Gobernador culpa a la delincuencia organizada de las desapariciones forzadas; tercera macha termina con tres detenidos

Texto: Jade Ramírez. Fotos: Felix Márquez.

Guadalajara, Jalisco a 6 de junio.- Las detenciones del 5 de junio en las calles y avenidas aledañas a la Fiscalía General de Jalisco, que podrían constituir desapariciones forzadas referido incluso por el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en rueda de prensa el sábado al medio día, no representaron una inhibición para que grupos, principalmente de jóvenes, salieran a las calles a seguir expresando rechazo a la política de represión policiaca.

Se concentraron en la glorieta La Minerva a las 15 horas más de cuatrocientas personas. Minutos antes Enrique Alfaro en un mensaje vía redes sociales, aseguró que personal de la fiscalía desacató “la orden” que dio de parar la represión; no descartó que algún grupo de la delincuencia organizada estuviese operando desde adentro de la fiscalía, la represión. El gobernador advirtió un clima de peligro para manifestarse.

Aun con el mensaje de ingobernabilidad de Alfaro, los marchistas tomaron la avenida Vallarta en sentido contrario para llegar al centro sin mayores impedimentos ni percances. Lo que pintaba para un nuevo encontronazo resultó en una protesta plagada de consignas, gritos, pintas pero no ataques a las cosas.

El contingente se encontró con la estrategia de una valla de policías viales, guardabosques y de primer contacto que eran solo mujeres desarmadas. Aunque se ha juzgado de irracional quemar, rayar y pintar monumentos en las marchas feministas, el gobierno de Jalisco jugó la carta para inhibir actos violentos, poniendo en primera línea a mujeres.

Puño en alto entonaron el himno nacional y permaneció el contingente de manera pacífica.

Al marchar de regreso hacia la glorieta de los desaparecidos el tono de la caminata giró, destrozos y lanzamiento de objetos a comercios fue la constante hasta el cruce de la avenida Vallarta y Chapultepec, donde incendiaron llantas; tras llegar a la glorieta, lanzaron objetos a la torre de vigilancia de la FGJ que se ubica en el punto de manera permanente…y terminó lesionado un policía. No hubo detenciones.

La caminata bajó de nuevo al centro por avenida Niños Héroes hasta doblar en Enrique Díaz de León y regresar a Palacio de Gobierno donde intentaron quemar la puerta con una lona, como no lo lograron salió un grupo de choque, ahora antimotines, y se concretaron con gases lacrimógenos que afectaron a la prensa nuevas detenciones.

El contingente se encontró con la estrategia de una valla de policías viales, guardabosques y de primer contacto que eran solo mujeres desarmadas. Aunque se ha juzgado de irracional quemar, rayar y pintar monumentos en las marchas feministas, el gobierno de Jalisco jugó la carta para inhibir actos violentos, poniendo en primera línea a mujeres.

Puño en alto entonaron el himno nacional y permaneció el contingente de manera pacífica.

Al marchar de regreso hacia la glorieta de los desaparecidos el tono de la caminata giró, destrozos y lanzamiento de objetos a comercios fue la constante hasta el cruce de la avenida Vallarta y Chapultepec, donde incendiaron llantas; tras llegar a la glorieta, lanzaron objetos a la torre de vigilancia de la FGJ que se ubica en el punto de manera permanente…y terminó lesionado un policía. No hubo detenciones.

La caminata bajó de nuevo al centro por avenida Niños Héroes hasta doblar en Enrique Díaz de León y regresar a Palacio de Gobierno donde intentaron quemar la puerta con una lona, como no lo lograron salió un grupo de choque, ahora antimotines, y se concretaron con gases lacrimógenos que afectaron a la prensa nuevas detenciones.

Disturbios nocturnos en el Palacio de Gobierno de Guadalajara, Jalisco, tras protestas por abuso policial en el asesinato de Geovanni LópeZ.

Radialista y reportera desde la adolescencia. Cubro la agenda social con perspectiva de derechos humanos, la fuente cultural me forjó en la etnografía. Han caído premios en la Bienal Internacional de Radio, premios estatales, nacionales e internacionales, pero lo que más me motiva es hacer ruido con el periodismo sonoro. Soy parte de la Red de Periodistas de a Pie.

Deja tus comentarios

Relacionados

Réquiem rabioso

*Te sugerimos usar audífonos* Foto: Daliri Oropeza Recuento sonoro de los primeros 20 días posteriores a la noche en que fueron atacados los...