Agricultores de Ocotlán, Poncitlán, Zapotlán del Rey, Ixtlahuacán de los Membrillos y Chapala denunciaron el daño a su propiedad privada por parte del personal de la Fiscalía General de Jalisco

Agricultores de Ocotlán, Poncitlán, Zapotlán del Rey, Ixtlahuacán de los Membrillos y Chapala denunciaron el daño a su propiedad privada por parte del personal de la Fiscalía General de Jalisco. 

Esto luego de un operativo realizado por la Secretaría de Gestión Integral del Agua, la Comisión Estatal de Agua y el SIAPA este lunes 22 de marzo en el que desmantelaron bombas de extracción de agua del río Santiago.

Miedo

Pedro Maldonado ejidatario de San José de Ornelas:

“No nos dieron acceso a tomar a evidencias, los arrancadores los tenemos dentro de un cuarto, cuando quisimos entrar al cuarto no usaron violencia, pero no nos permitieron el acceso. A simple vista lo que se ve, las cuchillas de plano se las llevaron, los medidores no alcanzamos a ver si se los llevaron o no, hay algunos cables tirados, esperemos que no sean del equipo, cuando llegamos de buena manera a pedirles permiso de entrar a ver los destrozos que habían hecho, nos los negaron, a simple vista alcanzamos a ver que el gabinete está intacto. Le pedí información a un oficial para ver por qué motivo estaban haciendo eso, no me supo contestar, me dijo que esta orden venía de arriba y le dije pues por lo menos digame con quien nos vamos a dirigir para recuperar lo que se acaban de llevar y no me quisieron dar información”.

Las reparaciones de las bombas que fueron dañadas por personal de la Fiscalía oscilan entre los 60 y 80 mil pesos y las bombas del ejido la Constancia valen más de un millón y medio de pesos debido a que los agricultores habían invertido en tecnología para aumentar la capacidad de riego de 21 a 12 días. 

En un recorrido realizado por Decisiones este 23 de marzo, observamos en las bombas de los ejidos de San Miguel Zapotitlán, La Constancia, San José de Ornelas y San Juanico 19 camionetas tipo Ram y más de 30 elementos de la Fiscalía de Jalisco, además cuatro camionetas y 12 elementos de la Secretaría de Movilidad quienes no permiten la entrada de los agricultores a los cuartos donde están sus bombas.  

Los campesinos afectados aseguraron tener los permisos de la Comisión Nacional del Agua para extraer el líquido del río Santiago con fines agrícolas y niegan la versión del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, quien les culpó por el desabasto de agua en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Tenemos nuestros documentos en regla

Pedro Hernández Padilla, ejidatario de  San Miguel Zapotitlán.

Anteriormente sucedió un caso de estos y les apoyamos, no entiendo ahora por qué tomaron esta decisiones tan malas, quiero que en realidad, la gente, la ciudadanía se den cuenta del mal que nos hicieron, ya que están manifestando que nosotros no tenemos derechos ni concesiones y es una mentira, sí los tenemos, tenemos todos nuestros documentos en regla”. 

Los campesinos aseguraron que si no hubiera agua disponible, desde octubre del año pasado la CONAGUA les hubiera prohibido usar parte de los recursos hídricos, situación que no sucedió.

Mala planeación

José Flores ejidatario de San José Ornelas

“Nosotros como agricultores, si nos autorizan del estado, ‘saben qué, sí va a haber agua’, es porque ellos ya tienen previsto que sí vamos a poder completar nuestro ciclo agrícola, entonces nosotros nos dan autorización y nos vamos a la tierra a trabajar, es nuestro oficio, a eso nos dedicamos. Si desde arriba, desde noviembre, diciembre del año pasado ellos dicen ‘no hay agua’, entonces nosotros no gastamos, ni hacemos el esfuerzo, entonces nosotros nos dedicamos a esto y si nos dicen hay luz verde para que echen a andar su cultivo nosotros lo vamos a hacer, entonces no se vale que por una mala planeación en la mera etapa de llenado  y floración algunos, nos den para bajo, no veo una justificación en esto”.

Ellos también explicaron que el azolve y los tapones de lirio y tule del rio generan inundaciones en predios y que el agua no fluya a Guadalajara. 

Los agricultores temen perder su cosecha de trigo porque de cuatro riegos, sólo implementaron dos. La pérdida de la inversión puede variar entre los 8 a 16 millones de pesos por ejido afectado.

Inversión

Pedro Hernández Padilla, ejidatario San Miguel Zapotitlán

“Ahorita estamos muy preocupados, porque es el momento en el que está el trigo desembuchando y floreando, ya hicimos todos los gastos que necesita el cultivo y ahorita a como están las cosas, nos van a acabar con la cosecha, nos faltan dos riegos para terminar el ciclo de esta etapa”

Los ejidos de Ocotlán, Poncitlán, San Jacinto, Cuitzeo, Santa Cruz y San Luis también resultaron afectados.

El artículo que consigna El uso doméstico y público urbano con preferencia a cualquier otro de la Ley de Aguas Nacionales fue el fundamento legal para hacer el operativo, sin contemplar otros artículos que designan a la CONAGUA como sujeto administrador del agua y el consenso que debe haber entre los ámbitos locales, estatales y los agricultores integrantes de las cuencas y regiones hidrológicas y administrativas, por lo que la decisión unilateral que tomó el ejecutivo no respetó dicha Ley. 

Con información e imágenes reportó para Decisiones, Jessica Padilla.

Por: Jessica Padilla

Desde su comienzo Decisiones se constituyó con el propósito de informar de una manera analítica, profunda, objetiva y verás los acontecimientos que afectan y cambian el entorno de los habitantes de los municipios que conforman la Zona Metropolitana de Ocotlán (ZMO) -y los que están cercanos a ellos- sin importar la naturaleza del hecho.

Deja tus comentarios

Relacionados