“No es momento de migrar”, advierten gobiernos de México y Guatemala a caravana de migrantes

Aplicaron operativos de contención, y declararon disuelta la caravana, con un saldo de casi 4 mil hondureños detenidos y deportados

Texto: Ángeles Mariscal
Imágenes: Isaín Mandujano

Tecún Umán, Guatemala.- Los gobiernos de México y Guatemala sacaron la fuerza pública para detener y deportar a los casi 4 mil migrantes de Honduras, quienes el pasado 01 de octubre iniciaron una caravana que fue detenida casi en su totalidad.

Para los gobiernos de México y Guatemala, esta acción fue un mensaje para la población que piensa emprender la ruta rumbo a Estados Unidos: No es momento de migrar (…) quédense en casa, la pandemia no ha terminado.

Así lo dijo Mario Adolfo Bucaro Flores, Embajador de Guatemala en México, durante una inspección de los operativos de contención por la rivera del río Suchiate, en la que participaron Francisco Garduño, Comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), y representantes del gobierno de Honduras.

Ante militares de la Guardia Nacional y agentes migratorios apostados del lado mexicano, así como policías y militares guatemaltecos desplegados al otro lado del río, los funcionarios explicaron que en sólo tres días se logró contener la caravana y deportar, mediante los operativos de contención que se implementaron desde Guatemala, a poco más de 3,500 migrantes hondureños; y 235 en la frontera, ya del lado mexicano.

La caravana que salió de la ciudad de San Pedro Sula, en Honduras, el pasado 1 de octubre, fue la primera que se organiza luego del inicio de la pandemia mundial por el coronavirus Covid-19.

La presencia de la Guardia Nacional era evidente dentro de la franja fronteriza. Foto: Isaín Mandujano.

Desde octubre de 2018, en la que población migrante de Centroamérica emprendió por primera vez sus viajes a través de grandes grupos de hasta 10 mil personas, a la fecha, se han organizado al menos 10 caravanas de migrantes.

En todas ellas, los gobiernos de sus propios países, así como México y Estados Unidos, han cuestionado la legitimidad del proceso migratorio, y han intentado con mayor o menor éxito, detenerlas bajo distintos argumentos, la mayoría de las veces con el uso de la fuerza pública.

Esta ocasión no fue la excepción, pero ahora los operativos de contención se dieron desde Guatemala, poniendo como justificación que había riesgo de contagio contagio por la pandemia.

Se ha hecho un despliegue desde la frontera de Honduras con Guatemala, hasta México (…) este despliegue permite que hoy no tengamos esas caravanas terribles que ponen en peligro la vida de mexicanos, que también ponen en peligro la vida de los guatemaltecos y los hermanos hondureños, justificó el embajador guatemalteco Bucaro Flores.

“Hoy estamos dando un mensaje muy importante entre México y Guatemala, para trabajar juntos en el fortalecimiento de la frontera sur. Nuestra misión es salvar vidas, las vidas de cada persona que migra, están siendo puestas en peligro al momento de migrar en medio de una pandemia”.

Continúa leyendo esta nota en el sitio de Chiapas Paralelo:

Chiapas Paralelo es un portal donde encontrarás noticias, análisis e información, obtenidos a través del ejercicio de un periodismo transparente y profesional. En Chiapas Paralelo encontrarás la otra versión de los sucesos, la que responde a los intereses de hombres y mujeres que desean vivir en un mejor país, y contribuir a su desarrollo.

Deja tus comentarios

Relacionados

El agua que nadie ve

Las aguas subterráneas son casi invisibles; si a eso se le suma una clasificación poco clara de los usos que se les da al ser concesionadas y la...