Liberan al esposo de Susy; temen que el caso acabe como el de Marisela

El caso generó conmoción social porque se tenía la sospecha de que a Susy la habían violado y asesinado 3 personas frente a su hijo de 5 años. La FEM desde un inicio informó que el cuerpo no tenía signos de violencia sexual ni había indicio de la presencia de 3 personas en la casa de la víctima

Por: Jaime Armendáriz

Chihuahua.- “Tenemos miedo de las represalias de la familia y de Oswaldo, que es un psicópata que supo manipular las evidencias y que supo hacer una coartada casi perfecta. No queremos que esto sea como el caso de Marisela”, expresó Liliana Mediano Santillanes, representante jurídica de la familia de Susy, la mujer asesinada la noche del 06 de junio en su casa al norte de la ciudad de Chihuahua. A la fecha, el crimen todavía no tiene siquiera un móvil claro y sí muchas dudas.

La abogada emitió esa frase en una rueda de prensa virtual en conjunto con la titular de la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM), Wendy Chávez, luego de que durante la madrugada de este lunes, tras 17 horas de audiencia penal, la juez local Nora Espino consideró insuficientes las pruebas de la propia Fiscalía para procesar a Oswaldo M. H., esposo de la víctima, como presunto autor del feminicidio.

Oswaldo fue detenido el 29 de junio pasado, tres semanas después del delito, y presentado un día después ante juzgado local como el presunto feminicida, una hipótesis que no se tenía contemplada días antes. Inicialmente se le decretó una medida cautelar de prisión preventiva y volvió ante juez este domingo 05 de julio para quedar en libertad.

La determinación judicial será apelada por la FEM y se dio justo al cumplirse un mes del crimen, el cual había sido reportado inicialmente a los números de emergencia como suicidio, y posteriormente, se indagó como feminicidio por las señas de estrangulamiento que presentó el cuerpo de Susy.

El caso generó conmoción social porque se tenía la sospecha de que a Susy la habían violado y asesinado 3 personas frente a su hijo de 5 años. La FEM desde un inicio informó que el cuerpo no tenía signos de violencia sexual ni había indicio de la presencia de 3 personas en la casa de la víctima. Luego la detención de su esposo generó nuevamente expectativa en ese delito.

“No compartimos el criterio de la jueza. Consideramos que es un caso complejo pero hubo pruebas que no fueron valoradas debidamente y hay información que no se incluyó en la resolución”, indicó la fiscal Wendy Chávez.

En la audiencia del domingo, iniciada a las 11 de la mañana y que se prolongó hasta pasadas las 3:30 de la madrugada del lunes, se presentaron varios testimonios, entre ellos la declaración del hijo de Susy y de Oswaldo, de 5 años de edad.

Una mujer, presentada por la defensa de Oswaldo como “amiga” de Susy, dijo que el niño le había hablado para decirle que su mamá se había golpeado y estaba muerta. Mientras que la declaración del menor, leída en la sala de audiencias, indicaba la presencia de 3 hombres en su casa y que le habrían hecho daño a su mamá.

Pero la “amiga” de la víctima había dicho una cosa en su declaración inicial ante los agentes ministeriales, y durante la audiencia dijo cosas distintas, apuntaron hoy la fiscal Chávez y la representante legal de la familia de Susy, aunque sin dar detalles de las contradicciones.

Mientras que la declaración del menor, existe la hipótesis de que hubo manipulación por parte de la familia de Oswaldo, ya que inmediatamente después del crimen sólo se le brindó atención para conocer si estaba en buenas condiciones anímicas y de salud, sin que diera información de personas extrañas en la casa, versión que dio hasta un día después que lo llevaron a las oficinas de Fiscalía, especificó la titular de la FEM.

“La familia está devastada y con temor”

Una vez que conocieron el resolutivo en favor de Oswaldo, la familia de Susy quedó devastada, relató la abogada Mediano Santillanes, y agregó que existe el temor de represalias.

“(Los familiares) No podían creer que a pesar de ser tan evidentes las contradicciones, lo hayan liberado”, añadió.

La audiencia del domingo se convirtió en una jornada de 17 horas, iniciada con 2 horas de retraso, sin poder programar espacios para desayuno, comida y cena, “fue una falta de respeto de la juez”, consideró la representante jurídica de la familia de Susy.

Ya en la recta final, la juzgadora decretó un receso y los citó a las 12:40 de la medianoche del lunes para resolver, sin embargo se presentó hasta las 3 de la mañana, “ya se veía la parcialidad con la que iba a resolver”, agregó.

Reiteró que la defensa y Oswaldo manipularon las evidencias para generarle una coartada casi perfecta, que incluye ubicarlo supuestamente en un lugar diferente al momento del crimen.

Por ejemplo, se presentaron datos del vehículo a nombre del esposo de Susy, como chofer Didi, que estuvo en una estación de gasolina a varios kilómetros de la casa, pero la abogada insiste en que los horarios no cuadran para generarle una absolución.

Por ello, es que ahora existe el miedo de que se vaya a actuar contra la familia de Susy o la parte jurídica. “Es muy grave lo que hizo la jueza porque genera más violencia”, lamentó y advirtió que el caso podría escalar en tragedia.

La fiscal Wendy Chávez informó que tienen un contacto estrecho con la asesoría jurídica y la familia de la víctima, y activarán los protocolos en caso de existir una situación de riesgo.

Raíchali es un medio independencia de Chihuahua. Su nombre proviene del significado en rarámuri de "palabra" porque centra su información en contar historias y sucesos que tienen que ver con los pueblos indígenas y las problemáticas del campo.

Deja tus comentarios

Relacionados