Síguenos en redes
Buscar
Escúchanos en

Un partido diverso en Los Ángeles, bocanadas de aire para disidentes sexuales

Las canchas de colonia Los Ángeles abrieron el fin de semana para el primer torneo LGBTI+, donde se dieron muestras de inclusión. Uno de los jugadores lo explico así: en el campo, todos tenemos la misma fuerza.

Texto: Margena de la O 

Foto: Oscar Guerrero

Chilpancingo

1

Una canción se escucha en las canchas de futbol rápido Edmundo García Adame, en la colonia Los Ángeles. Y me solté el cabello y me vestí de reina/ Me puse tacones, me pinté y era bella/ Y caminé hacia la puerta, te escuché gritarme… La voz de Gloria Trevi hizo crecer los gritos en las gradas. Es domingo por la tarde, el partido entre los equipos Deportivo Arcoíris de Acapulco y Súper ya San Rafael de Chilpancingo comienza.

Los jugadores son hombres y mujeres. Acá no sólo hay espacio para la inclusión, la intención es relucir que son jugadores de futbol en equipos mixtos, diversos, disidentes sexuales. Algunos jugadores son altos, otros bajitos, delgados, rudos o fornidos. Un par de pelo largo y otros más con greñas pintadas y presumiendo con gracia sus ropas ajustadas. 

La música impone un ambiente de carnaval.

Entre el borlote, se queja José Guadalupe Arellanes, uno de los jugadores del equipo del puerto: “¡Ora esa canción!”, critica Todos me miran, compuesta e interpretada por la Trevi, que en internet tiene el mote de ser un himno de las poblaciones LGBTI+. El jugador no está de acuerdo. 

Durante la ceremonia de premiación –donde su equipo se quedó sin el título de campeón –Guadalupe recibió el premio como goleador del torneo, por los 17 goles que anotó a favor de su equipo durante todos los partidos que jugó. Ahí explica que esa melodía no representa el mensaje que desea transmitir con el torneo.

“Nosotros nos involucramos para hacer actividad física, mantener nuestro cuerpo; por salud, más que nada. También para darle una visión a los niños…, fomentar el deporte”, explica.

El sábado y domingo pasado, en una de las canchas de Los Ángeles se jugó el “Torneo Lésbico-Gay 2020”. Es el primero que independiente del movimiento que busca el respeto a los derechos de las poblaciones LGBTI+, se organiza en estas canchas de Chilpancingo y, muy probable, en las de toda la ciudad. 

Lo convocó la Liga de futbol Los Ángeles y parte estructura del ayuntamiento de Chilpancingo. Se apuntaron seis equipos: uno de Acapulco, otro de Valle de Ocotito, unos de Chilapa, y tres de Chilpancingo. No hay mejor lugar que esta colonia, la de más tradición futbolera. 

Los habitantes de Los Ángeles conciben a su colonia como un semillero de buenos futbolistas que se probaron en primera división. La década de los setentas y ochentas fueron sus épocas de oro en este deporte. Javier Maldonado y Eduardo González, son un par de futbolistas veteranos conocidos y respetados en la colonia por sus buenos tiempos en la selección de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG ahora Uagro), en esos tiempos, con renombre en el futbol. 

Además, si hay manera de resumir la esencia de la barriada en la ciudad, Los Ángeles es el claro ejemplo. Hace algunos años, la colonia formó parte de la periferia, porque la ciudad era más pequeña, ahora casi es parte del Centro. Aun así, sus habitantes están distanciados de las costumbres de familias tradicionales. 

2

Es poco probable que un torneo de futbol dedicado a las poblaciones LGBTI+ lo hubiesen organizado en otras partes de la ciudad. La única referencia que existe  entre las organizaciones LGBTI+ locales sobre actividades deportivas para ellos, son las que convocó el Centro de Estudios y Proyectos para el Desarrollo Humano Integral AC (Ceprodehi) en 2011, una organización dedicada a la defensa de sus derechos. Su dirigente, Quetzalcóatl Leija Herrera, fue asesinado en mayo de ese mismo año.

Todavía hay resistencias para abrirles más espacios.

El presidente de la Liga Los Ángeles, Jorge Alberto Marín Rodríguez, lo tiene claro y explica la planeación del torneo a partir de esas resistencias. “Es un tema muy amplio, como todo, hay personas más abiertas, personas más cerradas, pero creo que vamos por buen camino”, comenta.

Ricardo Locia, miembro del Colectivo LGBTI+Orgullo Guerrero, considera que es difícil romper con la estructura de pueblo que tiene la ciudad, donde las familias tradicionales, concentradas en el Centro, casi todos se conocen. Para el sociólogo esa es la explicación del por qué Chilpancingo tiene una deuda con la inclusión y el respeto para estas poblaciones.

