Alcaldes se solidarizan con las mujeres, pero no las contratan

Se solidarizan con las mujeres y advierten que las funcionarias no tendrán represalias si paran este 09 de marzo

Decisiones.- Las mujeres servidoras públicas de la región Ciénega que se sumen al paro de labores este nueve de marzo, como protesta tras los feminicidios y violencia que sufren las mujeres del país, no tendrán represalias o amonestaciones laborales, a decir de los alcaldes. Sin embargo, esta solidaridad termina a la hora de distribuirles los puestos de confianza y los salarios. 

Ningún municipio de la región cumple con la paridad en sus puestos de primer nivel, esto quiere decir que hay más hombres que mujeres tomando decisiones en las presidencias municipales, los únicos órganos paritarios son los cabildos, justo porque en la última reforma electoral se hizo obligatoria la paridad en las planillas electorales. 

La investigadora del Centro Universitario de la Ciénega de la Universidad de Guadalajara, María Guadalupe Ramos Ponce, explicó que los alcaldes pueden estar a favor o en contra del paro, pero que una huelga o un paro no se hace con permiso sino como protesta. 

Expresó que es importante que no sólo se queden los alcaldes con buenas intenciones sino que deben ser ellos quienes empiecen a cambiar las políticas públicas a favor de las mujeres.

“Nadie les estaba pidiendo permiso, cuando se convoca una huelga, no pides permiso para ponerte en paro, justo ese es el impacto político que tiene, entonces no es un permiso el que se solicita, no, es un llamado de atención a todos los actores y actoras involucradas en estos procesos, para que se den cuenta de que que es lo que están haciendo, cada quien en su ámbito, por disminuir las desigualdades en contra de las mujeres, y por erradicar las violencias contra las mujeres”, comentó Ramos Ponce.

Sin embargo, El alcalde de Ocotlán, Paulo Gabriel Hernández, el de Jamay, Juan Luis Aguilar García, el de Tototlán, Sergio Quezada Mendoza, el de Atotonilco el Alto, Cruz Carrillo Solis y de Poncitlán, Luis Miguel Nuñez López, aunque aseguraron ser solidarios y estar a favor del paro de mujeres de este 9 de marzo, no reflejan claridad en sus políticas públicas para erradicar la violencia en sus municipios, ni siquiera dentro de su ayuntamientos con lo que sí depende directamente de ellos que es la distribución de puestos de confianza. 

En las nóminas más actuales de estos cinco municipios de la región Ciénega, Decisiones sumó la cantidad de puestos de primer nivel ocupados por mujeres y la comparamos con la de los hombres. Enseguida se muestra el resultado que arrojó este ejercicio. 

Ocotlán 

En Ocotlán hay 35 hombres entre direcciones, jefaturas y coordinaciones mientras que son sólo 12 las mujeres que ocupan estos mismos tipos de cargos, es decir, una tercera parte, en cuanto a lo que ganan, en promedio las mujeres reciben a la quincena 8 mil 368 mientras que los varones 10 mil 423 pesos.

Además de los pocos puestos disponibles para mujeres existe una brecha salarial, ya que la mujer que más gana en Ocotlán es la contralora quien percibe 14 mil 850 pesos quincenales, mientras que el varón que más gana es el tesorero y recibe 19 mil 831 a la quincena. 

En el caso de Ocotlán, se realizan charlas de concientización, programas de prevención de violencia familiar en algunas colonias con el programa federal FORTASEG y tras tres años de gobierno del mismo presidente hasta este 2019 se realizó un estudio para diagnosticar la violencia en la mujer en el municipio.

Sin embargo, la violencia familiar sigue siendo el delito que más se comete, según el Semáforo Delictivo de Jalisco, durante 2019 Ocotlán registró 145 casos. 

Este año, personal del Instituto de la Mujer Ocotlense encabezó una marca para exigir un alto a la violencia en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer en noviembre pasado, sin embargo, no existe aún protocolo para denunciar el acoso sexual u hostigamiento de los funcionarios públicos. 

Durante este 2020 el Instituto trabajará en un protocolo que sólo apoye a las mismas funcionarias a denunciar acoso u hostigamiento sexual, también trabajarán en la concientización con algunas empresas sobre las necesidades de la mujer en el mundo laboral y por medio de una plataforma digital eficientará el trabajo del Instituto. 

Pero, el trabajo de concientización hacia los varones queda en el aire, así como la erradicación de la brecha salarial en el Ayuntamiento y la delegación de puestos de confianza. 

Jamay

Jamay es el municipio más equitativo laboralmente hablando, sin embargo tampoco logra la paridad ni elimina la brecha salarial, de los 22 puestos que se analizaron, hay seis mujeres ocupando puestos directivos mientras que son 16 los hombres quienes tienen este tipo de cargos. 

En cuanto al promedio de sueldo, hay una diferencia de mil pesos, los varones ganan en promedio 4 mil 713 y las mujeres 3 mil 934. 

