde qué día y mucho menos esperábamos que nos dijeran que no íbamos a tener agua hasta el mes de junio, a mí, me parece muy grave. Se supone que Siapa iban a estar apoyándonos con pipas, para estar proporcionando el agua en toda la ciudad, pero esto ha sido totalmente un simulacro. La verdad, es que para acceder a una pipa en la colonia tenemos que llamar y llamar y nunca nos contestan y cuando contestan y hacemos el reporte, el reporte dura 2 días mínimo para que venga una pipa”.     

La colonia donde Kena y Elda viven pertenece a la parte alta de Balcones Santa María, por lo que hace más difícil que lleguen las pipas. Cuentan que muy rara vez se ve una pipa y que deben estar alerta para ir detrás de ella; ¿Cómo funciona el servicio? Eldaa lo describió:  

“Su estrategia fue poner un tinaco de 5 mil litros que esperaba que abasteciera a toda la colonia. Y pues, en las filas hay adultos mayores que con trabajos pueden andar y tienen que estar acarreando sus baldes de agua, hombres violentos se apoderan de las filas y acaparan un gran suministro de agua, que se supone debería ser para toda la colonia. Y en estos tiempos de covid, pues es verdaderamente grave que no contemos con este líquido”. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en las normas básicas para la prevención y propagación de COVID-19 destaca la de lavarse periódica y cuidadosamente las manos con agua y jabón. Ya que una buena higiene elimina suciedad que pudiera estar en las manos, incluidos los virus.

Ante esta situación, afirman las entrevistadas vecinas de Tlaquepaque, solamente se han acentuado las brechas de desigualdad y han aumentado otras problemáticas en distintos aspectos como especular con el acceso al agua sobrevendiéndola en las colonias, como menciona Kena:

“También en un tema de consecuencias de la situación ha habido varias, entre ellas robos, han aumentado los robos, pero ahora se roban el agua, se han metido a las casas a sacar el agua de los tinacos ha estado un poco o un mucho desordenado. Hay gente que ha estado comprando agua por desesperación, pero eso es totalmente una consecuencia a un mal gobierno y una nula atención a las necesidades de las colonias”.

Cuentan que hay personas que por la crisis del coronavirus no tienen los ingresos necesarios para comprar agua potable y darle el uso que cotidianamente se le da al agua de la llave, ya sea para bañarse, lavarse las manos, comer. En su colonia hay vecinos mayores de edad que ocupan ayuda para acarrear los botes de agua o personas con limitación para desplazarse y eso, no lo está resolviendo ninguna autoridad municipal.

Ante esta situación que viven actualmente las personas con desabasto de agua se han tenido que tomar medidas, ya que la desesperación de la gente por el agua ha recurrido a varias instancias. Eldaa describe la frustración que el no tener agua ha provocado en la colonia Balcones Santa María.  

“A partir del 4to día aproximadamente la gente se empezó a brincar a la azotea de las personas que cuentan con tinacos para extraerles el agua e incluso robarles el tinaco. Después, que todo el tiempo llamamos al SIAPA, no obtuvimos respuesta, las pipas jamás llegaron. La presidenta de la colonia interpuso una queja”.

Lia Castellanos, Presidenta de la colonia Santa María presentó una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) con las firmas de los habitantes de la colonia aunque tengan una crisis que resolver no descartan que se repartan responsabilidades. 

Foto: Marco von Borstel. Fecha de publicación: 17 marzo 2021.

** En Perimetral estamos comprometidas a mantener la línea periodística de los contenidos, con ética y enfoque de derechos humanos.

¿Te gusta lo que escuchas y lees? ¿Te sirve?

Sé parte de la audiencia activa que sostiene este proyecto de largo aliento. Haz tu donación monetaria a través de [email protected] **

Este periodismo es independiente en lo editorial y financiero. Estamos comprometidas a publicar contenidos éticos, novedosos, críticos y con un enfoque de derechos humanos.

Sé parte de la audiencia activa que sostiene este medio y sus proyectos. Aunque el acceso a nuestro sitio web se mantendrá abierto sin costo, puedes gratificar y reconocer a quién consideres oportuno:

Por favor déjanos conocer tus opiniones sobre lo que leíste o escuchaste ¿Es #PeriodismoParaUsarse?.

También puedes hacer una donación (monetaria o en especie) a la Asociación Civil, vía [email protected]

Kaomi Gutiérrez
+ posts

Estudió la licenciatura de Periodismo en el Centro Universitario del Sur, de la Universidad de Guadalajara.

Estudió la licenciatura de Periodismo en el Centro Universitario del Sur, de la Universidad de Guadalajara.

Deja tus comentarios

Relacionados

Del dato al relato