Buscar

Cultivos y ejidatarios, afectados por falso combate vs extracción de agua

Reproducir

*Te sugerimos usar audífonos*

Desde el mes de marzo de este año y debido a las sequías por falta de lluvias, el gobierno del estado de Jalisco a cargo de Enrique Alfaro Ramírez y la policía estatal, iniciaron una persecución contra ejidatarios del Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) y de la región Ciénega.

También el gobierno de Chapala colaboró en la pesquisa contra quienes acusaron de utilizar agua del río Santiago a través de sistemas irregulares que provocan desabasto en Guadalajara.

No hay que olvidar que actualmente el agua de la cuenca del río Santiago registra altos niveles de contaminación que tienen a poblaciones enteras como Agua Caliente en Poncitlán, enfermas con daño renal o cáncer.

Un operativo que consistió en la clausura de al menos 10 puntos de riego en el tramo agrícola del “Sistema Antiguo” que va de la planta de bombeo en Ocotlán hasta el poblado de La Constancia, a unos kilómetros de la cabecera municipal de Poncitlán, fue el escenario donde el gobierno de Jalisco con la colaboración de la Fiscalía del Estado, escenificaron una trama de vengar a los que le quitan el agua a los citadinos.

Sin embargo, el gobernador Enrique Alfaro y sus operadores del drama televisado, no contemplaron que los cultivos de al menos cinco municipios podrían perder más de mil hectáreas de cultivo este año a falta de sus sistemas de agua que la policía estatal se encargó de clausurar, bloquear e incluso destruir.

Esto que están enfrentando los agricultores de Juanacatlán, Ixtlahuacán de lo Membrillos, Chapala, Poncitlán y Zapotlán del Rey, son los más afectados tras el daño de romper las bombas de sus sistemas de riego y el cierre de compuertas para la circulación del agua del río Santiago. 

Perimetral realizó un recorrido a tres puntos clave donde los cultivos de avena y trigo están comenzando a secarse.

El primer punto que visitamos fue en la ex Hacienda de Zapotlanejo que se encuentra en el municipio de Juanacatlán, donde tuvimos la oportunidad de platicar con el ejidatario Andrés Vázquez Fernández. 

Afirma que desde enero no les avisaron de la reducción de agua, lo que ha afectado además de su localidad, a las comunidades de Miraflores en Atequiza,  que ya tiene parcelas de trigo completamente secas y que se ha extendido hacia Atotonilquillo, Casa Blanca y San Jacinto: «Sí se que acaban de hacer un paro aquí en Atequiza, porque esta es la zona más afectada: lo que es Atequiza, Atotonilquillo, Casa Blanca, Poncitlán, ahí sí la verdad son muchísimas las pérdidas porque ahí sí hubo hasta destrucción de su equipo de bombeo».

Andrés nos describió que son al menos entre 4 y 5 riegos lo que necesita su parcela, los cuales se dividen entre los meses de enero a abril, pero aunque las compuertas del río Santiago están abiertas, el agua no ha sido la suficiente, en su caso, el riesgo es de 15 mil pesos invertidos en dos hectáreas de su pertenencia, es decir, más de 8 toneladas que podrían perderse esta temporada. 

Y platicó que 200 hectáreas más de la ex Hacienda de Zapotlanejo de otros sembradíos que han debido improvisar sus formas de hacer llegar agua de río a sus parcelas, podrían quedar totalmente inservibles de manera que las semillas se queman y terminan siendo merma que las forrajeras ni siquiera comprarían: «Si no llega algo de agua sí se va a perder el cien por ciento, la mayoría ya de plano, esta está a un límite de que se salve, ahorita en uno o dos días todavía se pueden salvar pero la gran mayoría ya están perdidos y no te estoy diciendo de una o dos hectáreas, te estoy diciendo que son personas que tienen 15 o hasta 20 hectáreas», afirmó Andrés.

El recorrido por tres ejidos estuvo facilitado por la organización “Un Salto de Vida”. Es Alan uno de los voceros quien explicó que aunque las compuertas del agua del río Santiago no están clausuradas, el agua no se distribuye de forma equitativa.

¿Por qué? porque la prioridad es suministrar a los citadinos del Área Metropolitana de Guadalajara por encima de que esa agua no es saludable ni para el uso doméstico, mucho menos para regar siembras que posteriormente se transforman en alimentos:

«Cada ejidatario va agarrando lo que le corresponde aquí estos que tienen abierto y están regando, pues hasta hoy o mañana ya le podrá tocar a Andrés […] No está abierta al total de su capacidad porque están llevándosela a Guadalajara, la principal bronca es que Guadalajara está agarrando el agua de aquí (zic.) […] Sí la tratan, pero no adecuadamente y es la misma pregunta para ellos (los ejidatarios) ¿por qué riegan con agua tóxica? Porque es la que hay y esta agua no debería usarse para producción», dijo Alan.   

Continuando con el recorrido, en los límites de las delegaciones de Atotonilquillo y Atequiza, se pudo observar que al menos 200 hectáreas también están en riesgo, con pérdidas de 25 mil pesos por hectárea, por la misma razón de insuficiencia de agua que corre desde el municipio de Ocotlán, lugar donde limitan el paso a raíz de evitar que las zonas bajas de ese municipio se inunden, o al menos así fue como lo expresó el ejidatario Javier Serrato Navarro:

«No quieren llenar la laguna por alguna razón, cerrando en tiempo de aguas la compuerta de Poncitlán se llenaría la laguna, pero es cierto que si la cierran, se inundan las partes bajas de Ocotlán, esa es la problemática, además hay mucho terreno que también es sembradío de sorgo […] Es sabido por todos los políticos de aquí de todos los sembradíos, somos el distrito 13 de sistema de riego, por alguna razón quieren tener el agua hasta abajo por las inundaciones, quieren tener bajo para que en un temporal fuerte de lluvias no se inunde Ocotlán y eso perjudica a Guadalajara y a nosotros porque se hicieron fincas, se hicieron colonias bajas en Ocotlán».

