Y la Antimonumenta sigue en su lugar

Foto: Perimetral

A punto de cumplirse los dos meses de que fue colocada la Antimonumenta por los feminicidios y las miles de mujeres desaparecidas en la entidad, el recordatorio de falta de justicia sigue en su lugar.

Mientras afirmó el secretario general Enrique Ibarra Pedroza que sería el Instituto Nacional de Antropología e Historia quien definiría si ese era su lugar o no, el dictamen prometido no se ha exhibido.

Hilda Monraz es historiadora y experta en arte contemporáneo, analiza la instalación de la Antimonumenta y reconoce la capacidad de organización que no resulta espontánea.

La historia de bronce es homogénea e irreal

La Antimonumenta no busca “la estética de la mujer ni representarla como una esencia de la femineidad”, dice la historiadora haciendo referencia a las estatuas que estilizan la figura de los “héroes” nacionales.

Es a través de un color, de una acción disruptiva, que se jalan los ojos de caminantes en el centro para hacer pensar sobre un problema no resuelto: la violencia contra las mujeres y la ausencia de justicia.

Por absurdo que parezca, es necesario preguntar cuál es el sentido entonces de crearla y ponerla, Hilda Monraz expone sus argumentos.

No es la única que coincide con ella en que la esquina de la plaza frente a Palacio de Gobierno donde despacha el gobernador, es el lugar indicado donde debe quedarse.

Te puede interesar: Anti Monumenta debe permanecer en ese espacio: directora del INAH Jalisco.

La directora de la delegación del INAH en Jalisco afirmó a Perimetral a pocos días de fijarse el símbolo sobre el piso, como acto de conmemoración del Día Internacional para eliminar la Violencia contra la Mujer, que ahí debía permanecer.

Pero hay un dictamen que se está elaborando y llevaría alrededor de quince días concluirlo para oficialmente y contra la posición de las familias de que ahí se queda, se decida si permanece o se reubica.

INAH permite tuneladora pero duda de Antimonumenta

Hilda Monraz cuestiona el papel del INAH y enlista las omisiones de su actuación en obras públicas que sí han afectado el patrimonio o calles, pero no fueron sometidas a dictámenes, como ahora sí se pretende.

El símbolo del género femenino con un puño alzado en color morado se colocó con la fuerza de veinte mujeres que la descargaron, erigieron y soldaron.

Está ubicada en lo que renombraron como plaza Imelda Virgen con una placa de bronce, el caso más visible de la familia mas persistente en la exigencia de justicia al asesinato de su hija y hermana.

Es una representación corta de lo que atraviesan las familias de más de mil 500 mujeres asesinadas en los últimos 8 años.

* En Perimetral estamos comprometidas a mantener la línea periodística de los contenidos, con ética y enfoque de derechos humanos.

¿Te gusta lo que escuchas y lees? ¿Te sirve?

Sé parte de la audiencia activa que sostiene este proyecto de largo aliento. Haz tu aportación monetaria a través de perimetral.press@gmail.com **

Radialista y reportera desde la adolescencia. Cubro la agenda social con perspectiva de derechos humanos, la fuente cultural me forjó en la etnografía. Han caído premios en la Bienal Internacional de Radio, premios estatales, nacionales e internacionales, pero lo que más me motiva es hacer ruido con el periodismo sonoro. Soy parte de la Red de Periodistas de a Pie.

Deja tus comentarios

1 comment

Relacionados