Síguenos en redes
Buscar
Escúchanos en

Febrero: repunta violencia contra mujeres

El registro de Amapola Periodismo establece que en febrero se registraron 83 asesinatos, entre ellos 12 mujeres, de 15 a 58 años, y 71 hombres de 13 a 71 años.

Texto: Beatriz García
Fotografía:  José Luis De La Cruz

Horas antes de ser asesinada, Jacqueline, de 17 años, denunció en su Facebook que fue acosada por policías federales en Coyuca de Benítez, en la Costa Grande.

El 17 de febrero Jaki dijo que no estaba dispuesta a callarse y detalló la agresión en la que participó una mujer policía. Dijo que sufrió acoso sexual por parte de policías, le tomaron fotografías que la incomodaron sólo porque no quiso proporcionar su número de celular. Estaba dispuesta a denunciar este evento ante la comisión local de Derechos Humanos.

Se quejó de que una mujer policía la revisó, y que los policías ya le tenían harta “porque siempre se burlan del pueblo”, y remarca que si algo le sucede a ella o a su familia sería responsabilidad de los uniformados.

De acuerdo a lo consultado en redes sociales no fue la única que denunció por estar vía a policías federales.

Pero Jaki, su apodo cariñoso, fue asesinada antes de que pudiera denunciar formalmente su acoso.

Al siguiente día de su denuncia en Face, cerca de las 8 de la mañana, reportes policiacos alertaron sobre el hallazgo de una menor en la calle principal de la comunidad de Los Cimientos, en Coyuca de Benítez, se trataba de ella. Tenía un disparo en la cabeza.

La joven fue trasladada por personal del Servicio Médico Forense (Semefo) a Acapulco.

Tres días después familiares y amigos bloquearon intermitentemente el puente de Coyuca de Benítez para exigir justicia y que se fuera la Policía Federal a la Ciudad de México. Exigieron investigaciones contra sus abusos.

*    *   *

En febrero repuntaron los casos de posibles delitos de feminicidio. Hubo más mujeres asesinadas que en enero. De acuerdo al recuento hecho por Amapola Periodismo, que con el caso de Jacqueline, hubo un registro de 12 mujeres asesinadas de entre 15 a 58 años de edad.

En Coyuca de Benítez el caso de Jaqueline no fue el único. Cinco días después fue hallado el cádaver de Norma, con 15 puñaladas, de aproximadamente 30 años, en la localizad de Bajos del Ejido. 

El primer caso que se registró en el mes fue el 2 de febrero, Águeda de 58 años de edad, asesinada a tiros en Punta Maldonado, Cuajinicuilapa, región Costa Chica; el 4 de febrero fue hallada asesinada con el cuerpo en partes, una mujer en Atetetla, Huitzuco, zona Norte, junto a un hombre en las mismas condiciones.

El 9 de febrero una adolescente de 16 años fue asesinada a tiros junto a su hermano de 13 años de edad en Cocula, Norte; el 12 de febrero hubo otro presunto feminicidio en Acapulco; cinco días después el cádaver de Alma, de 35 años, fue localizado, según reportes policiacos su esposo la desapareció, luego la estranguló y abandonó su cuerpo.

El 20 de febrero, una mujer de unos 30 años fue asesinada con golpes en la cara en Ciudad Altamirano, Tierra Caliente. Ese mismo día, pero en Tlalixtaquilla, región de la Montaña una mujer de nombre Fidela fue encontrada asesinada a balazos. Para esa fecha, sólo nueve días antes de que acabara el año, otra adolescente de 16 años de edad fue estrangulada en Acapulco.

El hilo conductor de los casos de febrero cruza por la edad. Algunas asesinadas son adolescentes otras mayores de cuarenta años. En dos casos las víctimas fueron asesinadas con sus parejas, como el caso del 25 de febrero, Blanca Alicia de 53 años encontrada muerta junto a su esposo Rosendo de 60 años en Iguala, Norte, a balazos.

El 29 de febrero –en un asalto– fue asesinada por disparos de arma de fuego Marisol, otra menor de edad de 15 años, en la comunidad de El Caracol, municipio de José Joaquín de Herrera, zona Centro. En la noche de ese sábado, otra joven de 17 años fue asesinada de dos balazos en el tórax, en Apipiculco, municipio de Cocula, zona Norte del estado.

*   *   *

Al día siguiente del asesinato de Jaqueline el gobierno del estado emitió un comunicado en el que reprobó este acto de violencia y exhortó a la Fiscalía General del Estado (FGE) a realizar las investigaciones con perspectiva de género para dar con los responsables de estos hechos. 

También pidió al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que no hubiera cavidad para que este hecho quedara impune.

Mientras que la Secretaría General de Gobierno condenó el hecho perpetrado en contra de las mujeres, y el feminicidio como “la expresión más violenta y grave del machismo”.

