Existen 376 quejas contra policías municipales por homicidio, detención arbitraria, tratos crueles

Integra la Defensoría mil 464 quejas en 18 meses contra autoridades municipales. Hay por lo menos tres asesinatos en lo que va de este año

Por: Pedro Matías

Oaxaca.- En Oaxaca se iniciaron 376 quejas contra policías municipales que van desde homicidios, detención arbitraria, uso indebido o desproporcionado de la fuerza, tratos crueles o inhumanos, suspensión arbitraria de los derechos de una persona, imposición de penas o sanciones crueles e inhumanas, detención ilegal, agresiones hasta amenazas, denunció la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca.

Luego de condenar el asesinato del joven deportista Alexander Martínez Gómez y las lesiones provocadas a otro menor de edad, perpetradas presuntamente por elementos de la Policía Municipal de Acatlán de Pérez Figueroa, la noche del martes 9 de junio, la Defensoría confirmó que en los últimos 18 meses han integrado mil 464 quejas contra autoridades municipales, de las cuales 376 es contra sus corporaciones policiales.

El ombudsman Bernardo Rodríguez Escamilla, detalló que durante 2019 recibió mil 344 quejas contra autoridades municipales, de las cuales 256 (el 19 por ciento) estuvieron relacionadas con violaciones a los derechos humanos cometidas por directores, comandantes, tenientes y elementos de las policías municipales, así como topiles.

Mientras tanto, en lo que va de 2020, la Defensoría ha recibido 120 quejas contra policías municipales, entre las cuales se encuentran dos decesos de personas ocurridas al interior de los centros de detención municipal de El Espinal y Matías Romero y ahora ocurre el asesinato de Alexander Martínez Gómez en Acatlán de Pérez Figueroa.

Los municipios que registran la mayor incidencia de quejas contra sus elementos policiales en el primer semestre de este año son: Oaxaca de Juárez, Santa Cruz Xoxocotlán, Santa Lucía del Camino y Ciudad Ixtepec.

Por tal razón, señaló que es urgente generar procesos de formación, sensibilización y acreditación de los elementos municipales de toda la entidad en materia de derechos humanos.

De igual forma, el órgano autónomo sostuvo la importancia de establecer una estrategia integral contra la violencia en la región de la Cuenca del Papaloapan, misma que contemple la atención de las causas estructurales que han provocado el desbordamiento de la criminalidad en la zona.

Por lo pronto, la Defensoría inició un expediente de oficio por probables violaciones a los derechos humanos, al tiempo que realizará las investigaciones conducentes a fin de esclarecer las circunstancias en las cuales ocurrieron los hechos, y, en su momento, emitir la resolución que conforme a derecho corresponda.

De igual forma, pidió que ante este tipo de situaciones es importante que se adopten medidas de atención física y psicológica a los familiares de las víctimas, además de garantizarles el acceso a la justicia.

Consideró que ante lo cual, sostuvo la institución, es fundamental realizar de manera diligente las investigaciones en un lapso razonable que permita establecer las responsabilidades e imponer las sanciones correspondientes respecto de los probables delitos cometidos o de las posibles violaciones a derechos humanos.

Sin embargo, la señora Virginia Gómez denunció que pasaron mas de 12 horas sin que los peritos se presentaran a realizar las diligencias ministeriales y ninguna autoridad se apersonaron para ofrecerle ayuda o una disculpa, por el contrario, nadie quiere contestar el teléfono.

Cabe mencionar que el pasado martes 9 de junio alrededor de las 22:00 horas, la policía municipal de Acatlán de Pérez Figueroa que viajaban en la patrulla 023 mataron al menor Alexander Martínez y dejaron herido a Carlos, otro menor de 15 años.

La inconsolable mujer insistió: “Me mataron a mi hijo y me mataron a mi. Exijo justicia por el amor de Dios”.

Antes en un video clamaba: “Mi hijo no era malo, mi hijo no fumaba, mi hijo no tomaba, mi hijo tenia un sueño (y) estos hijos de su puta madre se los ha truncado”.

Alexander Martínez Gómez, de 16 años de edad y de nacionalidad estadounidense, ya se encontraba jugando en el futbol de tercera división en un equipo filial del equipo Rayados de Monterrey.

Virginia Gómez lloraba con rabia al tiempo que cuestionaba:

“¿Por qué se meten con los niños?. Mi hijo acaba de cumplir 16 años y una patrulla se le fue encima. A mi hijo me lo mataron porque yo lo vi y lo estoy viendo y no me van a dejar caer. Que todos se levanten y no se dejen porque si eso se lo hicieron a mi hijo se lo pueden hacer a cualquiera de ustedes”.

“Mi hijo iba con ellos dos a la gasolinera por un refresco. Me acaba de bañar solo lo estaba esperando para comernos la pizza. Ellos no son unos delincuentes, son unos niños y como voy a creer que esos pendejos se confundan”, se desgañitaba con dolor.

Pese a los cuestionamientos a la Fiscalía General de Oaxaca por su tardanza en realizar las diligencias ministeriales, ésta informó que el Instituto de Servicios Periciales realiza estudios de química, balística, planimetría y prueba de rodizonato de sodio; Ministerios Públicos y AEI reciben y realizan declaraciones de testigos, entrevistas y diligencias, al tiempo que confirmó la detención de un policía.

De acuerdo con la carpeta de investigación 18130/FCUEACATLÁN/2020, la noche del 9 de junio de 2020, aproximadamente a las 22:30 horas, un grupo de alrededor de 9 adolescentes se encontraba en un camino ubicado en jurisdicción de Acatlán de Pérez Figueroa, cuando fueron agredidos con disparos de arma de fuego (escopeta), ocasionando que el adolescente perdiera la vida en el lugar.

Por su parte, diputados del grupo parlamentario de Morena en el Congreso local, exigieron a la Fiscalía General hacer una investigación puntual para garantizar justicia en este caso, de igual forma exhortaron a la Defensoría otorgar medidas cautelares a los familiares de las víctimas que han denunciado públicamente este delito.

Señalaron que es muy grave lo que la madre de Alexander ha denunciado públicamente y coincidieron en que las autoridades deben poner puntual atención a los señalamientos graves contra los elementos policiacos del municipio que encabeza Adán José Maciel Sosa, edil de extracción panista.

Los legisladores coincidieron en que esta acción contradice a los objetivos de paz y tranquilidad que señaló el munícipe Adán José Maciel Sosa, quien mediante una publicación en Facebook lamentó los hechos y se comprometió a entregar a la Fiscalía General del Estado el informe policial para las diligencias.

 “Recordemos que el primer objetivo de la autoridad municipal es la protección de las familias, velar por la paz y la seguridad”, expresaron las y los integrantes del Grupo Parlamentario de Morena.

Deja tus comentarios

Relacionados