En San Miguel Zapotitlán, delegación de Zapotlán del Rey, Pedro Hernández Padilla que también es ejidatario contó que el SIAPA y el gobierno del estado destruyeron equipo de bombeo que utilizaban para extraer agua del paso del río, algo que los inconformes protestan por la inversión que han realizado desde tiempo atrás. 

Inversiones de 6 a 7 hectáreas por ejidatario que están perdiéndose, razón por lo que días atrás realizaron bloqueos en carreteras para mostrar su inconformidad de que a través de elementos de seguridad pública del estado. 

Al menos 10 bombas fueron destruidas o clausuradas, que les costaron una alta inversión de adquirir, sólo por una justificación de acusación por ser supuestamente tomas clandestinas de agua como sostuvo en medios a través de una rueda de prensa el Jefe de Gabinete Hugo Luna, quien catalogó a estas acciones como “huachicoleo de agua”. 

Pero a decir del ejidatario, Alfaro retractó sus palabras y se comprometió a resarcir el daño causado por ellos mismos y SIAPA comenzó a reponer las bombas, pero no todas las que había dañado:

«Estamos en modo de que a lo mejor vienen y nos paran, nos queda mucho terreno que darle riego […] No dicen (porqué los detienen) ellos (policía del estado) no más llegan y apagan inclusive esa vez sólo llegaron y destruyeron no dijeron nada de que tuvieran una orden y dijeran que nos iban a detener, si actuaron como si nuestros equipos fueran clandestinos porque llegaron y lo destruyeron y desde el 22 de marzo hasta ahorita si ustedes se fijan todavía hay muchos elementos de la policía estatal resguardando como si fuéramos unos malhechores o delincuentes […] Nos están invadiendo nuestras instalaciones donde estamos gente al pendiente ahí de nuestras instalaciones y a nuestros equipos no les pase nada», platicó Pedro.

Los ejidatarios han sufrido en esta comunidad el acoso de la policía federal desde el 22 de marzo y hasta la fecha de esta publicación, donde incluso han llegado a detener a agricultores de la comunidad de San José de Ornelas que buscan poner a trabajar sus propias bombas, donde dicen que no están robando, ya que dicen cumplir con sus pagos, dejándolos en una incertidumbre donde sólo cuando el gobierno del estado decida dejarlos trabajar y no cuando lo necesiten:

«Si nos dejan checar, pero no puede entrar nadie ahí, tienen ordenes estrictas de que nadie puede entrar a esos equipos cuando son de nosotros, estamos legalmente, no entiendo ¿por qué esa actitud de no dejar a otros compañeros que se arrimen ahí? […] Es propiedad ejidal, es de nuestro equipo y ellos tienen tomado ahí como si fueran del estado, yo ya lo sugería en la noche no nos podemos arrimar, qué tal se va la electricidad y los equipos están sin trabajar, nadie puede estar a gusto o tranquilo porque están ellos ahí y pues son varios elementos», agregó Pedro.

Además del acoso, la desesperación y la incertidumbre, los agricultores pasarán una crisis económica por la alta cantidad de hectáreas y meses de trabajo que se encuentran en un alto riesgo de perderse, por cubrir las necesidades centralizadas de la autoridades de Jalisco y de criminalizar el trabajo de un sector laboral que se dedica a la producción de las primeras necesidades alimenticias que los jaliscienses requieren para vivir. 

Por si fuera poco, las autoridades se enfrentan al problema de que el río Lerma-Santiago sea uno de los lugares más contaminados a nivel internacional; es  una cuenca de agua contaminada por cerca de 741 empresas, 10 por ciento de ellas son de inversión extranjera, que cada año descargan más de mil 90 sustancias químicas al agua y han generado cientos de enfermedades a quienes la consumen, según informes de la Comisión Estatal del Agua de Jalisco (CEA).

Foto: Atemi García. Fecha de publicación: 9 de abril 2021.

* En Perimetral estamos comprometidas a mantener la línea periodística de los contenidos, con ética y enfoque de derechos humanos.

¿Te gusta lo que escuchas y lees? ¿Te sirve?

Sé parte de la audiencia activa que sostiene este proyecto de largo aliento. Haz tu donación monetaria a través de [email protected] **

Atemi Yeudiel García Sánchez
Web | + posts

Periodista en Decisiones. Fui reportero de Radio Universidad de Guadalajara en Ocotlán, produjo y condujo Alto Rendimiento, programa especializado en deportes, fui coeditor web en El Diario de México en la CDMX. Soy aficionado de los deportes y trabajo temas medioambientales, políticos y de denuncia social. Me gusta la cultura pop.

Periodista en Decisiones. Fui reportero de Radio Universidad de Guadalajara en Ocotlán, produjo y condujo Alto Rendimiento, programa especializado en deportes, fui coeditor web en El Diario de México en la CDMX. Soy aficionado de los deportes y trabajo temas medioambientales, políticos y de denuncia social. Me gusta la cultura pop.

Deja tus comentarios

1 comentario

Relacionados

Del dato al relato