Ni las restricciones en la frontera frenaron el trasiego de drogas

Los grupos del crimen organizado se adaptaron a las circunstancias generadas por las medidas implementadas para contener la propagación de COVID-19 entre Estados Unidos y México, con la diversificación de sus patrones de operación mantuvieron el tráfico de drogas entre Ciudad Juárez y El Paso

Ciudad Juárez– Las restricciones de movilidad terrestre impuestas por Estados Unidos en su frontera con México por el COVID-19 trastocaron la dinámica de estudiantes, turistas, compradores, trabajadores, formales e informales, y de miles de comercios, pero no detuvieron el tráfico de drogas entre Ciudad Juárez y El Paso.

Los grupos del crimen organizado se adaptaron a las nuevas circunstancias, superaron el cierre que provocó la disminución temporal del paso de cargamentos y el acumulamiento de este lado de la frontera, con la diversificación de sus patrones de operación.

Lograron su objetivo de cruzar las drogas con la sustitución de sus ‘pasadores’ mexicanos por estadounidenses y aumentaron el trasiego por áreas despobladas entre Anapra y San Jerónimo, así como por el Valle de Juárez, donde no hay puentes y hay poca vigilancia.

ROCÍO GALLEGOS, VERÓNICA MARTÍNEZ, GABRIELA MINJARES / LA VERDAD

Leer más…

** En Perimetral estamos comprometidas a mantener la línea periodística de los contenidos, con ética y enfoque de derechos humanos.

¿Te gusta lo que escuchas y lees? ¿Te sirve?

Sé parte de la audiencia activa que sostiene este proyecto de largo aliento. Haz tu donación monetaria a través de [email protected] **

Sitio periodístico situado en la frontera norte de México, en una ciudad que ha presenciado todo: Ciudad Juárez.

Deja tus comentarios

Relacionados