Fandanguear, lo que le urge a la niñez

Se pusieron a fandanguear en urgencia, envueltos de felicidad por el puro gusto de estar en la libertad. La chamaquiza en el Museo Globo durante el concierto de Los Keliguanes volvió a sentir que vibraban sus corazones en pandemia.

Te sugerimos leer Niñez y albergues: con o sin pandemia viven en confinamiento

Ahí tuve la oportunidad de volver a ver en vivo al cantautor Luis Delgadillo en su faceta de promotor de la cultura para la niñez.

Una mitad de mi estuvo en un nostálgico toquín de rock por la estridencia y la otra, gozando con las crías ritmos caribeños, blues y tradiciones andinos y sureñas de México.

Recorrido místico

Lo que presentó Luis y Los Kelihuanes, es el disco más reciente titulado Un fandanguito Keliguán y el concierto fue financiado por el Sistema de Apoyos a la Creación y Proyectos Culturales del FONCA.

Lo que encuentras dentro del disco son pasajes musicales sobre místicos -y reales- personajes de la cultura mexicana, caribeña y andina.

Aluxes, jaguares, el espíritu de baubñu, yemayá la reina del mar, el ukuku, el torito silbador en la fiesta Guelaguetza en Oaxaca y para cerrar, el cuento original de Delgadillo Amaru, el niño del dragón plateado.

El espectáculo por su estridencia vale y lo que lo lleva a otro nivel, son personajes bien confeccionados en zancos y la bailarina animadora que levanta a niñas y grandes.

Te sugerimos escuchar La Oreja verde, 30 de abril la deuda social con la niñez

Corazones en pandemia

Luis Delgadillo hizo sudar un sábado de julio en el Museo Globo a las familias y quienes se quedaron con pila, entraron al recorrido por la exposición Corazones en pandemia.

Primero un taller fue el momento creativo desde lo que la imaginación apaciguada por el encierro dio: brillantina, listones, resistol, colores.

Doce participantes caminaron por las salas de exposición con su corazón en la mano, para echarse la proyección de un corto animado de la pareja icono Rita Basulto y Juan José Medina.

Te sugerimos escuchar “Extraño ver a mis amigos y convivir”. Así llevan niñas y niños la escuela en casa.

Pusieron en el piso sus corazones a jugar para después bajar a otra sala y conocer los personajes animados del cortometraje.

Al frente de Museo Globo está Jorge Triana y al terminar la jornada contó a Perimetral su apuesta: mantener la línea de conexión entre salas museografía, inclusión social y una pedagogía del juego.

Te sugerimos Abandono de niñez y adolescencia en LadoB

Si quieres las rolas de Un Fandango Keliguán, las consigues en plataformas para bajarlo o en los conciertos en vivo.

* En Perimetral estamos comprometidas a mantener la línea periodística de los contenidos, con ética y enfoque de derechos humanos.

¿Te gusta lo que escuchas y lees? ¿Te sirve?

Sé parte de la audiencia activa que sostiene este proyecto de largo aliento. Haz tu donación monetaria a través de [email protected] **

Radialista y reportera desde la adolescencia. Cubro la agenda social con perspectiva de derechos humanos, la fuente cultural me forjó en la etnografía. Han caído premios en la Bienal Internacional de Radio, premios estatales, nacionales e internacionales, pero lo que más me motiva es hacer ruido con el periodismo sonoro. Soy parte de la Red de Periodistas de a Pie.

Deja tus comentarios

Relacionados