Desde la Dirección para Promoción, Protección y Defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres –que atiende y da seguimiento a la Alerta de Violencia de Género (AVG)– reconocía que había mucho trabajo por hacer “para eliminar de raíz la violencia de género en el estado”.

Estos dichos contravienen la posición denunciada por feministas de distintas colectivas que desde hace años que denuncian un machismo institucional, ante las medidas tomadas para revertir la violencia contra las mujeres. A pesar de que se cumplirán tres años en junio, de la primera declaratoria de AVG.

La presidenta de la Asociación Estatal Contra la Violencia hacia las Mujeres, Marina Reyna Aguilar, organización que promovió esta declaratoria, emitida el 22 de junio de 2017, ha denunciado que el fenómeno del feminicidio en Guerrero está instalado, y que las acciones de la AVG son insuficientes para revertir los indicadores.

En este contexto, el gobierno del priista Héctor Astudillo Flores, prometió “trabajar en disminuir los índices de violencia por razones de género”. 

Su estrategia: “a través de la prevención y sensibilización en la población de la gravedad del problema, así como capacitar en nuevas masculinidades a los hombres generadores de violencia”. En su postura también garantizó que estas acciones de prevención y atención se extenderían a los municipios con más alto índice delictivo.

En este anuncio, el gobierno de Guerrero no puntualiza que justo es en estos puntos el compromiso que tienen desde 2017. Tampoco aclaran qué sí han hecho en las zonas más feminicidas, como la Norte, Centro y Acapulco, que son recurrentes estadísticamente cada mes, en los asesinatos de mujeres.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHG) inició una investigación de oficio por el asesinato de Jaqueline, que desde el ámbito de su competencia investigaría para esclarecer la posible participación de agentes municipales. En otro llamamiento a través de comunicados de prensa pidió a la FGE investigara el crimen.

*   *   *

Violencia en las regiones: 83 asesinatos en febrero

En febrero se registraron un total de 83 asesinatos, entre ellos 12 mujeres y 71 hombres, estos últimos de entre 13 y 71 años.

El mayor número de asesinatos de hombres se registró en Acapulco con 17; los municipios con un caso durante este mes fueron Tetipac, Atenango, Marquelia, Metlatónoc, Cochoapa, Tecpan, Tetipac, en Chilapa, Huitzuco, Tecoanapa, Cocula, Alcozauca y uno en Azoyú.

Pese a estas cifras, la Mesa de Coordinación Guerrero informó que los municipios Acapulco, Chilpancingo, Zihuatanejo, Iguala, Coyuca de Benítez, Taxco y Chilapa ya no están dentro de los 50 municipios más violentos; sólo Ometepec ocupa el lugar 23. Como una forma de asegurar que la violencia baja, cuando baja el número de homicidios.

Estas cifras reportó Guerrero al informe de enero del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública que lleva la Secretaría de Gobernación (Segob).

*   *   *

El miércoles 26 de febrero, el alcalde de Coyuca de Benítez, Alberto de los Santos Díaz, informó que hay cuatro policías municipales separados de su cargo por el acoso sexual que Jaquelin denunció, previo a su asesinato, los cuales son investigados. Pero dijo que no daría más detalles por la secrecía de la investigación.

Los policías separados de su cargo son originarios de otros estados y municipios. No especificó cuáles.

El fiscal Jorge Zuriel de los Santos Barrila pidió información a su administración. El alcalde dijo que colabora con la FGE para esta investigación. 

Tras el asesinato de Jacqueline en Coyuca de Benítez se implementó el programa Te Quiero Segura. Con este programa el ayuntamiento pretende capacitar al cuerpo policíaco, hacer una campaña de “prevención, sensibilización y desnaturalización de la violencia de género, y atención y respuesta institucional a los actos de violencia de género”.

Los municipios, según han denunciado varias activistas que exigen justicia por los casos de feminicidio en Guerrero, son los entes menos preparados para una emergencia así. No han aportado suficientes acciones colaborativas puntuales para revertir la violencia feminicida. No cuentan ni con los centros especializados en atención de violencia de género.

Por eso, los compromisos vistos después del asesinato de la chica de 17 años de edad, han sido vía boletines de prensa, promesas de protocolos de actuación y de respetar los derechos humanos. Desde hace casi tres años de la AVG, las acciones para los municipios no se han informado en forma clara.

El alcalde se atrevió a informar que abrirá La Casa violeta, un centro donde pretende dar atención psicológica, seguimiento y acompañamiento a casos como el de Jacqueline, quien denunció en Facebook el acoso, y quizá, podría prevenirse el asesinato.

Esta plataforma nace de la necesidad de buscar verdades y cuestionarnos desde el periodismo el mundo que habitamos, principalmente nuestro entorno. La apuesta es a generar un diálogo. Que nuestros lectores tomen el periodismo como un bien público y juntos abramos brechas.

Deja tus comentarios

Relacionados

A %d blogueros les gusta esto: