Subregistro de feminicidios, un obstáculo para prevenir la violencia de género

Autoridades registraron 58 CDI por feminicidio en Puebla en 2019, mientras organizaciones de la sociedad civil cuentan 79. La razón: un posible subregistro por no clasificar correctamente los delitos

Por: Dafne García

Puebla.- Gabriela Sánchez fue encontrada sin vida el 05 de mayo de 2019 en la junta auxiliar de San Aparicio, Puebla. Su cuerpo estaba colgado de un árbol y presentaba huellas de violencia; la Fiscalía General del Estado (FGE) decidió registrar el caso como suicidio, pese a que la madre de la víctima señaló a las autoridades los antecedentes de amenazas y violencia física contra su hija por parte de un sujeto con el que Gabriela mantenía una relación.

Sumado a esto, se dio a conocer que una agente del Ministerio Público había acudido con los vecinos de la zona buscando una declaración que afirmara que Gabriela consumía drogas para apoyar su hipotesis del suicidio. A punta de protestas por parte de la familia de la víctima (acompañada por activistas), a lo largo de dos meses, fue que el caso se investigó como feminicidio.

Este tipo de prácticas, en las que un caso que tiene los elementos para ser investigado como feminicidio es clasificado como suicidio, es algo que suelen hacer las Fiscalías en el país para ocultar las cifras de feminicidios, explica en entrevista para LADO B María Salguero, científica de datos y activista.

Asimismo, señala que en contextos de crimen organizado (como Tijuana, Guanajuato e incluso Puebla), si el feminicidio fue cometido por personas que pertenecen a estos grupos, suelen registrarse como homicidios calificados. 

Este subregistro, generado por una mala clasificación del delito, obstaculiza que se tengan datos claros de la problemática de la violencia feminicida en el país, lo cual incide, a su vez, en el diseño de las políticas públicas para prevenir el feminicidio, añade Salguero.

Por su parte, la organización Causa en Común dio a conocer en el informe “Sub-registro: Crisis de Denuncia y Manipulación/Ocultamiento de Información” que en la base de datos de víctimas del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp), de diciembre de 2018 a agosto de 2020, los registros disponibles para el delito de feminicidio presentan irregularidades: número reducido de registro, caídas drásticas en el número de delitos registrados, y números duplicados registrados.

En Puebla: subregistro, registros duplicados

“Toda muerte violenta de mujer se debe investigar bajo el protocolo de feminicidio pero, desgraciadamente, para reducir las cifras, [las autoridades] dicen que no hubo ese delito [como lo ocurrido en la investigación de la muerte de Gabriela]”, enfatiza Salguero.

La activista, quien desde 2016 se ha dedicado a mapear los casos de feminicidios que ocurren en el país, se ha dado cuenta de que existe un subregistro de este delito en las bases de datos de las Fiscalías y la del SNSP. 

Al checar el número de registros de casos de mujeres que son halladas asesinadas con huellas de violencia sexual, exhibidas en un espacio público, torturadas, o en general, casos que cumplen con alguna de las causales del código penal federal (artículo 325) para ser tipificado como feminicidio, ha encontrado que hay más registros de los que reportan las fuentes oficiales del gobierno.

Te invitamos a continuar leyendo esta nota en el sitio de Lado B:

Lado B
Autor
Lado B

Somos un portal de noticias que retoma el objetivo del periodismo: servir a la gente. Los asuntos de principal importancia para nosotros son los relacionados con la ciudadanía y las historias de la sociedad, así como temas de corrupción, transparencia, abuso de poder, derechos humanos y seguridad pública.

Deja tus comentarios

Relacionados

El agua que nadie ve

Las aguas subterráneas son casi invisibles; si a eso se le suma una clasificación poco clara de los usos que se les da al ser concesionadas y la...