En Jamay, el instituto trabaja en la capacitación del personal de la policía pública para atender con mayor sensibilidad a las mujeres que denuncien violencia en sus hogares.

Para la conmemoración de este 8 de marzo, entregaron reconocimientos a mujeres destacadas del municipio, pero tampoco informan con claridad sobre los pasos a seguir para erradicar casos de violencia. Según la página de transparencia, en 2018 se aprobó el reglamento para garantizar una vida libre de violencia de la mujer, pero no hay alguna normativa que provoque la paridad en los puestos directivos en el Ayuntamiento. 

Atotonilco el Alto  

En Atotonilco hay cuatro puestos de primer nivel de mujeres contra 31 de varones, respecto al pago es el único municipio que les paga equitativamente a las mujeres sin embargo sólo tiene a cuatro mujeres tomando decisiones. 

En promedio las directoras ganan 7 mil 13 pesos, mientras que los hombres reciben 6 mil 855 pesos, sin embargo, desde 2016 aprobaron el Reglamento Municipal para la Igualdad entre Mujeres y Hombres para el Municipio de Atotonilco el Alto, en el cual se establece que el ayuntamiento debe promover el principio de igualdad en el mercado laboral público y privado así como el principio de salario igual respecto de igual trabajo, situación que no ocurre. 

Tototlán 

En el caso de las nóminas de Tototlán y Poncitlán no se informan los cargos de cada una de las personas contratadas, sin embargo, el ejercicio que se hizo en Decisiones fue sumar la cantidad de mujeres y hombres que ganaban más por dependencia y se promedió su salario. 

Según las nóminas publicadas en la página de internet del ayuntamiento de Tototlán, existen 37 dependencias, en siete dependencias el sueldo más alto corresponde a una mujer, en las otras 31 direcciones el sueldo más alto pertenece a los varones. 

En Tototlán el promedio de sueldo de hombres es de 6 mil 555 y el de las mujeres es de 5 mil  141 pesos. 

En este municipio ribereño ya se cuentan con los reglamentos de Reglamento Municipal para la Igualdad Sustantiva entre Hombres y Mujeres de Tototlán  y el de Reglamento de Acceso de las Mujeres a una vida libre de Violencia, y aunque dice lo mismo que el que tiene aprobado, Jamay, Ocotlán, Poncitlán y Atotonilco, tampoco es suficiente para garantizar la paridad al menos en el ayuntamiento. 

Poncitlán 

En Poncitlán las mujeres tampoco toman decisiones en la administración pública, según las nóminas del ayuntamiento, de las 45 dependencias del municipio, solamente cinco mujeres están a la cabeza, 38 direcciones, coordinaciones o jefaturas son dirigidas por hombres. 

En cuanto a los sueldos el promedio de hombres es de 7 mil 297 mientras que las mujeres en promedio ganan 6 mil 576. 

En Poncitlán se realizan talleres de género en diferentes escuelas de las delegaciones y por medio de las redes sociales del Instituto de la Mujer se promueven la erradicación de la violencia, pero no hay acciones concretas, de 2015 a la fecha han muerto seis mujeres por arma de fuego y 2 más fueron estranguladas.

A esto se suma el alto riesgo que vive día a día las mujeres en la ribera por no tener acceso a un medio ambiente sano y que provoca en ellas y sus bebés enfermedades. 

¿Para qué hacer un paro de mujeres? 

Diferentes grupos feministas han llamado al paro nacional de mujeres en México para protestar por lo violencia feminicida, sin embargo, aunque hay posturas encontradas al respecto.

La investigadora Guadalupe Ramos Ponce explicó que sería importante que las mujeres frenen sus actividades este 9 de marzo con o sin permiso de sus superiores para medir el impacto que puede tener en las mujeres, las cuales son las de los cuidados y las atenciones en los espacios domésticos, pero también movilizan el mundo en muchos sentidos.

La abogada realizó un llamado a toda la comunidad masculina, a reflexionar sobre qué pasaría si no hay mujeres, a que se hagan cargo de sus violencias.

“La invitación es a que en todos esos espacios hagan reflexión profunda, de que es lo que ocurre si no está una mujer, medir el alcance de trabajo no pagado, el trabajo que siempre está presente de las mujeres en todas las áreas y no es pagado, no es remunerado y no es reconocido, que se hagan cargo de sus violencias, que hagan reflexión profunda de las violencias que ejercen los hombres, y de que van a hacer para parar esas violencias”, dijo.

Periodista en Decisiones. Fui reportera en Radio Universidad de Guadalajara en Ocotlán, colaboré en el proyecto “Tú y yo coincidimos en la noche terrible” donde narré la desaparición forzada del periodista, Mario Alberto Crespo, quien todavía no aparece. Trabajé en el periódico Mi Región, me diplomé en transparencia, acceso a la información y protección de datos personales. Me gusta conocer sobre política y creo en que el periodismo debe ser útil.

Deja tus comentarios

Relacionados