Su configuración, detalla, ha hecho más lento los procesos de conquista de espacios físicos. Todavía se carece de lugares donde personas LGBTI+ puedan  divertirse o darse un beso.  

Le parece muy satisfactorio, entonces, que en lugares concebidos para hombres heterosexuales, como son las canchas de futbol, se abran para las poblaciones LGBTI+, porque son muestras de la inclusión y el respeto que hace falta. A la vez lo traduce como una de las repercusiones del movimiento LGBTI+, de las luchas dadas.  

3

José Guadalupe es un joven profesor de Educación física, originario de Acapulco. Tiene 33 años. Además de jugar futbol, le agrada el voleibol. Creó un club deportivo de voleibol entre sus círculos de convivencia. También colabora en un centro de rehabilitación. 

La drogadicción es un asunto que le preocupa y cree que el deporte puede contrarrestarla. Lo reflexionó cuando explicaba el mensaje que sí quería dar. “El mensaje es que nos involucremos para evitar la drogadicción, cerrar (fila) ante eso, porque nos están quitando espacios, la inseguridad sobre todo. Si nosotros nos involucramos en un deporte, nuestra mente la tenemos más calmada, más sana”.

El torneo LGBTI+ que jugó el fin de semana en Chilpancingo es el octavo en el que se involucra. Ha jugado en Acapulco, Ciudad de Mexico, Guadalajara (Jalisco), Cuernavaca (Morelos), y otros lugares.

Esta consciente de que aún falta mucho qué hacer para la garantía de los derechos de las poblaciones LGBTI+, pero cree que el respeto es uno de los cimientos más sólidos para conseguirlo. “Si nosotros respetamos a todos, por lógica nos tienen que dar respeto”.

4

Después de los primeros 15 minutos jugados, los dos equipos finalistas hacen una ligera pausa. Otra vez se escucha a Gloria Trevi, esta vez con Doctor siquiatra. Saúl, el jugador del equipo de Chilpancingo con pelo plateado y hot pants negros, está en medio del campo con las piernas ligeramente flexionadas y las manos sobre ellas, moviéndose con la cadencia de la música. 

Es su manera de celebrar la ventaja de cuatro o cinco goles que llevaban en ese momento sobre el equipo de Acapulco. El baile de Saúl alborotó de nueva cuenta a la gente en las gradas y en esa alteración continuaron los 45 minutos restantes del partido.

El baile del medio tiempo ya no fue de Saúl con Gloria Trevi y Doctor siquiatra, le tocó a Nathalie Garay con Karol G y La tusa. Nathalie es originario de Chichihualco, cabecera municipal de Leonardo Bravo. Fue invitado por los asistentes de Valle de Ocotito para apoyar a su equipo llamado Valle Pride. Prefiere que le llamen por su “nombre artístico”: Nathalie Garay.

Súper ya San Rafael mantuvo una ventaja muy marcada sobre el Deportivo Arcoíris en todo el partido. Terminó con 16 goles a su favor y dos para su rival, y con esto la copa del primer torneo LGBTI+ se quedó en Chilpancingo.

Pero el equipo San Rafael no sólo dio muestras de conocimiento y dominio en el futbol, también de inclusión e igualdad. Estuvo integrado por hombres y mujeres de las poblaciones LGBTI+. 

El mayor número de goles anotados en todo el partido de la final los hizo la fuerte Nathalie Cienfuegos, quien con su potente pierna izquierda apuntó ocho de los 16 puntos de su equipo. “(Estoy) muy contenta porque a pesar de que varias personas ven mal este lugar, también demostramos que se convive muy bien. Fue muy emocionante y muy divertido”, dice al terminar la premiación.

Armando López, un estudiante de la licenciatura de Derecho, otro integrante del equipo ganador, cree que la final del torneo es la muestra de que “todos somos iguales y tenemos la misma fuerza dentro del campo”. Él anotó otros cinco goles para San Rafael. 

La final del torneo LGBTI+ ocurre a la par de que en la cancha Caritino Maldonado Pérez, la principal de la Liga de futbol Los Ángeles, se juega un partido entre mujeres. Lo dijo antes el presidente de la liga: “siento que vamos bien. Cada vez se están respetando a las personas tal y como son”.  


Esta plataforma nace de la necesidad de buscar verdades y cuestionarnos desde el periodismo el mundo que habitamos, principalmente nuestro entorno. La apuesta es a generar un diálogo. Que nuestros lectores tomen el periodismo como un bien público y juntos abramos brechas.

Deja tus comentarios

Relacionados

A %d blogueros les gusta esto: