Sobrevivir a la tortura y volver a sentirte libre

Volver empezar no fue fácil para Rogelio Amaya Martínez, un sobreviviente de la tortura de agentes federales, quien lo hicieron autoincriminarse, junto a otros tres hombres, de la explosión del coche bomba hace más de una década en Ciudad Juárez

BLANCA ELIZABETH CARMONA / LA VERDAD

Reconstruir su vida no ha sido fácil para Rogelio Amaya Martínez. Pasó tres años y siete meses recluido en el penal federal de Tepic, Nayarit acusado como uno de los responsables de haber detonado el coche bomba que estalló en Ciudad Juárez el 15 de julio del 2010, donde cuatro personas murieron.

Tenía 27 años cuando fue detenido por agentes de la Policía Federal junto a cuatro de sus amigos –Noé Fuentes Chavira, Ricardo Fernández Lomelí y los hermanos Víctor Manuel y Gustavo Martínez Rentería–, el 10 de agosto del 2010. Todos fueron torturados.

No fueron los únicos. Datos oficiales revelan que mil 629 personas denunciaron que fueron víctimas de actos crueles e inhumanos de manera sistemática en el estado de Chihuahua, entre el 2010 y agosto del 2020.

Aunque en este caso los agresores fueron agentes federales.

Leer más…

* En Perimetral estamos comprometidas a mantener la línea periodística de los contenidos, con ética y enfoque de derechos humanos.

¿Te gusta lo que escuchas y lees? ¿Te sirve?

Sé parte de la audiencia activa que sostiene este proyecto de largo aliento. Haz tu donación monetaria a través de perimetral.press@gmail.com **

Sitio periodístico situado en la frontera norte de México, en una ciudad que ha presenciado todo: Ciudad Juárez.

Deja tus comentarios

Relacionados