Canoas se opone a ser un hoyo de extracción

Estudió la licenciatura de Periodismo en el Centro Universitario del Sur, de la Universidad de Guadalajara.

Fotos: Kaomi Gutiérrez

Manzanillo, Colima a 5 de noviembre 2020.- Desde que llegas a Canoas en Colima se percibe la idea de que la comunidad indígena está dando una batalla muy especial, cuando ya llegas a la casa ejidal queda confirmado con una enorme pancarta que dice “no a la minería” que ahí se busca ser territorio libre de extracción.

La comunidad se ubica al norte de Manzanillo y tiene 287 habitantes según el diagnóstico de salud comunitario, lo que representa una muy baja densidad poblacional para el estado de Colima, pero lo que le atrae la atención de la empresa canadiense Hematite S.A. de C.V. es que ahí pretende realizar el proyecto Rufus 5, en una superficie de 28.6 hectáreas; quiere extraer minerales, principalmente hierro, en un periodo de 16 años. 

Raymundo Campos es el presidente de bienes comunales de Canoas y al entrevistarlo, lo primero que me cuenta es cómo se enteraron del proyecto por el propio gobierno municipal a través del director del Medio Ambiente: “nos citó a reunión para decirnos las afectaciones del proyecto, las hectáreas, los daños que podía causar, los pros y los contras”. Me explica que fue inmediata la inquietud e inconformidad.

“Mostramos nuestra inconformidad, porque ya habíamos tenido en 2014 otra acta de asamblea donde se declaraba Canoas libre de minería, por unanimidad en la asamblea esa acta fue protocolizada ante un notario. Hemos venido tocando puertas a la mesura de las autoridades, tanto a nivel estatal como a nivel federal, porque el Presidente Andrés Manuel dijo que cualquier proyecto minero a cielo abierto debería ser cancelado, entonces mandamos acta a SEMARNAT nacional y estatal. SEMARNAT Colima quería hacer una consulta y en base a lo que tenemos, ya nos consultamos y no queremos la consulta, porque no tenemos la confianza en las instituciones para hacer una consulta”.

Agua, la otra razón de interés que afectará seis ejidos

Rufus 5 estaría en los afluentes del río El Cacao que surte de agua a la comunidad Canoas y otros seis ejidos: Puertecito de Lajas, Llano de la Marina, Ciruelito, Cedros, Lomas de Ávila Camacho y Paticajo. 

En Canoas el agua es fundamental para las actividades económicas de la comunidad como la agricultura, de donde se sostienen al cultivar café, maíz y frijol. El café es lo que genera más recursos para sus habitantes como lo cuenta Raymundo Campos.

“También nos oponemos porque el río el Cacao que se compone de los afluentes de donde va a ser la explotación minera. Tenemos más de 400 hectáreas de café, que se verían afectadas, con el cambio de uso de suelo y la destrucción masiva de árboles y por más que nos prometan no estamos dispuestos a cambiar dinero por la naturaleza. Es la parte que nos preocupa, porque si no es SEMARNAT, no es PROFEPA, no es CONAGUA, quién se va a encargar de proteger el medio ambiente. Nosotros tuvimos que recurrir a las oficinas para recordarles a las instituciones cuál es su trabajo; con tan solo hacer su trabajo nos apoyan”. 

Canoas no pelea solo contra la empresa Hematite

El 8 de octubre hubo una manifestación afuera de las oficinas de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales en Colima, donde el principal objetivo fue comunicar que no quieren la consulta comunitaria; dejaron un escrito firmado por Canoas y todas las comunidades aledañas que resultarían afectadas por el megaproyecto de extracción minera.

Te puede interesar: Oficialmente Zacualpan es Territorio Libre de Minería.

Diez colectivos les respaldan contra Rufus 5, uno de ellos es Vigilemos Manzanillo y Daniela Romo integrante de la agrupación cuenta las razones por las que hay rechazo a la minería. 

“Sabemos que hasta el momento no existe ningún proyecto minero que sea realmente sustentable y existen un sinfín de procesos que aún requieren de herramientas y de procesos que provocan daños al medio ambiente, también la minería abierta, que es la que se propone en este proyecto; aunque el proyecto contempla una reforestación de 80 mil árboles que habría que vigilar que en realidad se haga y aun así haciendo esa labor, para contrarrestar los daños que se harían, no sería suficientes”.

El Subdelegado de la administración de la SEMARNAT, Carlos Alcaraz Mendoza dijo que si no querían la consulta no se hacía, pero hasta la fecha no existe un documento que afirme lo dicho ese día, por lo tanto, los habitantes de Canoas siguen a la espera de tener respuesta a nivel estatal o nacional.  

Salud Valencias es la Secretaria del ejido Canoas y en entrevista con Perimetral explica que el gobierno municipal tiene un interés fuerte porque se concrete el proyecto.

“Este proyecto lo llevaron al municipio para el cambio de uso de suelo, ya traían varias firmas de diferentes dependencias del gobierno de Colima, entonces, prácticamente estaba aprobado por varias dependencias, faltaba el cambio de uso de suelo, o sea, nosotros éramos los últimos que nos íbamos a enterar de lo que se estaba fraguando por allá”

Todo el aparato gubernamental a favor de la minería

Las dependencias en el gobierno de Colima que promueven y trabajan para convertir a Canoas en un nuevo hoyo de extracción y despojo son: Consejo Estatal Forestal, Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano, Secretaría de Fomento Económico, Federación Agronómica, Comité estatal de Sanidad Vegetal, Secretaría de Desarrollo Rural y se les une la Universidad de Colima.

Como en otros estados la Comisión Nacional del Agua (Conagua) también facilita trámites para la explotación minera.

En Canoas no desconocen los impacto que provoca la extracción de hierro. Raymundo Campos presidente de bienes comunales en la comunidad indígena, expone argumentos por qué pelear contra la mina.

“La minería tenemos región cercana aquí a 5km, donde ya está contaminado todo, vemos que no es ningún progreso la minería, porque el recurso que se obtenga no es para la comunidad, parte de que te van a contaminar la salud el recurso es para ellos. Se termina el recurso y ellos se van y dejan la destrucción, por eso se le dijo al de SEMARNAT que nos mostrara una parte donde se haya hecho la explotación y se encargó de restaurar, y él dijo claramente que no. Esa es la parte delicada que prometen explotación y luego restauración, pero un cerro derrumbado no se puede restaurar. 

Servicio Geológico Mexicano con los ojos en la riqueza mineral de Colima

Según el manual La mina nos extermina de Gustavo Castro Soto de la organización Otro Mundos, los efectos de la minería son el daño a la salud, la flora, fauna, además del consumo masivo de agua que en su mayoría termina contaminada.

Datos del SGM muestran que en 2017 el 38.7% de superficie en Colima está concesionada y el hierro es uno de los principales minerales que se extraen en el estado como ya pasa con Peña Colorada.

Pero como en todas las resistencias contra la extracción minera, rechazar la mina ha provocado represalias: han aparecido personas encapuchadas en Canoas para intimidarlos confiesa el señor Raymundo, por lo que se envió presencia de la Guardia Nacional.

“Nosotros, le pedimos al gobierno, que si no es un proyecto que se lleve con el medio ambiente, no necesitamos dicho proyecto, nosotros con los recursos naturales que tenemos, que son suficientes, rechazamos la minería a costa de lo que sea, porque hemos tenido ciertas intimidaciones. Nosotros sí tenemos miedo, pero le tenemos más miedo a la contaminación de nuestro río.” 

El gobierno municipal de Manzanillo a través de la presidenta Griselda Martínez, se ha pronunciado en contra de la minería hasta deslindarse, pero eso no provoca certidumbre entre los ejidos.   

Las mujeres al frente de la batalla

Lourdes Ochoa es la comisaria del ejido. Explica que aparecen enviados a ofrecerles calles pavimentadas o un purificador de agua a manera de enganche para que los habitantes accedan al sí a favor de la mina. Recuerda que se fueron diciendo “vamos a venir casa por casa a pedir el voto” porque si obtienen el 50+1, se ponían a trabajar.

Entre los argumentos que exponen las personas en Canoas, es que desde 2014 ya existe el decreto estatal de la Ley sobre los Derechos de los Pueblos y Comunidades Indígenas y la determinación del territorio lo deciden ellos.

Pero no es la primera vez que un megaproyecto intenta invadir y extraer bienes naturales de su territorio, hace seis años se denunció la tala ilegal de árboles por la empresa RM Pacific Group S.A. de C.V. cuyos trabajadores se instalaron en sus tierras; de aquello resultó una multa de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente. 

Salud Valencia hace una reflexión de cómo han ido adquiriendo información y conciencia de lo que implica defender su territorio y sus decisiones como ejido.

“Canoas desde el 2013, 2014 se rechazó uno, o sea, al parecer se quedó quieto el asunto, ahora se reactiva con otro nombre con otra empresa y se empieza a hacer esto. Entonces pues claro que no queremos eso, entonces lo que se hizo fue hacer un acta, llevar un acta notariada para presentársela primero a Alejandro, al Medio Ambiente del municipio y llevarle todo lo que teníamos ya de años anteriores, para que ahora sí tuvieran una visión general del porqué estábamos rechazando”.

Canoas como en el caso de la comunidad Zacualpan, que forma parte de Comala y fue declarado territorio libre de minería en 2014, además de minerales tiene como interés manantiales, veneros y afluentes limpios que los convierte en un destino de exploración natural.

Saliendo de esta lucha particular, cuenta Raymundo, tienen un proyecto ecoturístico “hay muchas formas para crear fuentes de trabajo sin la necesidad de un proyecto minero. Somos campesinos pero también tenemos visión hacia el futuro”.     

Sigue la vía legal

El representante legal Hematite, una sociedad mexicana con inversión extranjera, es John William Brennan Bourdon. En entrevista con el semanario Proceso rechazó los señalamientos contra el proyecto Rufus 5, en el sentido de que causará daños irreversibles a la biodiversidad y los manantiales; los integrantes del ejido tienen claro que el destino de su territorio es otro en caso de que se imponga la mina.

Salud Valencia explica el siguiente paso. 

“Ahorita estamos planeando llevar lo más pronto posible a la agraria a la RAN Registro Agrario Nacional, para que nos hagan un registro de que canoas queda libre de minería y quede como constancia para futuros proyectos”. 

Lo que piden en Canoas es simple: que respete su decisión como comunidad de no a la contaminación y no a la minería. 

Deja tus comentarios

Relacionados