Síguenos en redes
Buscar
Escúchanos en

Detectan concentraciones de malatión y glifosato en agua potable de El Mentidero

AUTLÁN.- Niveles de nitratos que rebasan el límite de la NOM-127-SSA1-1994 y presencia de plaguicidas como malatión y glifosato, fueron detectados durante un muestreo del agua potable que abastece a la comunidad de El Mentidero, en Autlán de Navarro.

Alumnos de la Ingeniería en Recursos Naturales y Agropecuarios (IRNA) del Centro Universitario de la Costa Sur de la Universidad de Guadalajara, realizaron esta toma de muestras de agua, guiados por el profesor investigador, Luis Manuel Martínez Rivera, quien en entrevista a Letra Fría explicó cómo se dio este muestreo de agua:

“Mandamos a hacer un muestreo de diez casas en El Mentidero y diez casas en Las Paredes, un poco para comparar cómo estaba la situación, como las dos están rodeadas de muchas parcelas agrícolas. Entonces tomamos agua directamente de la llave, porque finalmente es como la usan las familias”, dijo el investigador.

Con este muestreo realizado en Las Paredes y El Mentidero, resultó que los nitratos rebasaban los límites establecidos en la NOM-127-SSA1-1994, donde señala que no deben pasar de los 10 mg/l (miligramos por litro).

En el caso particular Las Paredes, de las diez muestras realizadas, solamente en dos se rebasó el límite máximo permitido, pues en una de las muestras se encontró una concentración máxima de hasta 12.6 mg/l. Mientras que, en El Mentidero, de las diez tomas, en seis rebasó los límites máximos, llegando a concentraciones de hasta 19.6 mg/l.

El exceso de nitratos que son compuestos químicos inorgánicos derivados del nitrógeno y que se encuentran de manera natural en el suelo, alimentos y las aguas superficiales y subterráneas, pueden provocar efectos nocivos si se consumen en altos niveles. De acuerdo con Martínez Rivera, esta concentración de nitratos puede ser provocada por fertilizantes inorgánicos y orgánicos, purines y estiércol, actividades industriales y urbanas (vertidos efluentes, aguas residuales, etc.), herbicidas y plaguicidas que contienen nitratos.

Una vez revelados los resultados de concentración de nitratos, también se analizó la concentración de plaguicidas en estas muestras de agua, por lo que se hizo un análisis en el laboratorio del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI), de la mano del Dr. Aarón Peregrina Lucano, experto en el tema.

Entre los resultados, se encontró que el agua que abastece a Las Paredes no presenta concentraciones de plaguicidas, pero El Mentidero sí, en el agua potable de las diez casas muestreadas en tres se encontraron concentraciones del insecticida malatión, la más alta de 471.45675 ng/mL (nanogramos por mililitro), mientras que en siete se detectó el herbicida glifosato, la concentración más alta es de 8249.6845 ng/mL.

Para Martínez Rivera, se trata de concentraciones un tanto altas que representan un riesgo más para la población de El Mentidero, pues ya no solo es el aire, sino también el agua que usan:

“Son concentraciones más o menos que son altas y que representa un riesgo a la salud, probablemente toda la gente tome de garrafón pero hay gente que creo que de todos modos que no tiene recursos toma agua de la llave y la usa para lavar sus alimentos, para cocer sus alimentos, lavar ropa y entonces resulta que la lavas para quitarle los pesticidas y en el agua los estás agregando”, enfatizó.

El profesor investigador explicó que esta es otra problemática que debe ser atendida y supervisada por el municipio y por las autoridades competentes:

“Debe atender rápidamente el municipio esta situación, porque finalmente el municipio es el responsable del abastecimiento de agua y de su calidad y la Secretaría de Salud de supervisar a ver cómo está esta agua que básicamente ahorita no es adaptada para abastecerla, aunque no se beba la NOM 127 dice que el agua de la llave que no debe traer ese nivel de concentración ni de nitratos ni de pesticidas”, advirtió.

Aunque harán más investigaciones, Martínez Rivera dijo que aún falta conocer cuál es la profundidad de los pozos y su ubicación. De momento pide a la población de El Mentidero no beber agua de la llave, ni siquiera hervida, pues esto, dijo, no elimina ni los nitratos ni los pesticidas y que tampoco sea usada para cocer los alimentos.

Información extraída de Letra Fría

Egresada de la Licenciatura en Periodismo del Centro Universitario del Sur, de la Universidad de Guadalajara. Ganó el Premio Especial James Rowe al Periodismo de Investigación 2015, en la categoría estudiantes universitarios, otorgado por el Foro de Periodismo Argentino, en Buenos Aires.

Deja tus comentarios

2 comments
  • Hola Mayra, quisiera saber qué pasó en El Mentidero tras los resultados de los estudios de contaminación del agua por plaguicidas. Se realizaron más estudios por parte de la universidad? Qué pasó con los niños afectados por los químicos tóxicos? Me parece un tema relevante, que requiere seguimiento. Saludos.

Relacionados

A %d blogueros les gusta esto: