Escribo porque existo

Reproducir

Escribo porque existo

Escribir es un acto profundamente atemorizante, perturbador, te atraviesa y te destripa. Nadie es la misma persona después de decir con su lápiz lo que le sucede a su mente.

Parafraseando una cita de Simone de Beauvoir, dice que ella no sabía que estaba triste hasta que escribió lo que sentía, lo leyó y le dieron ganas de llorar.

Da miedo ser leída. Ser leída te vulnera porque ¿qué más puedo escribir si no es lo que tengo entre mis manos? Entre las cejas, el mentón, el corazón y los riñones; entre mis relaciones, mi trabajo y mis sentires. Todo lo demás es una imitación.

Lo que escribimos es lo que somos y yo creo que por eso da miedo.
Me pasa que cuando leo a alguien creo que es una persona sumamente especial.

He llegado a pensar que escribir es un privilegio que solo personas tocadas por la divina providencia pueden hacer, señores de la antigua Grecia con demasiado tiempo libre o genios incomprendidos o limitados por alguna condición física.

Tal vez esa creencia es lo que les protege de que les humanicemos. Les conserva en la idea de que son seres elevados, en vez de verles como lxs artistas mundanos creadores que son.

Y pienso que por eso mucha gente cree que hay que ser increíble para escribir. Uy, y pues como no pensarlo, y sobre todo con las mujeres que históricamente se nos negó el derecho a la voz.

En el mejor de los casos, la escritura se canjeaba por libertad, pero ya no más. Ahora me toca escribir a mi.

Cuando escribo sano porque me conecto con mis entrañas. Las palabras son el instrumento de creación de la realidad. Todo es sensaciones y movimiento hasta que lo organizamos dentro de un significado coherente con el ser, con mi yo.

Quizá te puede interesar leer de la #AlianzaDeMedios Imaginar las «historias individuales» podría detonar tu empatía

Yo soy yo y por eso me doy el permiso de escribir, porque tengo el poder y las ganas de que se sepa que pienso, de desarrollar mis ideas y jugarle un rato a la inmortalidad impregnada en el papel.

Como psicóloga, le doy una especial importancia a las palabras, pero no solo a las que se me ocurren a mi, también las que se entretejen y crean alternativas de vivir.

Yo no creo que me sirva sentarme en mi trono y pretender ser más que el resto, yo me siento en un círculo y me conecto porque creo que si la psicología no hace sentido con la realidad inmediata no tiene caso que exista.

Esta es mi manera de presentarme: soy Lina Ramos, tengo 24 años, soy
egresada de psicología y actualmente hago mi servicio social. También llevo casi un año dando acompañamiento psicológico y otros años más dando orientación vocacional.

¡Escucha este podcast! Relatos desde el espejo: una surfista contra el machismo

De este tipo de temas me vas a poder leer: de la vida y la psicología.
Espero que a alguien le resuenen mis pensamientos y así, conectar.

Si quieres contactarme porque te interesa una atención profesional, escríbeme: perimetral.press@gmail.com

Ilustración: Imgur. Fecha de publicación: 10 de junio 2022.

Este periodismo es independiente en lo editorial y financiero. Estamos comprometidas a publicar contenidos éticos, novedosos, críticos y con un enfoque de derechos humanos.

Sé parte de la audiencia activa que sostiene este medio y sus proyectos. Aunque el acceso a nuestro sitio web se mantendrá abierto sin costo, puedes gratificar y reconocer a quién consideres oportuno:

Por favor déjanos conocer tus opiniones sobre lo que leíste o escuchaste ¿Es #PeriodismoParaUsarse?.

También puedes hacer una donación (monetaria o en especie) a la Asociación Civil, vía perimetral.press@gmail.com

Lina Ramos
+ posts

Psicóloga, feminista y actriz.

Psicóloga, feminista y actriz.

Deja tus comentarios

Relacionados

Opinión
Gratificaciones PerimitralGRATIFICACIONES