Desapariciones forzadas de junio en mesas de diálogo: ni verdad ni justicia

Radialista y reportera desde la adolescencia. Cubro la agenda social con perspectiva de derechos humanos, la fuente cultural me forjó en la etnografía. Han caído premios en la Bienal Internacional de Radio, premios estatales, nacionales e internacionales, pero lo que más me motiva es hacer ruido con el periodismo sonoro. Soy parte de la Red de Periodistas de a Pie.

Fotos: Felix Márquez

Guadalajara, Jalisco.- Después de cinco mesas de diálogo a puerta cerrada con fiscales, el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, un desfile de políticos y doce puntos que a manera de recomendación envió en comunicación privada la oficina de la Alta Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México al gobierno de Jalisco, el centenar de víctimas de detención y desaparición forzada del 5 de junio, está lejos de conocer la verdad y tener acceso a la justicia.

Aunque la actuación del personal de la fiscalía fue a plena luz de día y quedó registrada en videos, la lente de varios fotógrafos, docenas de periodistas y transeúntes alrededor de la calle 14, la apuesta del gobierno del estado sobre tales actos de la autoridad, es a administrar el conflicto.

Monserrat y Flavio, son los dos sobrevivientes de desaparición que contaron a Perimetral todos los detalles de su vivencia el viernes 5 de junio, cuando se dirigían a la zona industrial para la protesta por la liberación de 28 detenidos un día antes.

Ambos han asistido a cinco reuniones de diálogo con Enrique Ibarra Pedroza secretario general de gobierno, con el fiscal anticorrupción Gerardo de la Cruz y representantes de la fiscalía del estado; todo ha sido mediado por la Comisión Estatal de Derechos Humanos, el organismo de mandato autónomo que ha trabajado para el poder ejecutivo, en este caso.

¿Cómo ha sido este proceso? Flavio a quien aún le queda pendiente una operación en la nariz por la fisura que le provocaron los golpes de los agentes ministeriales al subirlo a una camioneta, cuenta:

Es muy confusa toda la información que se maneja, nunca hubo una transparencia y claridad incluso los mismo funcionarios del gobierno o sabían qué seguía. Nosotros sabemos que la Fiscalía General atrajo el caso pues pusimos la denuncia penal pero en las reuniones en la CEDHJ nunca supimos claramente se seguía todo era en el tono de la especulación”

Detenido y desaparecido el 5 de junio 2020 sobre la calle 8 de julio

Un hito al que todos le meten mano y jalan agua

El presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios, Francisco Javier Armenta; la presidenta del PRD en Jalisco, Natalia Juárez; el senador de Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda; y hasta el sindicato de académicos de la Universidad de Guadalajara, han asistido y presenciado la forma atípica de atender, reconocer y resolver graves violaciones a los derechos humanos; estos personajes ante presencia de la Comisión Estatal Ejecutiva de Atención a Víctimas, tuvieron pase directo para participar y hablar en las mesas de diálogo con las víctimas, según narraron a Perimetral.

Después de una visita que hizo el fiscal de Jalisco, Octavio Solis Gómez a Alejandro Hertz Manero titular de la FGR, en lo que algunos interpretan como una clara negociación política, se logró la atracción del caso por el ministerio público federal pero a las víctimas nadie les ha contactado nada, como lo explica Monserrat.

Detenida en la calle 8 de julio y torturada psicológicamente en una camioneta el 5 de junio 2020

A nosotros nos dijeron que el 14 y 15 de junio vinieron de la FGR; por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos no hemos podido tener contacto con ellos, el presidente de CEDHJ dijo que estaban atareados para reunir la carpeta y cerrarla con testimonios porque iba a venir a atraer el caso; nosotros no sabemos nada o si realmente vino, no hay transparencia”

-Y contacto con la FGR?
-No

Si bien la Comisión Estatal Ejecutiva de Atención a Víctimas se aceleró en cubrir el costo de los objetos retenidos por el personal de la Fiscalía del Estado: teléfonos celulares, mochilas y bicicletas, omitió expedir el alta de reconocimiento de calidad de víctima a quienes han estado en las mesas de diálogo, o si existe tal constancia, no se exhibió ante las personas.

La Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción abrió dos carpetas, una por los actos de gobierno el jueves el 4 de junio y otras por las desapariciones del 5 de junio; las dos que abrió la FE se transfirieron al fiscal anticorrupción quien a decir de las víctimas relataba sus avances pero transmitía poca certeza del proceso porque “sin denuncia de por medio” aunque tuviera identificado a personal que participó ese día, no podía emprender nada.

Flavio fue golpeado y le lanzaron en cima su propia bicicleta

En otros momentos iban ministerios públicos a tomar datos incluso pactar diligencias de campo para hacer una reconstrucción de lo que sucedió”

De reuniones acuosas quedaron solo once víctimas, una es menor de edad y le representa una familiar. Aquel joven originario de Yucatán que trabajaba en una farmacia del centro y al salir al cajero fue detenido por policías del estado y señalado de los disturbios el 4 de junio -amenazado de ser despedido de su empleo- no volvió; la mujer que caminaba por las calles de la fiscalía después de trabajar y la subieron a una camioneta para agruparla en “las jaulas” el 5 de junio bajo el pretexto de sedición, tampoco sabe de las mesas de diálogo; de ella recuerdan que ni siquiera sabía quién era Giovanni López.

Hermetismo de instancias y agrupaciones civiles

Perimetral solicitó entrevista en la oficina de la Alta Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos para hablar no sólo de la comunicación del 7 de junio sino en general de una opinión técnica sobre la represión y las desapariciones forzadas: se negaron a hablar y tampoco han charlado con la víctimas o al menos no con las de las mesas de diálogo. Fue en ese espacio pero en la última sesión celebrada en el Cabañas y cuando ya el gobernador Enrique Alfaro había respondido los doce puntos el 8 de junio, que les dieron a conocer el contenido de esa comunicación, advirtiéndoles, no podían revelarlo. Así lo cuenta Monserrat.

Tiene temor a las represalias

-Cómo se enteran de la comunicación de la oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ¿participaron?

“Nos enteramos el lunes 6 de julio, todos las desconocíamos y se leyeron. Esas recomendaciones venían con respuesta del gobierno. Lo que recuerdo de las recomendaciones fueron en el sentido de revisar los protocolos de actuación de la policía, los excesos y privación ilegal de la libertad. El tono de las respuesta es hacer una revisión de las policías, de la seguridad, los mandos y ofrecer un mecanismo de reforma para cambiar… a grosso modo

El sigilo de la comunicación diplomática imprime poca certeza sobre el contenido y las respuestas que por la dimensión de los hechos y el número de actos delictivos, resulta de interés para quienes llevan investigaciones por familiares desaparecidos, para las víctimas de los días de junio y toda la sociedad. A esto se suma que varias víctimas han emprendido estrategias legales diferentes, consultan a organismos civiles aquí y en la ciudad de México lo que vuelve fácil la fragmentación al gobierno administrar el conflicto; en lo que coinciden es en el Colectivo Somos 456 como ya lo dieron a conocer.

En Jalisco existe una Subsecretaría de Derechos Humanos y el Mecanismo de Protección que ha brillado por su ausencia en estos meses de tensión social. Enrique Ibarra Pedroza entregó a las víctimas que así lo solicitaron por temor a represalias, botones de pánico para su geolocalización; tales dispositivos digitales pertenecían al ayuntamiento de Zapopan.

Cerrar la herida sólo con un acto público o memorial

Ante la opinión pública la Fiscalía del Estado tocó fondo, pero no parece suficiente y el titular es inamovible. Al Colectivo Somos 456 les interesa refrendar el derecho a la libertad de expresión y la libre manifestación de las ideas; parte de lo que planean lo cuenta Flavio.

Nos hemos dado cuenta que con la reconstrucción de otros testimonios hemos podido entender qué pasó ese día. Otra actividad que hemos decidido como colectivo es un memorial que podamos convocar a un artista plástico para hacer algo representativo para ocupar un espacio público y que no vuelva a suceder; nos preocupan las generaciones futuras, construir un simbolismo poderoso como una referencia a esta sociedad enferma de la violencia. Como víctimas tenemos muy claro de por dónde vamos a caminar pero la incertidumbre viene de los procesos jurídicos y políticos, todo esto se ha hecho político porque no estamos en igualdad de condiciones”

Deja tus comentarios

1 comment

Relacionados