Llega el contagio de Covid-19 a población wixaritari en Jalisco

Wixàrrikas

Con el anuncio de que trasladaron a una mujer indígena desde Colotlán a Guadalajara en helicóptero para ingresarla al Hospital Regional de Occidente, El Zoquipan, por síntomas de Covid-19, se confirma la llegada de contagio de coronavirus a los pueblos wixaritari. Ya desde la cartografía publicada por la UNAM y distintos llamados fueron advirtiendo que sucedería, por más aislamiento que pusieron las autoridades tradicionales.

La personas fue trasladada en helicóptero del Sistema de Atención Médica de Urgencias (SAMU), en coordinación con la Región Sanitaria 1 desde Colotlán pues se encontraba en el Hospital de Primer Contacto.

Durante esta pandemia se ha constatado que las personas de pueblos y comunidades indígenas se encuentran en mayor riesgo de vulnerabilidad, los factores, son el producto de una discriminación estructural y sistemática que ha mantenido a las personas indígenas al margen o en la exclusión. La invasión de comida chatarra, los escasos servicios de salud y el reiterado despojo del territorio, es lo que compromete la calidad de vida de los wixaritari.

En Jalisco según la Comisión Estatal Indígena hay más de 15 mil personas indígenas nacidas en los diez municipios con presencia wixarika y nahuas en el sur del estado.

Consultado el director de la región sanitaria I, Guillermo Islahuaca, explicó que hay 86 unidades de servicio de salud a cargo del estado, 6 son unidades de medicina familiar del IMSS y 6 son unidades de consulta externa del ISSSTE, pero como lo dimos a conocer en la sexta nota dirigida a la población wixaritari, sólo se entregaron termómetros y gel antibacterial.

Fueron las propias comunidades las que establecieron filtros de prevención como lo cuenta Virginia Aguilar estudiante de la carrera de pedagogía en la Universidad de la Ciénega quien nació en San Sebastián Teponahuaxtlán. Ella contó en exclusiva a Perimetral que los jóvenes se unieron en brigadas informativas y a atender monitorear el flujo de los ingresos y no resultó una tarea fácil.

Virginia Aguilar, esudiante de pedagogía.

Lavarse las manos con agua y jabón en zonas rurales como los pueblos indígenas resulta una medida de prevención difícil de implementar, porque el agua, en la región norte, no está garantizada y no es de calidad. Ya el mapa de vulnerabilidad en la pandemia por municipios que elaboró la UNAM, señala en rojo la zona fonteriza de Jalisco con Durango, pero ni ello mereció una estrategia constante de atención por parte del gabinete que ha respaldado las decisiones del gobernador Enrique Alfaro.

Virginia Aguilar, estudiante de pedagogía.

La crisis de salud y rezago en la materia para los pueblos indígenas no solo recrudece con el coronavirus, en abril se presentaron ocho urgencias que requirieron traslado aéreo; diabetes, hipertensión, infecciones respiratorias e intestinales, enfermedades dérmicas y accidentes es parte de los diagnósticos de enfermedad en la región.

En total en Jalisco hay 2,136 casos con 177 defunciones y dos sucedieron en Colotlán.

El mismo director de la región sanitaria I especificó que la entrega de insumos en los Centros de Salud de los diez municipios del norte fuer el 16 de marzo, el 15 de abril y 15 de mayo, pero nada más. Incrementar la infraestructura hospitalaria o abastecimiento de medicamentos especializados, no significo una forma de combatir la desigualdad en la pandemia.

Al 4 de junio son 22 casos por Covid-19, 20 positivos en Colotlán y dos en Mezquitic. En el municipio Del Nayar que colinda con Mezquitic y ya pertenece a Nayarit está en blanco, hay cero casos, mientras que del lado de Zacatecas hay 10 casos entre Tepechitlán y Jalpa.

*Con información de Manuel Huerta.

Suscríbase aquí al boletín del seguimiento informativo sobre el coronavirus de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie.

Radialista y reportera desde la adolescencia. Cubro la agenda social con perspectiva de derechos humanos, la fuente cultural me forjó en la etnografía. Han caído premios en la Bienal Internacional de Radio, premios estatales, nacionales e internacionales, pero lo que más me motiva es hacer ruido con el periodismo sonoro. Soy parte de la Red de Periodistas de a Pie.

Deja tus comentarios

Relacionados